5 animales con cuernos

Algunas especies utilizan estas protuberancias para defenderse; desgraciadamente, a veces son objeto de la caza furtiva por el valor que alcanzan en el mercado

Estas proyecciones óseas y puntiagudas se suelen confundir con las astas o cornamentas, las cuales tienen la capacidad de ‘caerse’ y volver a crecer. Muchos de los animales con cuernos son rumiantes, pero conoceremos a otros más en este artículo.

Cuáles son los animales con cuernos

De diferentes tamaños y formas, los cuernos pueden estar cubiertos de piel, doblados en espiral o acabados en punta sin ramificaciones. Muchos animales son apreciados por esta característica e incluso cazados para obtenerlos.

1. Toro

Los cuernos del toro –foto que abre este artículo– se desarrollan a los lados de la cabeza y se insertan en el hueso frontal del animal. Son de forma cónica y su superficie es rugosa en su base, para luego volverse lisos en el resto de la superficie.

Cuando nacen, los becerros no los presentan, sino que les crecen a partir de la tercera semana de vida a un promedio de un centímetro por mes. A los dos años son de tamaño considerable, curvados hacia adelante o hacia arriba y terminados en punta.

En la hembra –la vaca– también aparecen, pero son mucho más pequeños y casi siempre con las puntas hacia arriba.

2. Jirafa

Otro de los animales con cuernos que podemos destacar es la jirafa, que se conocen con el nombre de osiconos y son una especie de protuberancia cubierta de pelo solo en las hembras.

Curiosidades de la jirafa

Estas salientes derivan del cartílago y están vascularizadas. Por lo tanto, al ser usado durante un combate entre machos podrían ayudar en la termorregulación. Los osiconos permiten diferenciar entre sexos: los de las féminas son delgados y los de los masculinos tienen forma de perilla.

3. Camaleón de Jackson

Este reptil no tiene uno, sino tres cuernos en su cabeza: uno encima de cada ojo y un tercero en la nariz; solo aparecen en los ejemplares machos. Si bien podemos pensar que los usan para marcar territorio o luchar por las hembras, lo cierto es que para esos objetivos utilizan estrategias más pacíficas, como cambiar de color o adoptar posturas más extraordinarias.

Camaleón de Jackson: reproducción

El camaleón de Jackson es ovíparo y la gestación dura unos seis meses, se alimenta de insectos pequeños y habita en regiones húmedas de África, principalmente en Kenia y Tanzania. Cada vez es más popular como mascota exótica debido a que es muy llamativo.

4. Rinoceronte

Una de las principales características del rinoceronte son sus cuernos, los cuales crecen encima de su hocico y entre los ojos. Estos están formados por queratina y, según la subespecie, presentan una –de Java y de India– o dos –blanco, negro y de Sumatra– protuberancias.

Rinoceronte: amenaza

Los cuernos de los rinocerontes son usados en los enfrentamientos entre individuos del mismo sexo en los cuales ‘aprietan’ sus rostros y se empujan con el cuerpo. Al ser tan fuertes, si chocasen como otros animales, se romperían el cráneo al instante.

5. Lagarto cornudo gigante

Para terminar la lista de animales con cuernos no podía faltar este saurio endémico del desierto de México, cuyas protuberancias aparecen en varias partes de la cabeza y están formadas por queratina. Anteriormente, estas eran espinas que fueron evolucionando para permitirles la supervivencia.

Lagarto cornudo gigante

El lagarto cornudo gigante es de sangre fría, se alimenta de artrópodos e insectos y, para escapar de los depredadores, lanzan sangre en forma de chorro a través de sus lagrimales. Dicha sustancia tiene muy mal olor y sabor, por lo que cumple con el objetivo de salvarse de ser molestados o devorados.

Otra técnica de defensa, quizás más efectiva, consta en refugiarse entre piedras, troncos y arbustos, o bien enterrarse en la arena o suelo. Puede vivir hasta tres años en estado salvaje y cada temporada las camadas están compuestas por 20 crías.

Te puede gustar