5 especies con hembras más grandes que los machos

Yamila · 22 junio, 2018
El tamaño de los animales según el sexo no es un mero capricho de la naturaleza, sino que suele tener que ver con funciones de supervivencia relativas a la reproducción

Solemos pensar que los machos son más robustos y altos que las féminas. Pero eso sucede solo en una porción del reino animal, que incluye a los seres humanos y demás primates. Sin embargo, hay varias especies con hembras más grandes que los machos debido a una ‘necesidad’ biológica. Te informamos sobre ellas a continuación.

¿Hembras más grandes que los machos?

Si analizamos varias especies de animales que nos rodean, es común que los hombres sean mayores que las mujeres en cuánto a peso y contextura física. Eso sucede con los perros, los gatos, los monos y muchas aves. Pero en la naturaleza hay muchas excepciones, con hembras más grandes que los machos. Entre ellas destacamos:

1. Águila real

Al igual que sucede en la mayoría de las aves de presa, en estas águilas también las hembras son más grandes que los machos. Ellas pueden alcanzar los 2,3 metros de envergadura (distancia entre las alas) y un peso de siete kilos. En cambio, ellos no superan los dos metros de envergadura y los cinco kilos de peso.

En otros aspectos, el águila real –foto que abre este artículo– no difiere entre sexos, ya que ambos presentan el mismo color del plumaje: marrón o pardo con manchas blancas. Merece la pena destacar que es una especie monógama de por vida y que la pareja construye un nido por año con ramas gruesas en zonas escarpadas o acantilados.

2. Araña tejedora de seda

El género de las Nephila incluye a las arañas ‘tejedoras’ de seda, cuyos hilos brillan como el oro cuando les da la luz. Una de las particularidades de este hábito es que todas las mañanas reconstruyen parte de la tela formada el día anterior.

Araña tejedora de seda

Además, se conoce por tener hembras más grandes que los machos… ¡Ellos son la quinta parte del tamaño de su pareja! Ellas necesitan ser mayores de tamaño para poder acumular los huevos tras la fecundación.

Son más sedentarias y permanecen casi toda la vida en los alrededores de la tela, que usan como si fuese un puente. Los machos, en cambio, se desplazan rápidamente entre ramas, rocas o cualquier otro objeto.

3. Tortuga mapa

Este reptil es endémico del este de Estados Unidos y recibe ese nombre debido a las marcas que tiene en el caparazón, como si se tratase de un plano, pintado de color amarillo o anaranjado sobre un fondo marrón u oliva.

Tortuga mapa

Todas las especies de tortugas mapa presentan un marcado dimorfismo sexual a favor de las hembras: ellas pesan más de dos kilos y su caparazón tiene una longitud de hasta 30 centímetros. En cambio, ellos no superan los 400 gramos de peso y los 15 centímetros de caparazón. Además, las hembras tienen cabeza más ancha.

Estas diferencias les permiten acumular un mayor número de huevos después de la fecundación y cavar nidos más profundos donde depositarlos.

4. Pulpo manta

Estos cefalópodos tienen un nombre muy curioso: se debe a la membrana de gran tamaño que presentan las hembras, las cuales se desplegan en dos y le permiten parecer –aún– más grandes.

Pulpo manta: características

El dimorfismo sexual es realmente marcado en el pulpo manta, ya que ellas miden dos metros y ellos solo un par de centímetros. Los machos cuentan con un tentáculo repleto de esperma para fertilizar a su pareja y, tras ello, mueren. La ‘madre’ puede llevar en su cuerpo hasta 100 000 huevos fertilizados.

5. Anaconda

El último de los ejemplos de hembras más grandes que los machos es una serpiente muy conocida debido a su tamaño… ¡De las féminas! Un ejemplar ‘mujer’ mide en promedio cinco metros y pesa hasta 100 kilos. El ‘hombre’ en cambio no supera los 3,5 metros ni los 20 kilos de peso.

Anaconda: características y hábitat

La anaconda es de color verde oscuro con manchas negras y ocres, su cabeza es estrecha y sus narinas y ojos se encuentran en forma elevada. Gracias a ello puede percibir los movimientos y acechar a sus presas.