Tiburón anguila: características, distribución y alimentación

El tiburón anguila es un fósil viviente, ya que presenta características típicas de animales ancestrales. Se conoce muy poco sobre él.
Tiburón anguila: características, distribución y alimentación
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 28 marzo, 2021.

Última actualización: 28 marzo, 2021

El tiburón anguila (Chlamydoselachus anguineus) es un condrictio que desafía las preconcepciones que solemos tener sobre los tiburones en la cultura general. Normalmente, estos peces se conciben como letales, grandes y peligrosos, mientras que el tiburón anguila se trata de un ser secretivo que se mantiene en la oscuridad marina, lejos de la luz.

Este animal está catalogado dentro del grupo de los «fósiles vivientes», ya que su linaje evolutivo data del Carbonífero, período que tuvo lugar hace 359 millones de años. Si quieres saber más sobre esta reliquia histórica viva, continúa leyendo.

Un fósil viviente

Hasta el año 2009, Chlamydoselachus anguineus fue el único representante vivo de la familia de los clamidoseláquidos (Chlamydoselachidae). En este año, un grupo de biólogos publicaron una investigación en la revista Zootaxa en la que describían a otro tiburón anguila: Chlamydoselachus africana.

Así pues, desde hace una década, el término «tiburón anguila» define a 2 especies diferentes. Ambas son difíciles de distinguir de forma externa, pero presentan diferencias en el condrocráneo, en el número total de vértebras y en la cantidad de pliegues en la válvula espiral. Además, habitan en regiones de la Tierra distintas, como veremos en líneas posteriores.

La especie que aquí nos atañe se considera un fósil viviente, ya que presenta características típicas de animales ancestrales. Además, cabe destacar que se han encontrado fósiles de 8 especies extintas dentro de su género, lo que sumaría un total de 10 tipos de tiburones anguila diferentes que habitaron el planeta en el pasado.

Un tiburon en las profundidades.

Características del tiburón anguila

Como su propio nombre indica, este animal tiene una forma marcadamente anguiliforme. Su cuerpo, cilíndrico y alargado, puede llegar a medir hasta 2 metros de longitud, con las aletas dorsales, pélvicas y anales colocadas cerca de la cola. El color es siempre oscuro, con tonos que varían de marrón a negro.

Su cabeza es aplanada, como si de una serpiente acuática se tratase. Este tiburón presenta un hocico muy corto y una boca alargada de forma terminal, que contiene unos 300 dientes en forma de tridente (tricúspides). Sin duda, el aparato mandibular de este ser tan primitivo indica una capacidad para devorar inusitada.

Por otro lado, este animal no deja de ser un pez, así que tiene que presentar agallas: el tiburón anguila tiene 6 hendiduras branquiales. La primera de ellas se fusiona con la parte baja de la mandíbula, lo que le otorga un aspecto de «collar».

Hábitat y ecología

Como hemos dicho con anterioridad, el tiburón anguila común y el africano se distribuyen de forma diferente. La primera especie habita de forma cosmopólita pero parcheada, por las aguas de los océanos Atlántico y Pacífico. Por otro lado, la especie africana se ha detectado en el sur de Angola, Namibia y Suráfrica.

Estos animales son muy difíciles de encontrar en la naturaleza, pues se mueven en masas de agua entre los 200 y 1200 metros de profundidad. La información que se tiene sobre ellos proviene de ejemplares cautivos o, en su defecto, de individuos que quedan atrapados en las redes de arrastre a grandes profundidades.

En cautividad, estos tiburones nadan con la boca abierta continuamente. Se postula que sus dientes blancos y conspícuos podrían ser un mecanismo para atraer a sus presas, pero esta teoría es difícil de confirmar. De todas formas, su morfología y anatomía internas nos indican una cosa: este animal está preparado para vivir en la oscuridad.

El tiburón anguila presenta un esqueleto reducido y con un índice de calcificación muy bajo. Además, tiene un hígado enorme repleto de lípidos de baja densidad, que le ayuda a mantener la posición en la columna de agua sin esfuerzos. Su línea lateral sensitiva es muy primitiva pero refinada, pues le permite detectar movimientos mínimos en presas circundantes.

Se cree que los calamares son la comida favorita de este tiburón. Además, puede abrir la boca de forma desmesurada para depredar animales muy grandes.

Un período de gestación de vértigo

Estos animales no se reproducen como la mayoría de peces, ya que son ovovivíparos. Su fertilización es interna y paren crías vivas, pero estas no se conectan con la madre a través de una placenta durante la gestación. Las crías se nutren del saco vitelino de un huevo internalizado y, solo cuando son jóvenes, la hembra las libera al exterior.

El período de gestación de estos animales es anormalmente largo, pues puede demorarse hasta los 3 años y medio, lo que lo convierte en el ciclo más extenso en cualquier vertebrado conocido. Se estima que, en las aguas profundas, los machos y las hembras sexualmente maduros podrían reproducirse durante todo el año.

El mar abierto.

El estado del tiburón anguila

Como podrás imaginar, calcular números poblacionales de un animal tan esquivo es una tarea prácticamente imposible. Por desgracia, sí se conoce que muchos ejemplares acaban siendo víctimas de las redes de pesca comerciales, aunque no se cazan específicamente por su carne o materiales.

Como no se tiene casi información sobre ella, se considera una especie que no está en peligro. De todas formas, se necesita saber mucho más sobre su ecología y números poblacionales para catalogarla. Sin duda, que su período de gestación sea tan largo hace a este tiburón un perfecto candidato para entrar en la lista de especies amenazadas.

Te podría interesar...
Hallan el tiburón luminoso más grande del mundo
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Hallan el tiburón luminoso más grande del mundo

El tiburón carocho Dalatias licha es el vertebrado luminoso más grande, aunque aún se desconoce cómo es capaz de producir luz.