Snacks que no debes dar a tu perro

Francisco María García · 24 agosto, 2018
Si bien es cierto que los snacks pueden ser muy apropiado en el aprendizaje mediante refuerzo positivo, también es cierto que hay que vigilar aquellos alimentos que pueden ser perjudiciales para los canes

En la actualidad podemos encontrar numerosos snacks para perros en los mercados y tiendas para mascotas. Hay una gran variedad de sabores, aromas, texturas, formatos y beneficios a la disposición de los tutores.

Muchos propietarios de mascotas se preguntan si ofrecer golosinas a los perros es bueno. Y cuáles son las golosinas buenas y las malas para nuestros canes. A continuación, analizaremos por qué las golosinas pueden ser muy útiles en la educación de tu perro. Además, te contamos qué snacks son beneficiosos para su salud y cuáles deben ser evitados.

¿Son buenos los snacks para perros?

El momento de comer un snack puede ser de placer para tu perro, que lo interpretará, además, como una demostración de cariño. No obstante, las golosinas pueden ser mucho más que un simple agrado a su paladar.

Los snacks como refuerzo positivo en la educación del perro

Los snacks también son elementos muy interesantes para implementar en la educación de nuestros perros. El refuerzo positivo, como metodología educacional, propone recompensar para enseñar y estimular.

Es decir: al premiar las buenas conductas de tu mascota y reconocer su esfuerzo, no solo lo incentivas a repetir dichas acciones, sino que también estimula sus capacidades cognitivas, emocionales y sociales.

La metodología tradicional, que emplea castigos o regaños, somete el perro a situaciones de humillación e intenso miedo. Estas emociones negativas provocan enorme estrés al animal y pueden favorecer el desarrollo de numerosos problemas de conducta, como la agresividad, la destructividad, las fobias y estereotipias.

Premio para perros: comida

La creencia de que propietario debe ser el ‘dominante’ y el perro debe demostrar su sumisión es totalmente falsa. La dominancia es parte de un sistema de relación social y jerarquía intraespecial. O sea, solo se da entre animales de la misma especie. Por ello, un hombre jamás podrá dominar a un perro, y un can jamás será sumiso en relación al hombre.

Un perro obedece a su tutor gracias al vínculo especial que mantienen, basado en la confianza y el respeto mutuo. Y no porque es sumiso o dominado, ni mucho menos porque siente miedo. Por ello, recuerda invertir en el refuerzo positivo al momento de enseñar a tu mejor amigo.

Snacks buenos para los perros

En principio, todos los snacks elaborados especialmente para perros son apropiados para el consumo de nuestros mejores amigos. No obstante, es importante revisar los ingredientes de cada producto para elegir la golosina más adecuada para nuestros compañeros.

Para los perros obesos, por ejemplo, las golosinas tradicionales no son la mejor opción por su alto valor calórico. Ya existen snacks lights (reducidos en grasas y calorías), elaborados especialmente para los perros con sobrepeso u obesidad.

Por otro lado, los cachorros pueden verse beneficiados por las golosinas ricas en calcio y proteínas para favorecer su crecimiento. Los perros mayores, por su parte, suelen disfrutar de los snacks de textura más suave que facilitan la masticación y la digestión.

Además, podemos encontrar muchos snacks que ayudan en la limpieza de los dientes y las encías. Por lo cual, resultan beneficiosas para prevenir el mal aliento y la formación del sarro, principalmente en los perros adultos.

Por supuesto, la moderación será la palabra clave al momento de ofrecer snacks a tu peludo. Además, también podemos utilizar frutas y verduras o preparar golosinas caseras para nuestros perros. Estas opciones son más naturales, frescas y resultarán muy sabrosas para nuestros compañeros.

Snacks nocivos para los perros

A continuación, elaboramos una pequeña lista con los snacks que resultan perjudiciales a la salud de nuestros perros y que deben ser eliminados de su alimentación.

  • Snacks y comidas humanas: existan alimentos que pueden ser consumidos por los seres humanos y los perros, como algunas carnes, frutas y vegetales. No obstante, nuestra forma de prepararlos no siempre es apropiada para nuestros canes.
  • Las comidas condimentadas, saladas, azucaradas y fritas resultan muy perjudiciales al organismo de los perros.
  • Golosinas con colorantes y aditivos químicos: algunos snacks para perros contienen aditivos químicos, como conservantes, colorantes, etc. Lo mejor es preferir las golosinas naturales o ecológicas.
  • Alimentos prohibidos para perros: por supuestos, los alimentos malos para nuestros perros jamás deben ser ofrecidos como snacks. Entre ellos encontramos el chocolate, la palta, los cítricos, las galletas y productos industrializados (patatas fritas o galletas rellenas), entre otros.
  • Lácteos: la mayoría de los perros adultos son alérgicos a la lactosa. El consumo de leche y derivados puede provocar una respuesta hipersensible de su sistema inmunológico.

Por último, resaltamos que los snacks no son alimentos adecuados para ser la base da la dieta de tu perro. Ellos necesitan una nutrición completa y equilibrada para desarrollar sus capacidades físicas y cognitivas. Lo ideal siempre es contar con la orientación de un veterinario para elegir la mejor dieta para tu mejor amigo.