Sonidos en los gatos: qué significan

Yamila 19 septiembre, 2017

Los animales utilizan diferentes medios de comunicación para expresar lo que quieren o necesitan. Pero muchas veces no les entendemos porque, claro está, no hablan nuestro mismo idioma. Por ello en el siguiente artículo te contaremos qué significan los sonidos en los gatos.

¿Qué quieren decir los sonidos en los gatos?

Por si no lo sabías, los gatunos cuentan con cerca de 100 vocalizaciones diferentes en su repertorio. Es su manera de expresar sus sentimientos e incluso opiniones. Además, también emplean el lenguaje corporal para comunicarse. Por ello debemos prestarles mucha atención cuando quieren decirnos algo. Algunos de los principales sonidos en los gatos son:

1. Maullido

Es el más común y aparece desde el primer momento de vida. El maullido les sirve para alertar a la madre cuando necesitan atención y comida (ya que al nacer son ciegos y sordos). Es muy raro que un gato adulto maúlle a otro felino, pero sí lo hacen con las personas, ¿por qué? Porque son las encargadas de darles alimento, agua, refugio o cualquier otra de sus necesidades básicas (como lo hizo su madre de cachorro).

Entre los sonidos en los gatos, este es uno de los más representativos. Puede durar hasta varios segundos y emitirlos al abrir y cerrar la boca gradualmente para diferentes tonos. Sirve básicamente para llamar la atención.

2. Ronroneo

No hay duda de que se trata de uno de los sonidos en los gatos más hermosos que existe… Porque aparece cuando está feliz y cuando busca mimos y caricias por parte de sus dueños. Pero atención porque también el ronroneo les sirve cuando están enfermos o heridos para “acunarse” a si mismos.

Ese motorcito de tu felino tiene propiedades curativas porque actúa como una especie de masaje interno. Se trata de un sonido rítmico y bajo que emite sin necesidad de abrir la boca y que en la mayoría de los casos surge ante una situación placentera.

3. Trino

También conocido como “chirrido”, es un sonido intermedio entre el maullido y el ronroneo. Una de las principales características de este sonido es que dura menos de un segundo y tiene un tono ascendente. Además, los gatunos no necesitan abrir la boca para hacerlo. Más que nada es usado entre madres y cachorros, pero también en algunos adultos como saludo amistoso entre felinos o incluso con las personas.

4. Bufido

Cuando el animal se quiere defender abre completamente la boca y expulsa el aire de forma brusca. Este es uno de los sonidos en los gatos más llamativos porque el silbido ya puede ser usado como arma de defensa a partir de las 3 semanas de vida. Cuando la emisión del aire dura menos de un segundo, el ruido que genera es como escupir.

5. Gruñido

Cuando tu mascota realiza este sonido, es porque está realmente enojado. Se trata de una señal de advertencia hacia otro animal o persona, ya que significa algo así como “vete de mi camino antes de que use mis garras”. Puede ser corto o largo y en cualquier caso es amenazante.

6. Sonidos sexuales

Los pueden realizar tanto los machos como las hembras. En el primer caso, se usa cuando “detectan” una gatita en celo o para avisar a otros de su presencia; y en segundo, como llamada para atraer a una pareja. El sonido es como un lamento prolongado e intenso que se escucha principalmente por las noches.

7. Sonido vibratorio

¿Has visto alguna vez a tu gatito mirando por la ventana con las orejas rectas y los ojos fijos en un pájaro o animal pequeño? Seguro entonces te habrás dado cuenta también de que en esa situación hace una especie de sonido vibratorio similar al ronroneo, pero no de felicidad, sino de frustración o de excitación.

Dos gatos

8. Aullido y alarido

Podríamos decir que después del gruñido, si la situación no cambia, los siguientes sonidos en los gatos son los aullidos y alaridos. Son una especie de “llamada guerrera” que anticipan una pelea, sobre todo entre machos. Son como aullidos largos, muy agudos y a alto volumen.

9. Murmullo

Por último, este es uno de los sonidos en los gatos más lindo,s porque quiere decir que está agradecido con la atención o la comida. Es una mezcla entre un maullido, un ronroneo y un gruñido.

Fuente de la imagen principal: Daniela Carvajal

Te puede gustar