Un buen guisado de carne para tu gato

Un extra de proteínas siempre es saludable y, al mismo tiempo, el felino agradecerá la variedad y un alimento exquisito para él; es fácil y económico de cocinar y se puede conservar tanto en nevera como en congelador

La mejor opción para alimentar a nuestras mascotas es el alimento balanceado. Pero de vez en cuando no está mal recompensar con un rico guisado de carne casero a nuestros gatos.

Los gatos son animales básicamente carnívoros; un buen plato de guisado de carne les provee las proteínas que necesitan para fortalecer su salud. Por supuesto, antes de comenzar a prepararlo es conveniente consultar con el veterinario.

Las recetas de comida para gato son sencillas, económicas y fáciles de preparar. Además, pueden guardarse en el refrigerador varios días e incluso congelarse para tenerlas a mano cuando se las necesite.

Comida húmeda para gatos

Recetas de guisado de carne para tu gato

Guisado de carne y verduras

Ingredientes: 

  • Carne de vacuno, pollo o pescado, ½ kilo
  • Verduras cortadas en trozos (calabaza, zanahoria, remolacha), ½ kilo
  • Espinaca, 1 ramillete pequeño
  • Arroz integral cocido, 2 tazas
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Para comenzar a preparar este guisado de carne, se deben colocar las verduras en trozos en una sartén con un chorro de aceite.
  2. Rehogar todo durante unos momentos y trasladar a una cacerola.
  3. Agregar la espinaca picada y cubrir todo con agua.
  4. Por último, incorporar el arroz y la carne cortada en trozos pequeños.
  5. No es muy recomendado el uso de sal.
  6. Llevar la preparación a fuego lento hasta que las verduras se noten tiernas. Retirar del fuego y sazonar con un chorrito de aceite.
  7. Guardar en el refrigerador.
  8. Se puede conservar aproximadamente cuatro días. No se aconseja congelar el guisado.

Guisado sabroso de menudos de pollo

Ingredientes:

  • Un kilo de menudillos de pollo (higaditos, corazón, etc.)
  • Dos tazas de arroz
  • Un litro de caldo de ave
  • 150 gramos de zanahoria rallada

Preparación:

  1. Este guisado de carne de pollo le encantará a tu gato. Para comenzar a prepararlo se tienen que lavar los menudillos de pollo.
  2. Secar los menudillos con papel de cocina. Calentar una sartén con un poco de aceite; deben dorarse muy bien por ambos lados.
  3. Mientras, colocar el caldo de pollo en una cacerola. Una vez dorados los menudillos, echarlos dentro de la olla junto con el arroz y la zanahoria.
  4. Dejar cocinar a fuego lento hasta que absorba todo el líquido y remover de vez en cuando para que el arroz no se pegue. Retirar del fuego y dejar enfriar. Se puede guardar en el refrigerador durante cinco días.

Combinado de carne crudo

Una receta de guisado de carne especial para gatos que no requiere de cocción, pues se sirve cruda. En este caso, se recomienda no dársela en su dieta a gatos con problemas renales crónicos.

Ingredientes:

  • Un kilo de carne de pollo, vacuno y conejo
  • Corazones de pollo o vacuno, 400 gramos
  • Hígado de ternera, 200 gramos
  • Cuatro claras de huevo
  • Agua según se necesite
  • Aceite de oliva (mejor si tiene sabor a pescado)
  • Media cucharadita de sal fina

Preparación:

  1. Si la carne es de pollo quitarle la mitad de la piel. Si es de vacuno, limpiar la grasa. Cortar en trozos medianos y reservar.
  2. Triturar el corazón, la piel o grasa y el hígado, y añadir agua si es necesario. Reservar ambas preparar cines en el refrigerador.
  3. Aparte, colocar en un recipiente 2 tazas de agua y mezclar allí el resto de los ingredientes: esto es, las vitaminas, suplementos aceite y sal.
  4. Incorporar la carne y el triturado de vísceras. Remover para integrar bien; dividir en porciones y llevar al congelador. Se puede dar un ligero punto de sal para potenciar el sabor de los ingredientes.
  5. Para servir, descongelar 24 horas antes y entibiar la preparación para que no esté tan fría.
Comida favorita de los gatos

Requerimientos nutricionales de los gatos

Un gato adulto necesita un plato que contenga el 85% de carne, incluido vísceras, piel y huesos; el 15% restante debe estar formado por verduras y fibras. Las recetas de guisado de carne anteriores han sido pensadas siguiendo estas proporciones.

El gato debe tener suficiente agua limpia para beber. Por otra parte, se puede servir la comida una vez al día y que el gato vaya consumiendo cada vez que lo desee, o bien dividirla en porciones pequeñas servidas a lo largo del día.

El gato acostumbrado a comer alimento balanceado puede rechazar la comida casera aunque huela muy bien. Para evitarlo, hay que ir introduciendo los nuevos alimentos de forma gradual, hasta que el gato los acepte por completo.

Te puede gustar