12 síntomas de que un conejo está enfermo

Saber si un conejo está enfermo puede ser bastante complejo, ya que estos mamíferos esconden muy bien sus síntomas. Aprende a descifrar este evento con nosotros.
12 síntomas de que un conejo está enfermo
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 28 septiembre, 2021.

Última actualización: 28 septiembre, 2021

Los animales que son presas en el entorno natural suelen ser expertos a la hora de camuflar su vulnerabilidad. Este mecanismo evolutivo responde a una necesidad clara: como los depredadores seleccionan siempre a los ejemplares más débiles, mostrarse frágil puede suponer la muerte. Por esta razón, detectar los síntomas de que un conejo está enfermo es muy difícil.

Los conejos y las liebres son la base nutricional de muchos grandes mamíferos (como zorros, lobos y linces), por lo que tienen engranado en su instinto que no deben mostrarse moribundos nunca. Aunque se encuentren en cautiverio, esta conducta se mantiene por herencia genética. Sigue leyendo si quieres conocer 12 síntomas de que tu mascota está enferma.

1. Cambios alimenticios

Los conejos son proclives a padecer estasis intestinal, un cuadro clínico caracterizado por la disminución o la parada de los movimientos normales de los músculos del aparato digestivo. Esto hace que dejen de comer, ya que se sienten llenos e hinchados de forma constante.

Por otro lado, uno de estos mamíferos puede dejar de alimentarse si tiene los dientes incisivos demasiado largos. La falta de limado del aparato dental de los conejos les causa mucho dolor a nivel oral (acompañado de heridas y sangrados).

2. Cambios en las heces (o ausencia de ellas)

La estasis intestinal en conejos también se manifiesta con la ausencia de deposiciones. Por otro lado, muchos cuadros infecciosos causan diarrea en estos mamíferos y es fácil detectarla si se monitorizan las heces que producen cada día. Cuando limpies la jaula, échale un ojo a las deposiciones y comprueba que su consistencia y su número son los adecuados.

Las generalidades de las deposiciones de los conejos se pueden resumir en los siguientes puntos:

  1. Normales: marrones, regulares, con forma circular y con un diámetro similar al de una moneda.
  2. Anormales: agrupadas, amarillentas, cubiertas de moco, con olor pestilente y con formas distintas a la estándar.

3. Cambios en los niveles de energía

Todo conejo debe salir de su jaula como mínimo 2 horas al día para ejercitarse. Cuando son soltados, estos lagomorfos suelen mostrarse entusiasmados y saltarán de forma enérgica tanto como puedan. Si al dejar suelto al animal este se queda en una esquina, estás ante uno de los síntomas más claros de que tu conejo está enfermo.

4. Mal de patas

El término “mal de patas” hace referencia a una condición clínica conocida como necrosis plantar afección podal. Esta patología afecta a los lagomorfos que están en jaulas poco adecuadas y se manifiesta con hinchazón, purulencia y dolor en las patas traseras. Todos los signos clínicos que evidencian este cuadro requieren atención veterinaria inmediata.

Las bolas de pelo en el estómago de tu conejo pueden ser muy nocvas.

5. Cambios en la postura

Uno de los síntomas más evidentes de enfermedad en el conejo es el cambio anómalo de postura. Si no se encuentran bien, estos animales suelen evitar rozar el suelo con su tripa (sobre todo si tienen exceso de gases o constipación). Es posible que se muestren inquietos, ya que no son capaces de adoptar la posición adecuada para el descanso.

6. Pérdida de pelo

A diferencia de otros animales, la pérdida de pelo en conejos siempre se considera un problema. Si ves que tu ejemplar tiene parches desnudos a nivel epidérmico, lo más probable es que porte parásitos externos. En estos casos, se requiere atención veterinaria y la administración de medicamentos tópicos.

7. Cambios en la tasa respiratoria

Los conejos son respiradores nasales por obligación, así que cualquier cambio en las vías respiratorias superiores será más problemático para ellos que para un perro, por ejemplo. La tasa respiratoria normal de un conejo adulto es de 30 a 60 respiraciones por minuto. Si ves que tu animal hiperventila de forma constante, es posible que esté estresado o que tenga una infección.

Tal y como indican fuentes profesionales, también es problemático que cada ciclo respiratorio se acompañe de sonidos anómalos. Por otro lado, el animal suele sentarse y mantiene su cabeza ligeramente inclinada hacia arriba cuando no respira bien.

8. Babeo

Los conejos producen saliva de forma normal, pero que se escape de las comisuras de sus labios y humedezca su pelaje no es nada común. Esta condición se conoce como ptialismo e indica un desajuste en el entorno oral. Es uno de los síntomas más claros de que un conejo está enfermo, específicamente de patologías como la gingivitis, el tétanos y diversos trastornos metabólicos.

El crecimiento excesivo de los dientes también provoca babeo en conejos.

9. Cabeza ladeada

La cabeza ladeada puede parecer normal en el conejo, pero casi siempre indica una patología si se mantiene en el tiempo. La infección de uno de los oídos es la causa más común de este síntoma, pero las infestaciones protozoarias, los cánceres cerebrales y los accidentes cerebrovasculares también pueden propiciarlo.

Con el tratamiento adecuado, este síntoma de enfermedad en el conejo se puede solventar (sobre todo si el causante es un agente infeccioso). De todas formas, su manifestación siempre evidencia una emergencia médica.

10. Obesidad

La obesidad no solo es un síntoma de patología en estos mamíferos, sino que indica una enfermedad por sí misma. El sobrepeso en estos animales no es muy fácil de identificar, ya que tienen una gruesa capa de pelo que impide evaluar su constitución física. Por ello, si crees que tu conejo es obeso la mejor opción es pesarlo. 

Un conejo pesa de media de 2 a 4 kilos, aunque algunas variedades son más grandes. Es probable que tu ejemplar tenga sobrepeso si se desvía mucho de este estándar a la alza.

11. Rechinado dental

Los animales suelen rechinar un poco los dientes de forma natural, pero no es normal que este comportamiento se instaure de forma constante o que sea muy ruidoso. Todo tutor sabrá identificar este signo clínico si lleva en suficiente tiempo con su conejo. Si el rechinado dental se escucha desde lejos de forma constante, es probable que el animal esté pasando por un episodio de dolor agudo.

12. Orejas muy calientes o muy frías

Los conejos utilizan sus orejas para termorregular. Estas estructuras tienen una amplia superficie y poco grosor, así que son perfectas para que el animal pueda disipar calor en entornos con temperaturas altas. De todas formas, no es normal que estas estén excesivamente calientes al tacto, pues indican que la temperatura del animal es anormal.

Tampoco es bueno que las orejas del conejo estén muy frías, ya que esto evidencia una falta de flujo sanguíneo hacia la zona.

Las bolas de pelo en el estómago de tu conejo son muy nocivas.

Como puedes ver, son muchos los síntomas que indican que un conejo está enfermo. Si detectas cualquiera de estos signos clínicos por más de unas horas en tu animal, acude al veterinario con presteza. En cuestión de salud de las mascotas siempre es mejor prevenir.

Te podría interesar...
¿Cómo ven los conejos?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo ven los conejos?

¿Cómo ven los conejos? Es una de las dudas más comunes. Expertos explican que tienen un rango de visión de más de 360 grados.