Tipos de serpientes domésticas

Francisco María García 19 octubre, 2017

Antes de elegir entre los tipos de serpientes domésticas, es indispensable certificar si su crianza en cautiverio está permitida. En España, existe una detallada lista de especies exóticas consideradas ilegales.

La tenencia de algunos reptiles es considerada un crimen, pues financia el tráfico de animales silvestres. Además, no está permitido criar en cautiverio animales con riesgo de extinción de cualquier especie.

También es importante asegurarse sobre el origen del animal y elegir responsablemente dónde comprarlo. No se debe optar por particulares o tiendas sin registro; el riesgo de cooperar con el mercado negro es muy alto.

¿Cómo elegir entre los tipos de serpientes domesticas?

  1. Tamaño y espacio disponible

Existen serpientes de todos los tamaños. Mientras algunas especies pueden medir más de 10 metros, otras no superan los 25 centímetros.

Serpiente como mascota en una rama

Es importante elegir una especie que se adapte al espacio disponible en el hogar. Vale la pena recordar que todos los animales pueden presentar problemas de salud y volverse agresivos cuando son sometidos a un ambiente inapropiado.

  1. Alimentación

Muchas serpientes se alimentan de ratones o pequeños mamíferos en su hábitat natural. Eso hace con que sea más difícil adaptar su alimentación en cautiverio.

Se recomienda optar por los tipos de serpientes domesticas que se alimentan de pequeños insectos, crustáceos, pescados o caracoles. Esta nutrición es más fácil que sea balanceada y encontrada de forma fresca.

  1. Sociabilidad

Algunas especies de serpientes son más sociables y se adaptan más fácilmente a la convivencia con humanos. Incluso son mascotas de muchos niños alrededor del país.

Algunos ejemplares de estas especies pueden ser entrenados para realizar trucos y jugar con los propietarios.

  1. Especies venenosas que están prohibidas

Por otro lado, hay muchas especies salvajes y venenosas que están prohibidas por las leyes. De España y de la mayoría de los países. Estas serpientes ofrecen serio riesgo a la vida de humanos y otras mascotas cuando son criadas en cautiverio.

Lo mismo vale para las serpientes salvajes constrictoras, las cuales pueden volverse agresivas sin los debidos cuidados.

  1. Niños y tipos de serpientes domésticas

Tener un niño en el hogar es un aspecto determinante en la elección de cualquier macota. En el caso de las serpientes, esa regla también vale.

Muchos niños tienen la curiosidad de tener una serpiente como mascota. Si los padres están de acuerdo, lo ideal es elegir una especie de menor tamaño. Que sea fácil de manipular y de entrenar, con gran capacidad de socializarse.

¿Cuáles los tipos de serpientes domésticas más comunes?

A continuación, resumimos los tipos de serpientes domesticas que mejor se adaptaron a la crianza en cautiverio.

Para los propietarios principiantes (y niños)

Se recomienda empezar con las especies más fáciles de manipular y que requieren cuidados más básicos.

  • Serpiente de maíz: es la serpiente doméstica más popular. Es muy dócil y fácil de entrenar. Posee cerca de 1 metro de largo y su cuerpo tiene tonalidades de naranja y amarillo con un perfilado de color negro. Se alimentan básicamente de grillos, roedores, lagartijas y gusanos.
  • Pitón de la India: también son fáciles de manipular y requieren pocos cuidados. Pero sí necesitan un terrario exterior grande para vivir cómodamente y mucha agua. Es bastante sociable con seres humanos y con otras víboras. Su tamaño promedio es de 5 metros.
  • Pitón real: se asemejan al Pitón de la India, pero miden entre 1 y 2 metros. Además, es una especie muy atractiva por sus variados colores y tonalidades. Son fáciles de manipular, requieren poco espacio y suelen ser muy dóciles. También es conocida como Pitón bola, por la forma que se enrosca cuando siente miedo o vergüenza.
  • Serpiente de leche: es una de las mejores opciones de serpiente doméstica. Suelen medir entre 0,5 y 1,5 metros, siendo muy fáciles de manipular. Pueden presentar tonalidades de rojo, negro y amarillo dependiendo de cada serpiente. Su dieta consta de insectos, ranas, peces y pequeños crustáceos.
Serpiente en una rama

Para los más experimentados

  • Serpientes ratoneras: existen diversos tipos de serpientes ratoneras; algunas de ellas no son venenosas y se pueden criar en cautiverio. Poseen bellas tonalidades de naranja o marrón y suelen medir entre 1,5 y 2 metros. Pero necesitan higiene reforzada principalmente con el agua, pues les gusta refrescarse con frecuencia.
  • Boa constrictor: causan muchas controversias sobre su tenencia en cautiverio. Muchos defienden que son serpientes dóciles y con mucha capacidad de entrenamiento. Pero necesitan muchos cuidados con su salud y con su socialización para no volverse agresivas.

Todos los tipos de serpientes domesticas requieren conocimiento y preparación por parte de los propietarios. La tenencia responsable de estos animales es fundamental para preservar sus especies y el ambiente a su alrededor.

Fuente de la imagen principal: Victoria Achkasova

Te puede gustar