Consejos para fortalecer el vínculo con tu perro

Francisco María García · 31 enero, 2018
La gran inteligencia y sensibilidad de los canes les convierte en mascotas ideales para todo aquel que busque el afecto sin reservas, pero ellos también requieren de una mínima atención para reforzar la relación con su dueño: educación con refuerzo positivo, actividades conjuntas y empatizar en base a su lenguaje corporal...

Mucha gente sueña con encontrar en un perro el soñado amigo fiel, que les aporte amor incondicional y les comprenda hasta sin hablar. Lo que algunos olvidan es que la amistad con un can también es una relación que requiere dedicación y compromiso.

Si se desea conquistar esta confianza de nuestras mascotas y también su afecto, es fundamental fortalecer el vínculo con tu perro. ¿Qué acciones hay que llevar a cabo para esta comunicación entre mascota y dueño?

Tu perro es un ser único

Cuando elegimos adoptar un can, debemos prepararnos para incluir un nuevo integrante en nuestra familia y en nuestro hogar. Siempre hay que recordar que una mascota no es un hobby, ni un adorno para la casa, ni mucho menos un juguete para nuestros hijos.

Un perro es un ser vivo, dueño de una personalidad propia, con gran sensibilidad y notable inteligencia. Si perdemos la oportunidad de conocer la esencia de nuestro can, jamás descubriremos que él es un ser único.

No hay que dejar de observar el comportamiento de nuestra mascota, fijarse en sus juegos favoritos, en las transformaciones de su cuerpo y de su mente, y en su evolución dentro de la convivencia de su hogar.

Unión entre perro y humano

Además de reconocer su personalidad y disfrutar con sus habilidades, tendremos que observar los posibles cambios en su aspecto o conducta. Si vemos cualquier detalle o signo anormal, es fundamental consultar a tu veterinario de confianza.

Cómo fortalecer el vínculo con tu perro

De la misma forma que nos dedicamos a conservar las amistades de nuestra infancia o adolescencia, también debemos renovar los lazos de afecto con nuestros peludos. ¿Cómo? A continuación te proponemos algunos tips para fortalecer el vínculo con tu perro y disfrutar de su compañía.

Conocer su lenguaje corporal

El ladrido es la forma de expresión más fácilmente reconocida por los humanos, pero los perros son dueños de un riquísimo lenguaje corporal. Tu perro habla con todo su cuerpo; basta aprender a observar e interpretar su comunicación no verbal.

A través de su cola, orejas, patas y expresiones faciales, tu peludo expresa sus sentimientos, pensamientos y estados de ánimo. Al aprender sobre su lenguaje corporal, será más simple reconocer sus deseos o necesidades, así como averiguar posibles síntomas de estrés, ansiedad, aburrimiento, etc.

El mejor amigo del hombre: perro

Además, tu mejor amigo se sentirá más seguro y amado al reconocer que es comprendido. Es tu forma de decirle que es parte de la familia y que su presencia es suficientemente valorada.

Crear momentos inolvidables

Muchas veces vemos fotografías hermosas de humanos y perros disfrutando de momentos de alegría, y pensamos :“Cómo me gustaría estar ahí”. Pero nos puede costar entender que los momentos los hacemos nosotros mismos.

Disfrutar un bello paseo, pasar un poco más de tiempo en casa, ir de viaje con tu amigo y muchas opciones más. Todo es posible si contamos con dedicación, voluntad y la debida planificación. Hay que recordar que las ocasiones ‘perfectas’ para ser feliz y reforzar el vínculo con tu perro jamás aparecen por arte de magia.

Reservar 30 minutos de tu día para ejercitarte junto a tu mejor amigo, resulta mucho más fácil de lo que te imaginas. Y ello ofrece numerosos beneficios para la tu salud y la de tu perro. ¿Qué esperas para incluir a tu mejor amigo entre tus prioridades?

Amor entre perro y dueño

El apetito es el mejor amigo del amor

Seguramente, tu infancia está repleta de aromas y sabores que te hacen recordar a tu familia, amigos y lugares favoritos. O te sientes realmente feliz cuando alguien prepara aquel platillo especial que es tu favorito.

Al igual que nosotros, los canes conectan los aromas, texturas y sabores favoritos a sus recuerdos y sentimientos.  Por ello, prepararle una rica comida es una excelente manera de invertir en reforzar el vínculo con tu perro. Además, conseguimos diversificar su dieta, incluyendo algunos alimentos frescos y naturales en su platillo favorito.

Un sabroso arroz preparado en caldo de pollo, una tarta especialmente para él, o un bocadillo rápido de preparar. La cuestión es decirle a tu mejor amigo que él está presente en tus recuerdos, merece tu atención y afecto.

Educación, sí; violencia, jamás

Educar a tu perro es una de las mejores maneras de dedicarle tiempo y optimizar los momentos que pasan juntos. El entrenamiento de un can, principalmente de un cachorro, debe contener un alto índice de juego; el juego funciona como un elemento lúdico, que permite el aprendizaje por medio de la estimulación física, cognitiva, social y emocional.

Para reforzar el vínculo con tu perro y enseñarle algunos ejercicios o trucos, es fundamental utilizar el refuerzo positivo. La violencia, los abusos físicos y emocionales son contraproducentes para la educación de cualquier especie; y favorecen el desarrollo de conductas agresivas, asociadas a experiencias traumáticas.