Tratamiento natural para la conjuntivitis en perros

Miguel Rodríguez · 31 marzo, 2018
Hay ciertos remedios caseros que pueden curar esta afección que, si no se detecta, puede acabar provocando ceguera; es por ello que hay que conocer los síntomas, aunque sea el veterinario quien certifique y determine tanto la enfermedad como los cuidados a practicar a la mascota

La vista es uno de los sentidos más importantes, no solo para los hombres, sino también para los animales a la hora de interactuar con el mundo. Los ojos están expuestos a diversos factores que pueden causar distintas patologías en ellos. Por eso, hay que conocer tanto la fisiopatología de la enfermedad, como alguno que otro tratamiento natural para la conjuntivitis en perros.

¿Qué es la conjuntivitis?

Lo primero que hay que saber es que el término conjuntivitis se refiere a la hinchazón de la conjuntiva del ojo. Es decir, se define como la inflamación de la membrana húmeda y rosada que cubre la parte inferior de los párpados, así como la parte anterior ‘blanca’ del ojo, lo que puede producir a largo plazo la pérdida total de la vista.

¿Cuáles son las causas de la conjuntivitis en perros?

Antes de determinar cuál tratamiento natural para la conjuntivitis en perros que pueda ayudar a tu mascota, debes conocer las causas que producen la enfermedad en el animal. Si bien solo el veterinario puede establecer por qué se produce la infección, tener un conocimiento general de dichas razones ayudará a aliviar el malestar.

Thelaziosis ocular canina: tratamiento

Desde una visión panorámica podemos señalar dos posibles causas. En primer lugar tenemos los problemas oculares, producidos en su mayoría por virus, hongos e infecciones bacterianas. Los agentes irritantes, las alergias, las úlceras por cuerpos extraños en el ojo y las malformaciones de los párpados contribuyen con este tipo de conjuntivitis.

Por otra parte, las enfermedades sintomáticas como la hepatitis, el moquillo canino y la queratoconjuntivitis seca –ojo seco– tienen por síntoma la conjuntivitis en perros, consecuencia de una membrana conjuntiva irritada.

Debemos tener en cuenta que ciertas razas de canes, por razones hereditarias, son más propensas a padecer esta patología, por lo que se vuelve indispensable para los dueños conocer un tratamiento natural para la conjuntivitis en perros como el caniche, el cocker, el carlino y el pequinés.

¿Cómo saber si mi perro tiene conjuntivitis?

Los síntomas pueden variar muchas veces (dependen de las causas de la enfermedad), pero es relevante mencionar los más frecuentes para contribuir con una visión rápida a la hora de evaluar a la mascota e intentar determinar si padece de conjuntivitis.

Causas de la conjuntivitis en perros

Para saber si debes emplear un tratamiento natural para la conjuntivitis en perros, necesitas estar atento a ciertas características en tu can. Una de las más evidentes es el enrojecimiento e hinchazón del ojo, lo que trae como consecuencia la dificultad para abrirlo y resistencia a mantener contacto con la luz natural o artificial.

El perro tiende a rascarse en exceso la zona afectada, lo que genera un riesgo mayor para la salud del ojo. Las secreciones blanquecinas, incoloras, y en los casos más graves purulentas y de un color verdoso o amarillento, no tardan en aparecer y dejan un rastro de legañas que impiden muchas veces la separación de los párpados.

¿Qué hacer cuando sospecho de conjuntivitis?

Cuando se tienen sospechas de que nuestro perro puede tener conjuntivitis el primer paso es consultar a un veterinario. El especialista es el único que puede diagnosticar al perro y, dependiendo de si la infección es originada por un virus, un hongo o algún alérgeno le recetará la medicación adecuada.

En caso de no poder llevar de inmediato a nuestro compañero al veterinario, lo ideal es comenzar con la limpieza ocular. Con suero fisiológico, unas tres o cuatro veces al día, asegúrate de retirar todo tipo de secreción para dejar el ojo bien limpio. Bajo ninguna circunstancia apliques gotas de uso humano, pues solo empeoraría la situación.

Poner gotas a los ojos del perro

Los perros, en su desesperación, pueden rascarse incansablemente, en un intento por aplacar las molestas consecuencias de la infección. Para protegerle los ojos se vuelve necesaria la colocación de un collar isabelino o de campana, y así optimizar el tiempo de recuperación del animal.

Tratamientos naturales para la conjuntivitis en perros

Cuando se trata de la medicina natural, existen gran cantidad de métodos para tratar distintas afecciones, tanto humanas como animales. En el caso de la conjuntivitis en perros, señalaremos algunas de las curas más destacadas en este ámbito y que así puedas aplicar el tratamiento natural para la conjuntivitis en perros, que se adecue mejor al paciente.

  • Infusión de manzanilla: es uno de los tratamientos más fáciles e implementados a la hora de lidiar con la conjuntivitis. Solo necesitas hacer una infusión de manzanilla –incluso con sobres instantáneos– y dejarla enfriar para que, con una gasa humedecida, limpies el ojo.
  • Infusión de té negro e infusión de cola de caballo: ambas preparaciones sirven para limpiar el ojo unas tres veces al día, mientras el veterinario asigna el tratamiento y reduce la hinchazón del ojo.
  • Compresas de calor y frío: para aliviar los síntomas de la conjuntivitis en perros es fundamental intercalar entre compresas de agua tibia y fría. El calor ayuda a disminuir la irritación y el frío a reducir la inflamación y el enrojecimiento. Cinco minutos son necesarios por cada sesión para que el tratamiento surta efecto.
  • Ojos alejados de la luz: en la medida de lo posible has de impedir que tu perro reciba directamente en sus ojos luces brillantes, tanto naturales como artificiales, debido a que contribuyen con la irritación y resequedad del ojo, lo que acelera el proceso de la conjuntivitis.
  • Alimentación de calidad: las defensas del organismo dependen de una buena alimentación. Es por eso que debes hacer que tu pequeño amigo ingiera la cantidad de nutrientes necesarios, para mantener estable su salud y así su organismo pueda combatir rápidamente las infecciones.