Empacho o indigestión en mascotas

Cristina · 7 julio, 2015
Los animales también pueden enfermarse, incluso por alimentos que no les caigan bien. Debemos saber cómo identificar los males digestivos en las mascotas y responder a estos padecimientos adecuadamente.

Una forma de entender la indigestión en mascotas es comparándola con lo que nos pasa a los humanos. Está claro que la comida es uno de los mayores placeres de los que disfrutan las personas.

Existe tal variedad de platos y cocinas diferentes que, con toda seguridad, podemos afirmar que podríamos encontrar recetas variadas para todos los días de nuestra vida. No obstante, para que este placer no se convierta en una pesadilla, hay que comer de manera moderada siempre.

El adquirir buenos hábitos alimentarios contribuirá en gran medida a evitar problemas. Si esto ocurre en las personas, lo mismo pasa en los animales. Por eso, hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre el empacho o la indigestión en las mascotas.

Generalmente, una mascota se muestra indigesta bien cuando ha comido demasiado o en las ocasiones en las que la comida no ha sido digerida de la manera adecuada; también es posible que un alimento concreto no le siente bien.

No es un tema que carezca de importancia, ya que puede acabar provocando serios problemas gástricos que llevarán a que se encuentre mal, con molestias y dolores.

Las mascotas tienen que comer siempre lo justo

gatos comiendo

Una dieta poco apropiada es el mayor el enemigo del aparato digestivo de nuestras mascotas. Por eso, hay que procurar que el animal coma lo adecuado.

No solo es importante que los alimentos que sean aptos para su ingesta, sino que además es fundamental que las cantidades sean las correctas. La mayoría de las consultas médicas que se realizan con ciertos tipos de animales tienen, precisamente, un origen digestivo.

Síntomas principales de la indigestión en mascotas

El primer síntoma que notaremos en nuestro animal es que, al poco de comer, vomita; o incluso puede hacerlo sin haber ingerido ningún tipo de alimento. Vamos a percibir también que se encuentra más desganado a nivel general. Lo notaremos alicaído y sin fuerzas.

Además, los problemas digestivos suelen venir acompañados de dolores o molestias estomacales. Por lo tanto, es posible que nuestra mascota adopte alguna posición poco habitual, que le alivie el dolor.

Cómo actuar si nuestras mascotas se empachan

Cuando se presenta una indigestión en mascotas, los dueños pueden tomar las siguientes medidas para cuidarlas:

  • Una vez que percibimos que el animal sufre una indigestión, es fundamental que esté en ayunas durante 12 horas.
  • Cuando los vómitos comiencen, es posible que se repitan hasta que el animal consiga vaciar su estómago. El momento para empezar el ayuno es cuando cesen estos vómitos.
  • Una vez que haya pasado ese tiempo, podemos comenzar a darle comida pero en dosis bajas. Después, paulatinamente, iremos aumentando la cantidad, hasta que sea la habitual transcurridos un par de días.
  • Si no recae, quiere decir que el problema ha sido superado.

Por otra parte, un aspecto fundamental es tratar de que el animal no se deshidrate, algo que podría ocurrir a causa de los vómitos y de la diarrea, si la tiene. No le permitas que ingiera mucho líquido de una vez, ya que es probable que vuelva a vomitar.

  • Ofrécele pequeñas dosis pero con frecuencia y asegúrate de que se las tome.
  • Cuando los síntomas no remiten pasados dos o tres días, llévalo sin demora al veterinario. El problema podría complicarse y derivar en una pancreatitis, una torsión de estómago o causar una úlcera.
  • Por supuesto, también acude con un profesional si en algún momento ves sangre en las heces o en el vómito.

Cómo prevenir la indigestión en mascotas

cachorros comiendo

1. Dieta equilibrada. Como decíamos, la mascota debe comer siempre la cantidad adecuada según su edad y estado físico; ni más, ni menos. Si tenemos dudas, hay que consultar con su veterinario.

2. No permitir que coma con rapidez. Uno de los motivos de las indigestiones y los empachos es que el animal coma con ansiedad. Trata de evitar que esto suceda.

3. Nada de sobras. A la hora de dar a un animal comida humana tenemos que tener cuidado, ya que no toda comida le conviene; además, es más difícil de controlar. Lo mejor es que coma su propia comida.

4. Nada de ejercicio. Debemos evitar que nuestras mascotas realicen ejercicio físico nada más comer. Si es posible, deberían estar inactivos unos 30 minutos una vez que terminan.

5. Alimentos especiales. Si notamos que el animal sufre con frecuencia empachos o indigestiones a pesar de poner en práctica estos consejos, sería importante consultar a su veterinario sobre la posibilidad de que lleve una dieta especial; puede que algún alimento le siente mal.

Ahora ya sabes no solo cómo actuar, sino también cómo prevenir las indigestiones y los empachos en las mascotas. Ponlo en práctica para mantener la salud de tu amigo animal en óptimas condiciones.