¿Cómo limpiar las legañas de tu perro?

Francisco María García · 18 noviembre, 2016

La costumbre de limpiar a diario los ojos de legañas a tu perro, además de una cuestión de higiene, puede llegar a evitar problemas oculares como conjuntivitis.

Hay que tener en cuenta que los ojos de nuestros perros se ensucian al jugar en el parque, o cuando estos animales están en contacto con otras mascotas caninas.

El cuidado de los ojos y la retirada de las legañas es fundamental para que las partículas de la suciedad no entren en el globo ocular del perro. Si estas partículas continúan, puede causarse a los animales una infección.

Los cuidados de los ojos de los perros están en función del tipo de can. Los que tienen los ojos saltones necesitan más cuidados

Diferencias entre las legañas del perro

perros con ojos salidos

  • Las legañas consideradas “normales” son las que el perro puede tener, igual que nosotros los humanos, después de unas horas de sueño. Para retirarlas lo mejor es utilizar una gasa seca, sobre el borde del ojo del animal.

En caso de que estén un poco duras, lo mejor es empapar la gasa en un poco de agua templada para conseguir ablandar. En otros casos, puedes utilizar una toallita especial para perros.

  • Si los ojos de nuestra mascota están enrojecidos y las legañas son verdes y duras, puede ser la señal de que hay una infección en la zona ocular, e incluso conjuntivitis.

Si ocurre esto, lo mejor es ir directamente al veterinario para tratar la infección. Nunca intentar solucionarlo con métodos caseros como sueros ni otros remedios.

En este último supuesto se podría agravar el problema ocular.

Dependiendo de la raza

En algunas razas de hocico corto, las lágrimas y legañas se introducen en los pliegues de la piel y necesitan una limpieza profunda  de estos pliegues. Es el caso, por ejemplo, de algunas razas como el Shiz y el Pekinés.

En estos perros de pelo corto es aconsejable que tengan siempre los ojos despejados. Hay que retirar el pelo (podemos ayudarnos de una goma). Y también necesitan un recorte frecuente de los pelos alrededor de los ojos.

Hay que contar con un pequeño peine y tijeras de punta redonda para peinar y recortar a menudo los pelitos de la cara interna del morro. Así nunca se le introducen en los ojos.

Con esta acción evitaremos además que nuestro amigo, al sentir comezón o incomodidad, intente rascar la zona con sus patas. Esto es algo que suele producir muchas complicaciones.

Higiene desde pequeños

Lo aconsejable es que acostumbremos a nuestros perros desde pequeños a esta higiene. De esa forma evitaremos que se ponga nervioso al realizar la limpieza. Es importante que nosotros mostremos tranquilidad y serenidad, para calmar al can y que asimile el proceso como algo natural y cotidiano.

A la hora de retirar las legañas…

El proceso adecuado es sumergir un trozo de gasa en una solución fisiológica especial para la limpieza de ojos, de humanos o de perros. O bien en manzanilla tibia. Iremos deslizando con suavidad de arriba para abajo sobre sus ojos, quitando la suciedad poco a poco.

Siempre es preferible hacerlo suavemente. Hay que repetirlo varias veces para que los ojos queden bien limpios. Será mejor que hacerlo una sola vez con brusquedad.

Cuando hayamos retirado las legañas en un ojo, repetiremos el proceso con el otro. Pero utilizaremos para ello una gasa nueva. De esa forma evitaremos el riesgo de transmitir posibles infecciones de un ojo a otro.

La limpieza ideal de los ojos es la realizada dos veces por semana, a menos que se trate de una raza propensa a acumular lagañas y suciedad, o que tu mascota tenga previos problemas oculares.

En el caso de existir estos problemas, la limpieza de los ojos de nuestro perro debería hacerse a diario.

El premio

premio para perros

Cuando terminemos de eliminar las legañas, es muy positivo dar un premio al perro. De esta forma, el animal comenzará a asociar la limpieza de ojos con algo positivo que le trae una buena recompensa, asimilando cada vez mejor el proceso.

Algunas enfermedades oculares

Si observamos una apariencia siempre sucia y los ojos con legañas, es posible que nuestra mascota sufra de un síndrome de ojos siempre sucios. Esta enfermedad es frecuente en perros que suelen carecer de suficiente secreción lagrimal, como los cocker.

Mediante una sencilla consulta al veterinario se podrá resolver este problema que muchas veces sucede a los animales.