6 especies de perdices

Yamila · 27 febrero, 2018
Se diferencian de otras aves en lo referido a la construcción del nido, que en este caso lo disponen en el suelo; son de tamaños y plumajes parecidos, aunque hay algunos ejemplares muy particulares en este sentido

Las conocemos fundamentalmente porque en algunas culturas se emplea su carne como alimento. En este artículo te contamos sobre algunas de las especies de perdices que viven en casi todo el mundo.

¿Cuántas especies de perdices existen?

Estas aves no migratorias que anidan en el suelo y se alimentan de semillas, están divididas en dos grandes familias: Phasianidae y Odontophoridae. Entre ellas podemos destacar las siguientes especies de perdices:

1. Perdiz moruna

Este ave es nativo del norte de África, de ahí el calificativo de moruna, y se caracteriza por tener casi todo el cuerpo de color gris, a excepción de líneas blancas y marrones debajo de las alas y el cuello rojizo y blanco. El pico y las patas son rojos.

La perdiz moruna –imagen que encabeza este artículo– mide unos 36 centímetros, es monógama y siempre regresa con su pareja en cada época de reproducción, en primavera. Entre el macho y la hembra construyen el nido con hojas y plumas. Cada puesta es de 10 a 16 huevos, que son empollados durante casi un mes. A los 10 días de nacidos, los perdigones ya pueden volar solos.

2. Perdiz roja

Nativa de Europa –Francia, península ibérica e Italia principalmente– la perdiz roja es terrestre, sedentaria y elige planicies o montes bajos para reproducirse. Se alimenta de semillas y vegetales, aunque los ejemplares jóvenes pueden consumir también pequeños insectos.

Cuchichi: canto de la perdiz

La perdiz roja mide unos 40 centímetros de alto y pesa menos de medio kilo; su cuerpo es robusto, presenta un pico pequeño de color rojo, al igual que los bordes de los ojos, y el plumaje es marrón con tonos rojizos y manchas blancas.

3. Perdiz pardilla

Vive en Europa y Asia, en terrenos montañosos de más de 1 000 metros de altitud o en llanuras. Mide unos 30 centímetros de alto, su plumaje es gris pardo con marcas marrones en las alas, pico pequeño color claro y patas grises.

Perdiz pardilla

Al igual que la mayoría de las especies de perdices, la pardilla se alimenta de semillas y, cuando necesita proteínas, incluye insectos a su dieta. Se agrupan por las noches para protegerse de los depredadores, y siempre mantienen la misma pareja.

4. Perdiz tibetana

En apariencia es algo diferente a los demás miembros del género Perdix, aunque sí coincide en cuanto a tamaño, cerca de 30 centímetros. Tiene un patrón negro y blanco en el rostro, el vientre es marrón claro y las plumas pardas con manchas más claras.

Perdiz tibetana

Habita las laderas, montañas y prados de Siberia, y si bien no es migratoria, desciende a las llanuras durante el invierno, donde encuentra más alimento –fundamentalmente semillas– y no hace tanto frío. En verano forman los nidos –son monógamas– en las mesetas y los machos ayudan en la crianza de los polluelos.

 

5. Perdiz griega

Su nombre científico es Alectoris graeca y no solo vive en Grecia, sino también en las zonas rocosas de los Alpes, los Balcanes, Sicilia y la península itálica. Mide cerca de 33 centímetros y se parece mucho a la perdiz roja, salvo que la griega tiene el plumaje más grisáceo y el cuello es blanco con un ribete negro muy llamativo.

Perdiz griega: características

6.Perdiz chukar

La alectoris chukar es una especie que habita en toda la costa del Mar Mediterráneo y hasta en China y Asia Central. Fue elegida como el ave nacional de Pakistán y ha sido introducida en otras latitudes del mundo como, por ejemplo, en Hawái, Canadá y Estados Unidos.

Perdiz chukar

Hasta el momento se conocen 14 subespecies de esta perdiz, según su ubicación en Eurasia. Entre las características que comparten podemos destacar que su plumaje es de tonos suaves (grises con detalles en blanco, negro y rojo), que en invierno forma grupos de hasta 40 ejemplares y que se alimentan de insectos, brotes y semillas.