Hidropesía en peces: causas, síntomas y tratamiento

18 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
La hidropesía es una afección grave en peces que afecta sobre todo a los peces de agua dulce como goldfish, guppys y mollys.

La hidropesía es una afección bastante grave en peces que se caracteriza por un abultamiento de la zona abdominal. Varios factores pueden provocar esta patología, como una baja calidad del agua, agentes infecciosos o una alimentación descuidada.

Los peces más susceptibles a la hidropesía son los de agua dulce, en especial los guppys, mollys y goldfish. Es muy importante revisar los parámetros ambientales del acuario para evitar la proliferación de bacterias y otros patógenos que puedan causar enfermedades o problemas fisiológicos como este.

¿Cuáles son las causas de la hidropesía en peces?

La hidropesía se produce por una retención de líquidos en los tejidos —edema o ascitis— en el animal o por una obstrucción digestiva. El origen de esta retención tiene varias causas posibles. Te las contamos en las siguientes líneas.

Tipos de peces de agua fría.

1. Infección por bacterias y virus

Aeromonas y Mycobacterium son las bacterias más frecuentes causantes de hidropesía en peces. Las aeromonas proliferan con temperaturas altas, por encima de los 26 ºC y en presencia de materia orgánica disuelta. Debes controlar la temperatura y limpieza del acuario para evitar su aparición.

Mycobacterium también provoca hidropesía, aunque no afecta tanto a las especies de agua fría. Esta bacteria es una de las causantes de la septicemia hemorrágica, producida por una infección interna. Los virus también pueden provocar esta enfermedad, con sintomatología semejante a la de las bacterias.

2. Obstrucción intestinal

Es aconsejable hidratar el alimento seco en escamas unos minutos antes de que el animal lo ingiera para evitar que se hinche dentro del pez y pueda provocar obstrucciones. No humedecer la comida es un error muy común en los acuaristas primerizos.

3. Agua rica en nitritos y nitratos

Una mala calidad del agua puede producir una proliferación de parásitos y bacterias —como las citadas anteriormente— además de otros problemas de salud en toda la fauna y flora del acuario.

Síntomas de hidropesía

Identificar la hidropesía en peces es fácil, pues el signo más detectable es el abultamiento del vientre del pez. A veces, el problema está muy avanzado y además de un gran abultamiento y se pueden ver otros signos, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Levantamiento o erizamiento de las escamas. La hinchazón aumenta tanto que las escamas pueden llegar a separarse del cuerpo.
  • Hinchazón de la zona de alrededor de los ojos. Los ojos parecen hinchados o saltones, más allá de la presentación morfológica típica de la especie.
  • Enrojecimiento de la zona anal o en la base de las aletas.
  • Pérdida de apetito.
  • Oscurecimiento.
  • Palidez en las agallas.
  • Problemas para excretar. Las heces aparecen blancas y largas.
  • Dificultades para flotar. El pez nada de forma extraña, de lado, boca abajo o cerca de la superficie. Este es el signo más común de todos.

¿Existe tratamiento para la hidropesía en peces?

Para acertar con el diagnóstico y tratamiento correcto de la hidropesía es necesaria la ayuda de un experto. En el caso de que se trate de una hidropesía bacteriana, el veterinario puede recetar un antibiótico de amplio espectro y antiinflamatorios para reducir la hinchazón en los animales del acuario.

No obstante, cuando el problema está muy avanzado, las probabilidades de recuperación se reducen. Es necesario separar a los individuos afectados del resto de peces del acuario. También es recomendable retirar todas las plantas y la decoración para garantizar la erradicación del agente infeccioso.

La combinación de fármacos, dosis y duración del tratamiento debe ser acorde con el tamaño del animal. Es muy importante seguir las indicaciones de un profesional para que el tratamiento sea eficaz.

Si el pez logra recuperarse de la hidropesía, se debe cambiar constantemente el agua de la pecera —al menos en un 20% cada tres días— para eliminar todo residuo generado por los medicamentos.

Si el problema en lugar de ser bacteriano es digestivo, se aconseja dejar un corto periodo de ayunas hasta que se regularice el tránsito intestinal y que el pez consiga hacer una deposición.

¿Hay forma de prevenir este problema?

Para evitar afecciones graves como la hidropesía y otras patologías, debes mantener un buen estado de salud general del acuario. Esto se consigue siguiendo las indicaciones que te presentamos:

  • Revisa periódicamente la temperatura, limpieza y los filtros para garantizar unas condiciones óptimas del agua.
  • No sobrealimentes a los peces.
  • Realiza cambios parciales del agua.
  • Limpia los filtros cuando sea necesario.
  • Haz test de parámetros del agua. pH, nitratos, nitritos y amoniaco, entre otros parámetros. Existen tiras económicas y muy fáciles de usar en tiendas de animales.
  • Comprueba el correcto funcionamiento de los termómetros.
Un ejemplar de goldfish oranda.

La hidropesía es un problema grave, más fácil de prevenir que de tratar. Para iniciarte en el mundo de la acuariofilia debes ser consciente de los parámetros que debes medir y corregir en tu acuario para mantener a todos sus seres vivos sanos y felices.

  • Juan C. Fontanillas Pérez. Acuariofilia: Enfermedades y tratamientos de peces del acuario. Universidad Complutense de Madrid.
  • La Pastora Clínica veterinaria. Hidropesía o Barriga de Agua en Peces ¿qué es y como tratarla?
  • Depeces.com
  • Pecesdeacuario.net
  • picisber-bsf. Enfermedad de la hidropesía en peces: por qué se produce y cómo se cura.
  • acuariored.com