5 serpientes de coral

Yamila · 21 junio, 2018
Afincadas en las zonas tropicales, estos reptiles tienen en común que son venenosos y que destacan por sus llamativos colores

También conocidas como coralillos, las serpientes de coral son un grupo venenoso cuyo hábitat son las zonas tropicales. Se caracterizan por sus colores, principalmente rojo, negro y amarillo. Te informamos sobre algunas de ellas en este artículo.

¿Cuántas serpientes de coral existen?

Las serpientes de coral se dividen en dos grandes grupos: las del Viejo Mundo (16 especies y dos géneros, Calliophis y Sinomicrurus) y las del Nuevo Mundo (73 especies y tres géneros, Micrurus, Leptomicrurus y Micruroides). Entre ellas podemos destacar:

1. Serpiente de coral oriental

Únicamente se la puede hallar en el noreste de México y el sudeste de Estados Unidos y, en muchos casos, se confunde con la serpiente escarlata, que es inofensiva. Prefiere las zonas selváticas tropicales, los bosques y los pantanos.

La serpiente de coral oriental –foto que abre este artículo– mide unos 80 centímetros y el patrón de sus escamas está compuesto por anillos anchos rojos y negros separados por aros angostos amarillos. Se alimenta de lagartos y serpientes pequeñas, y el veneno puede matar al 20% de las personas que son mordidas.

2. Serpiente de coral amazónica

Es otra de las serpientes de coral que pertenece a la familia de las Micrurus, pero en este caso es más grande: cerca de 120 centímetros de largo. Los anillos son principalmente negros y anchos, con algunos intercalados en rojo y en plateado (estos últimos más delgados).

Serpiente de coral amazónica

Existen cuatro subespecies de la serpiente de coral amazónica, las cuales viven en América del Sur: Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Argentina y Venezuela.

3. Serpiente de coral centroamericana

También es una serpiente de coral del Nuevo Mundo, ya que su área de distribución comprende el sur de México hasta el norte de Colombia. Es un animal nocturno y crepuscular, muy venenoso (la toxina que inocula puede ser mortal para las personas), pero que no suele ser agresivo.

Serpiente de coral centroamericana

Si bien existen ejemplares de más de un metro de longitud, en la mayoría de los casos alcanza los 65 centímetros de largo. El patrón de colores puede ser bicolor o tricolor con bandas rojas, negras y amarillas. Se alimenta de lagartos, invertebrados y anfibios, y durante el día se esconde en madrigueras o bajo troncos y hojarasca.

4. Serpiente de coral malaya azul

Pasamos ahora a las serpientes de coral del Viejo Mundo. En este caso, del sudeste asiático (Tailandia, Singapur, Birmania, Malasia e Indonesia).

Serpiente de coral malaya azul

La serpiente de coral malaya azul es de tamaño mediano –puede alcanzar 1,8 metros de largo– y, en cuanto a los colores, tanto la cabeza como el vientre y la cola son rojos; el resto varía entre azul y negro. Su veneno destruye el tejido muscular y puede ser mortal para los humanos.

5. Serpiente de coral MacClelland

La última de las serpientes de coral de esta lista también es nativa de Asia, pero su área de distribución es mayor: India, China, Birmania, Tailandia, Vietnam, Hong Kong, Taiwán y Japón. Sus hábitos son nocturnos y pasa muchas horas del día escondida debajo de las hojas. Si bien es venenosa, es bastante dócil y no suele atacar a menos que se sienta amenazada.

Serpiente de coral MacClelland

La serpiente de coral MacClelland es pequeña –unos 60 centímetros– y su cuerpo es delgado de color marrón rojizo con líneas negras y vientre blanco. Se trata de un animal nocturno que se alimenta de lagartijas y reptiles pequeños. Si una persona es mordida por esta serpiente puede morir por insuficiencia cardíaca inmediata.