Los vendajes más útiles en la clínica de aves

Érica Terrón González · 4 septiembre, 2019
El uso de vendajes es una práctica habitual de la clínica de las aves; en este artículo te explicamos lo esencial al respecto

Los vendajes constituyen una práctica habitual en la clínica veterinaria. Concretamente, al tratar aves, el uso de este procedimiento terapéutico debe realizarse con un esmero especial, ya que existe la posibilidad de inhabilitar para siempre su capacidad de vuelo. Si te interesa conocer cuáles son los vendajes más útiles en la clínica de aves, continúa leyendo.

El arte del vendaje en la clínica de aves

Un buen vendaje deberá colocarse siempre de forma que resulte cómodo. Deberá sujetarse firmemente, pero sin apretar, bajo ningún concepto. Y deberá posicionarse de forma que se evite dolor o sufrimiento innecesarios en los tejidos afectados.

El mayor logro de un vendaje será proporcionar protección y soporte a la zona dañada, sin lastimarla.

Con el vendaje se consigue inmovilizar el área afectada, para lo cual hay que evitar movimientos indeseados. Ayuda a proteger heridas quirúrgicas, y es que se evita su contaminación y se las mantiene limpias. Y evita la desecación tisular, además de proporcionar aislamiento térmico.

Los vendajes también evitan que los animales se autoinflinjan daño. En el caso de las aves, es habitual que picoteen el tejido cicatrizal o necrótico; pueden llegar incluso a automutilarse.

Finalmente, los vendajes ayudan a mantener apósitos o catéteres en su sitio, y proporcionan presión localizada para evitar hemorragias o inflamación.

¿Cómo se crea un vendaje?

Un buen vendaje suele constar de tres capas:

  • Una primera capa de apósito, en contacto con la herida. Evita que esta se seque y favorece la cicatrización.
  • Una segunda capa, de vendas, para ‘acolchar’ la herida y evitar golpes directos. Absorbe exudados, proporciona soporte e inmoviliza el área.
  • Una tercera capa para sujetar el resto y mantenerlas fijas. Proporciona la presión necesaria para evitar el edema y las hemorragias.

Antes del vendaje

Una vez nos hemos ocupado de la herida, nos aseguraremos de disponer de los materiales necesarios para proceder a su vendaje. Con la intención de minimizar el estrés que le generaremos al ave, lo más recomendable es contar con ayuda durante este proceso y llevarlo a cabo lo más rápidamente posible.

Durante el vendaje

No se recomienda apretarlo demasiado. Si se utilizan múltiples capas, hay que asegurarse de que la capa exterior cubra las demás completamente, ya que el ave tenderá a tirar de los hilos de la venda de tela para soltarla, lo que destroza todo el trabajo.

En el caso de tratarse de un vendaje en una extremidad, hay que asegurar que la posición de esta es la adecuada para evitar daños posteriores en las articulaciones o en la musculatura.

Después del vendaje

Se recomienda monitorizar constantemente el estado del vendaje y cambiarlo con la asiduidad que la herida necesite.

Un vendaje mal colocado, o prolongado en el tiempo más de lo necesario, puede acarrear problemas articulares y pérdida permanente del tono muscular.

En las aves es especialmente peligroso dañar las plumas de vuelo o el ligamento del patagio. Aun así, en la mayoría de los casos será necesaria la fisioterapia para que el animal pueda volver a desenvolverse adecuadamente.

Si el animal va a estar ingresado un tiempo, se recomienda el uso de algún tipo de material aislante para evitar que el verdadero vendaje se manche o se humedezca.

Los vendajes más útiles en la clínica de aves

Vendaje de pelota en clínica de aves
Fuente: F Daut E. Wrap it up. Bandaging techniques for wildlife patients. Virginia: Wildlife Center of Virginia
  • Interdigital: se usa para herida plantares, pero deja los dedos al descubierto, lo que permite el apoyo de la extremidad.
Vendaje interdigital en aves
Fuente: F Daut E. Wrap it up. Bandaging techniques for wildlife patients. Virginia: Wildlife Center of Virginia
  • Robert Jones: para fracturas de la parte distal de las patas, daños en el corvejón o heridas localizadas en estas zonas.
Vendaje Robert Jones en clínica de aves
Fuente: F Daut E. Wrap it up. Bandaging techniques for wildlife patients. Virginia: Wildlife Center of Virginia
  • Vendaje en 8: para fracturas en las alas localizadas más allá del codo, luxaciones en codo o carpo y heridas en esas zonas. No se debe usar para fracturas de húmero, a menos que se combine con el vendaje pegado al cuerpo para evitar el movimiento del ala dañada.
Vendaje en 8 en aves
Fuente: F Daut E. Wrap it up. Bandaging techniques for wildlife patients. Virginia: Wildlife Center of Virginia
  • Vendaje del ala al cuerpo: para fracturas y luxaciones del húmero, huesos del cinturón escapular o para cualquier caída del ala anormal y sin explicación.
Vendaje del ala al cuerpo en clínica de aves
Fuente: F Daut E. Wrap it up. Bandaging techniques for wildlife patients. Virginia: Wildlife Center of Virginia
  • Férulas: normalmente indicadas en fracturas de las patas en aves pequeñas, que no involucren al fémur.
Férula en aves
Fuente: F Daut E. Wrap it up. Bandaging techniques for wildlife patients. Virginia: Wildlife Center of Virginia
  • F Daut E. Wrap it up. Bandaging techniques for wildlife patients. Virginia: Wildlife Center of Virginia;.