Yegua preñada: ¿qué hay que saber?

Francisco María García · 23 octubre, 2017

Una yegua preñada requiere atención y cuidados específicos para conservar el equilibrio de su organismo y la salud del feto. Principalmente en lo que dice respecto a su alimentación y desparasitación.

Las yeguas empiezan a entrar en celo en la primavera. Hasta la llegada del verano, es probable que la hembra presente síntomas de celos cada 3 semanas.

Si tu yegua no demuestra estos síntomas y rechaza el contacto con un macho, es probable que esté preñada. Las yeguas no suelen presentar dilatación abdominal perceptible hasta los 3 meses de gestación. Por lo cual hay que adoptar métodos más específicos para constatar el embarazo.

Es importante realizar la constatación tempranamente para adoptar los debidos cuidados con la yegua preñada y evitar un aborto.

¿Cómo saber si una yegua está preñada?

Actualmente, es posible elegir entre métodos químicos y no químicos para confirmar si tu yegua está embarazada.

Caballos breton en el campo
Fuente: Eponimm

Los métodos químicos y no químicos profesionales ofrecen mayor nfiabilidad. Pero los no químicos comportamentales son útiles para percibir rápidamente el embarazo y pueden ser realizados por cualquier persona.

Métodos no químicos comportamentales (no profesionales)

Si tu yegua tuvo contacto con un macho, 14 días después se puede colocar junto a otro macho semental para observar su comportamiento. En caso de que esté embarazada, probablemente va a rechazar el acercamiento del caballo.

El segundo método no profesional consiste en intentar reconocer los síntomas de celos en tu yegua. Durante este periodo, la yegua levanta la cola, abre y cierra la vulva, se agacha y echa un fuerte chorro de orina o mucosidad.

Una yegua preñada no suele presentar síntomas de fertilidad durante el embarazo. Pero aun así estos métodos no son 100% confiables.

Métodos no químicos profesionales

Palpación transrectal

Cerca de 15 días después de que tu yegua haua estado con un macho, el veterinario puede realizar una palpación transrectal. Así se averigua si hay indicios de embarazo en el útero.

Ecografía

Es el método no químico más fiable. A partir del 16º día de embarazo, se hace posible detectar el mismo por medio de la ecografía. Entre los 60 y 70 días de gestación, ya se puede averiguar el sexo del feto.

Métodos químicos

Análisis de sangre

Cerca de 45 días después del contacto con el macho, se puede detectar el embarazo con el análisis de sangre. Al principio, se miden los niveles de la gonadotropina de suero (PMSG) en la corriente sanguínea de tu yegua.

Análisis de orina

Suele ser complementario al análisis de sangre. Consiste en medir los niveles de sulfato de estrona en la orina de la yegua. Puede ser realizado a partir del 110º día después del contacto con el macho.

Existen kits caseros para realizar el test, pero es recomendable preferir un análisis de laboratorio.

Cuidados de una yegua preñada

El embarazo de las yeguas suele durar 11 meses. Una yegua preñada puede volverse muy vulnerable, poniendo en riesgo la salud del potrillo. Por eso, es fundamental preservar su salud y acondicionar el ambiente durante todo el periodo de gestación.

Alimentación y ejercicios para mantener el peso

Una yegua preñada sin los suficientes nutrientes, forraje e hidratación, puede abortar debido a la desnutrición, deshidratación y otras causas naturales. Y una hembra obesa y sedentaria puede presentar complicaciones en el parto.

Su dieta diaria debe ser reforzada en fibras, proteínas, vitaminas y minerales. Los carbohidratos deben estar presentes de forma moderada para ofrecer energía sin aumentar el riesgo de sobrepeso.

Existen piensos comerciales específicos para hembras preñadas. Es una excelente opción para garantizar la base nutritiva de su dieta.

Caballo clydesdale con su cria

Además, una yegua con tamaño padrón (152 cm de altura/15 manos) debe consumir 7 kg de heno de buena calidad diariamente. Cuando el animal tiene suficiente espacio y buen pasto, se puede disminuir la cantidad de heno.

A la disposición del animal debe haber agua limpia y fresca durante todo el día.

También es indispensable incentivar la práctica de ejercicios diariamente. Caminar con tu yegua por 45 minutos en ritmo moderado suele ser suficiente para mantener su peso adecuado.

Desparasitación y vacunación

Respetar la carta de vacunación y desparasitación es fundamental. Entre otras cosas, para permitir que la yegua transmita los anticuerpos necesarios al potrillo.

En el último mes de gestación, es indispensable desparasitar a la yegua y aplicar las vacunas correspondientes.

Hay que tener cuidado con el contacto con equinos desconocidos. La hembra puede contagiarse con el rinovirus por la convivencia con caballos infectados.

Las visitas periódicas del veterinario son indispensables para controlar el estado de salud de la yegua preñada.