6 trampas para ratones (sin matarlos)

Hace ya mucho que se utilizan trampas para ratones que respetan su vida. Aquí tienes los ejemplos de que es posible librarse de ellos sin recurrir a técnicas crueles.
6 trampas para ratones (sin matarlos)
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 10 enero, 2022

Por fortuna, el papel de los pequeños roedores en el ecosistema se reconoce cada día más, de manera que las personas buscan trampas para ratones, ratas y otros animales que no acaban con su vida. Esta nueva y respetuosa forma de echarles del hogar es buena para ellos, obviamente, y tiene el mismo resultado para el humano, pues los roedores desaparecen de su casa.

Si sospechas que un ratón se ha colado en tu casa y quieres sacarlo, aquí tienes las mejores soluciones, además de las más éticas. No te pierdas nada, ya que seguro que alguna de ellas es la mejor para tu caso concreto.

Trampas para ratones de captura y liberación

Las trampas para ratones que se pueden comprar y no terminan con la vida del roedor son múltiples. Todas ellas siguen el precepto que se lee en el título: capturar al animal para liberarlo después en otro lugar. A continuación tienes ejemplos tanto comerciales como caseros, así que no te pierdas nada.

1. Jaulas trampa

Estas jaulas vienen equipadas con un mecanismo que permite que el ratón entre, pero no que salga. Si sospechas de la presencia de algún roedor en casa, solo tienes que situar las construcciones en un punto cercano a donde observas su actividad y poner un cebo suculento dentro de ellas.

Existen trampas que permiten capturar varios ratones a la vez en caso de que se haya instalado un grupo en tu hogar.

Recuerda que tienes que revisar las trampas todos los días varias veces, pues los pequeños podrían morir de estrés o inanición si pasan demasiado tiempo dentro de ellas. Una vez encuentres uno, llega el momento de la liberación.

Lo ideal es que sueltes a los ejemplares capturados a un mínimo de 8 kilómetros de tu hogar y en un ambiente rural. De lo contrario, los ratones encontrarán fácilmente el camino de vuelta y se volverán a instalar en tus alrededores, ya sea en el hogar propio o en el de los vecinos.

Una de las formas de acabar con plagas de ratones sin matarlos.

2. Cuenco y moneda

Esta trampa casera tiene un mecanismo que seguramente conozcas: colocar un vaso o cuenco boca abajo y levantarlo con ayuda de una moneda puesta de canto (u otro material, como una madera). Después, coloca comida bajo el vaso para que el ratón entre. Al hacerlo, moverá la sujeción y el vaso caerá sobre él, atrapándolo.

Posteriormente, solo tendrás que introducir algo plano y resistente por debajo para poder transportar el cuenco con el roedor dentro. Libéralo siguiendo las indicaciones del apartado anterior y problema solucionado.

3. Contenedor alto

Si tienes en casa un contenedor más alto que ancho, puedes utilizarlo como trampa. Tan solo debes colocar una rampa hasta el borde y comida suculenta dentro del recipiente. Asegúrate de que tiene un olor intenso, pues así atraerás al ratón más fácilmente. Una vez caiga dentro, la altura será demasiada para que pueda salir y quedará atrapado. Después es tan fácil como que tapar el cubo y liberarlo.

Los ratones son ágiles y capaces de dar grandes saltos, por lo que tendrás que elegir un recipiente bastante alto y con paredes lisas para que no pueda escapar.

4. Toalla y papelera

Esta técnica sirve para cuando tienes contacto directo con el ratón. Si lo avistas y está a tu alcance, tírale una toalla encima y coloca una papelera sobre el bulto que formará bajo ella. Ten cuidado con este procedimiento, pues necesitarás ser muy ágil para que no se te escape o le harás daño sin querer.

5. Técnica de la botella

Esta es una de las trampas para ratones más sencillas de hacer y más éticas. Para fabricarla únicamente necesitas una botella, madera en forma de escuadra y un alambre. Atraviesa el centro de la botella con el alambre y une este a la pieza de madera, de manera que el recipiente se quede como una especie de balancín.

La idea es que el ratón entre en la botella para coger el cebo, que estará en la parte de atrás de la misma. Al hacerlo, balanceará la botella y provocará que la abertura se coloque contra la madera, taponando la salida. El mecanismo no puede ser más sencillo y económico a la vez.

En la web existen muchas versiones de esta trampa, así que no dudes en explorar y encontrar la que mejor se adapte a tus posibilidades.

6. Tubos para madrigueras

Volviendo a las trampas para ratones que se venden en el mercado, también tienes la opción de comprar una de este tipo, que tiene forma tubular y se coloca en las entradas de las madrigueras de los roedores y los topillos de jardín. El animal entrará dentro y quedará atrapado.

Recuerda revisar cada poco esta trampa, porque es pequeña y el ratón no podrá moverse demasiado. Es una herramienta para usar en momentos puntuales, no para dejarla largos periodos de tiempo puesta y sin vigilancia.

Un grupo de ratones domésticos.

Siempre es posible que un ratón entre en casa en busca de comida. No obstante, antes que capturarlo, lo mejor es prevenir su entrada con alguna técnica para ahuyentar pequeños animales del hogar. Si eliges dejar con vida a estos roedores una vez accedan a tu casa estarás tomando el camino más ético y respetuoso que hay, así que no dudes en utilizar alguna de las técnicas que has visto en este espacio.

Te podría interesar...
¿Qué comen los ratones?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Qué comen los ratones?

Saber qué comen los ratones es esencial para mantener a uno de estos animales en cautiverio, pero también para evitar plagas.



  • The Open Sanctuary Project, Inc. (2021a, mayo 4). Compassionate Wildlife Practices At Your Animal Sanctuary. The Open Sanctuary Project. Recuperado 6 de enero de 2022, de https://opensanctuary.org/article/compassionate-wildlife-practices/
  • Branco, A. R. V., Soriano, V. S., Schnaider, M. A., & Molento, C. F. M. (2017). Compassionate conservation: Concept and applications. Archives of Veterinary Science22(4).