Todo lo que debes saber sobre el águila filipina, un gigante casi extinto

Aitana Bellido · 10 diciembre, 2018
De gran tamaño, pues puede medir hasta un metro, el águila filipina es una especie en peligro crítico de extinción, y es que solo restan 400 ejemplares en libertad

El águila filipina es una majestuosa depredadora oriunda de Filipinas. Conoce los hábitos y características de esta ave rapaz en peligro de extinción.

Hábitat y características del águila filipina

El águila filipina, de nombre científico Pithecophaga jefferyi, ha sido declarada oficialmente el ave nacional de Filipinas. Su gran tamaño (puede llegar a medir hasta un metro y pesar hasta ocho kilos), unido al rápido declive de su población debido a la deforestación, hacen de ella una de las águilas más raras del mundo.

Esta rapaz, que puede llegar a vivir hasta 30 años en cautividad y hasta 60 en libertad, vive, concretamente, en las islas filipinas de Luzon, Samar, Leyte y Mindanao, donde anida en árboles de la familia Dipterocarpaceae. El mayor número de águilas filipinas registradas se da en la isla de Mindanao, con 82 a 233 parejas reproductoras.

Águila filipina: hábitat

Se rumoreaba que el gran tamaño del águila filipina le permitía alimentarse de monos, aunque el tamaño de sus presas varía enormemente. Su dieta se compone de zorros voladores, ratas de nubes gigantes, monos y otras aves. Suelen cazar solas, aunque durante la época de animación pueden observarse en parejas.

En cuanto a sus hábitos reproductivos, lo más destacable son las enormes estructuras que conforman sus nidos en las ramas de árboles de la familia Dipterocarpaceae. Una pareja de águilas filipinas permanecerá unida toda la vida, ya que esta especie es monógama. Su época de celo tiene lugar entre septiembre y febrero.

El águila filipina, una especie casi extinta

Desafortunadamente, la destrucción de su hábitat debido a la deforestación, unida a la minería y la caza furtiva, han provocado que, a día de hoy, solo se puedan encontrar 400 ejemplares en libertad. Su ritmo reproductivo, además, se ralentiza cada vez más debido a la acumulación de plaguicidas en su organismo.

Águila filipina: reproducción

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) estimó en 2010 que esta especie estabaen peligro crítico. Entre las medidas que ha tomado el gobierno filipino para proteger su ave nacional encontramos:

  • La Convención de Comercio Internacional de Especies en Peligro de Extinción de Fauna y Flora Salvaje, que prohíbe el comercio internacional de águilas filipinas.
  • La denominada ‘ley de vida salvaje’, que proporciona fondos para la conservación y protección de recursos y hábitats naturales.
  • La inauguración de un centro de rehabilitación para águilas filipinas en el Parque Nacional Monte Apo, en la isla de Mindanao, dentro del Programa de Conservación del Águila Filipina.

Por añadidura, la caza de esta especie supone un ilícito penal castigado con penas de hasta 12 años de cárcel.