Todo lo que debes conocer sobre el milano real

Esta especie de ave rapaz, que se encuentra en peligro de extinción, se lanza en picado a por sus presas, las cuales detecta gracias a su gran sentido de la visión

El milano real es una especie de ave rapaz oriunda de Europa. Su estatura y fisonomía lo asemejan al milano negro, pero le distingue el color grisáceo de su cabeza. Acostumbra a alimentarse de animales pequeños o inertes; tiene una dieta variada y en ocasiones carroñera.

Su nombre científico es Milvus y proviene de la familia Accipitridae, que se caracteriza por su pico curvo. Además, posee fuertes garras, muy útiles a la hora de cazar, así como un buen sentido de la visión, ideal para identificar sus presas a distancia.

Como muchas otras especies, en la actualidad el milano real es considerado un ave en peligro de extinción. La causa principal es la acción del hombre sobre su hábitat y costumbres; entre las razones más comunes de su muerte está el envenenamiento inducido. Su situación actual está reseñada en el Libro Rojo de las Aves de España.

Características del milano real

El milano real es un ave de caza que posee una longitud de 60 a 65 centímetros. En vuelo puede lograr una envergadura de hasta 170 centímetros, gracias al despliegue de sus grandes alas. Su peso puede oscilar entre los 900 gramos hasta los 1,2 kilogramos.

El milano real: características

Una de sus características principales es el colorido de sus plumas; en ellas destaca un castaño rojizo que se hace más oscuro y rayado en la zona del vientre. Por otra parte, el plumaje de su cabeza posee una tonalidad grisácea pálida, que es mucho más clara en los ejemplares jóvenes.

El milano real es una especie que se distingue fácilmente entre los miembros de su familia, gracias a su apariencia. Destaca el color anaranjado de sus alas desplegadas, así como por su cola muy ahorquillada; es un ave que se muestra muy estilizada en su pose.

¿Cuáles son las costumbres del milano real?

Debido a que tiene un tamaño mediano, sus habilidades de caza son distintas a otros Accipitridae de mayor estatura. Suele aprovecharse de los animales pequeños como roedores, o inertes como reptiles pequeños; también puede atacar a animales enfermos cuya movilidad es limitada, lo que le ha dado la fama de ser carroñero.

El milano real posee una dieta variada. En su alimentación incluye liebres, conejos y ratones de campos, también pájaros más pequeños o pequeños mamíferos. Durante el invierno es común verlo comer grillos o algunos restos de animales muertos.

Para cazar, el milano real hace uso de su buen sentido de la visión. Sus grandes alas le permiten acercarse en picado a su presa y ganarle carreras de corta distancia; después, con sus garras retiene el alimento hasta que puede comerlo con ayuda de su pico ganchudo.

El milano real en vuelo

¿Cómo vive el milano real?

Los milanos reales acostumbran a vivir en bosques y campiñas, acompañados de otros miembros familiares como águilas o milanos negros. Tienen su origen en Europa, y habitan gran parte de España incluidas Islas Canarias y las islas de Cabo Verde; también tienen presencia en Francia y Alemania.

Durante el invierno suelen desplazarse a las zonas más cálidas de España, incluídos aquellos que vienen de otros países de Europa. Curiosamente, un gran número de estos ejemplares llegan hasta África a través del estrecho de Gibraltar.

Para anidar escogen árboles al pie o a media montaña, donde también se esconden en espera de roedores. Sus nidos están elaboradores con ramas y hojas, y la puesta puede ser de uno a tres huevos. Durante el período de incubación, el macho sustituye a la hembra cuando esta necesita alimentarse.

El milano real y su riesgo de extinción

Se estima que la población total de milanos reales en Europa puede estar entre 19 000 y 24 000 parejas. El descenso de esta especie en España ha sido significativo desde la década de los 90, de ahí que haya sido incluida en el capítulo “en peligro de extinción” del Libro Rojo de las aves de España.

Actualmente, el milano real es víctima de muchas acciones que ponen en riesgo su especie. Algunas de ellas son la transformación de su hábitat debido a la deforestación no planificada e incluso a la mala manipulación de restos en mataderos. También son víctimas de envenenamiento por cebos para otros animales.

Te puede gustar