Silbido de gato y lo que necesitas saber sobre esto

El silbido o siseo de los gatos es una vocalización de advertencia que busca evadir los enfrentamientos durante situaciones de mucho estrés (incomodidad).
Silbido de gato y lo que necesitas saber sobre esto
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 25 octubre, 2022

Los felinos domésticos son capaces de producir una gran variedad de vocalizaciones diferentes. Estas van desde el típico maullido y el ronroneo, hasta aullidos fuertes que podrían preocupar a sus tutores. Entre los sonidos más extraños que un gato puede producir se encuentra el silbido, el cual suele aparecer cuando el ejemplar se siente amenazado.

A pesar de que se le llame “silbido”, la realidad es que esta vocalización del gato suena más como un bufido o como el siseo de una serpiente. De hecho, al mismo tiempo que emiten el sonido, abren la boca en señal de incomodidad y como advertencia. Sigue leyendo este espacio y descubre más acerca del silbido del gato.

¿Cómo se produce el silbido en el gato?

Contrario a los maullidos o los ronroneos, durante el silbido de los gatos no se lleva a cabo un control preciso de la salida del aire. De hecho, al terminar su inspiración, exhalan de manera súbita y con fuerza para expulsar todo el aire de sus pulmones, lo que produce un sonido grave que parece “raspar” la garganta.

El volumen de esta vocalización depende mucho de la situación que atraviese el felino. Esto significa que puede emitirlo tan bajo como si fuera casi un susurro, o producir un gran siseo que sorprenda a sus tutores. Por si fuera poco, el silbido del gato también va acompañado de un lenguaje corporal muy común, el cual consiste en lo siguiente:

  • Boca abierta para mostrar los colmillos y con la lengua retraída.
  • Orejas hacia atrás.
  • Espalda arqueada y la cabeza hacia abajo.
  • Pelo erizado.

Como es posible intuir, la postura del felino durante este siseo es una preparación previa para huir o para atacar. Si la situación amenazante no cesa, el gato está listo para impulsarse con sus piernas y dar un salto largo. Por ello, se suele asociar este silbido como una señal de advertencia para sus adversarios.

Uno de los gatos exóticos pequeños.

¿El silbido es lo mismo que un gruñido?

Aunque pueden llegar a parecerse, el silbido o siseo del gato es diferente al gruñido. Durante este último, el ejemplar puede comenzar su vocalización con la boca casi cerrada y en un volumen mínimo, pero se puede alargar e incluso llegar a ser estridente. Contrario al silbido, el gruñido no conlleva la adopción de una postura de huida o ataque, sino que mantiene su posición y se prepara para atacar.

¿Por qué el gato emite el silbido?

Si bien es cierto que la razón más habitual por la que un gato emite su silbido es debido a que se siente incómodo, también existen otras situaciones que lo provocan. Entre las causas más comunes en el entorno doméstico se encuentran las siguientes:

  • Miedo ante extraños (animales o personas).
  • Confrontaciones territoriales.
  • Miedo ante situaciones extrañas.
  • Estrés.
  • Dolor físico.
  • Protección de sus crías.

El siseo de los gatos no es una señal inminente de un ataque, sino una petición para detener la situación o la acción. En caso de que se ignore este mensaje, el ejemplar puede elegir huir para resguardarse o atacar a su agresor. No obstante, en la mayoría de las ocasiones, el felino elige evitar la confrontación y huye del lugar.

¿Es normal que un gato emita su silbido?

A pesar de que esta vocalización es común en la vida diaria de un gato, el simple hecho de que la emita de manera frecuente podría significar que existe algo malo en su entorno. Cabe resaltar que el felino realiza el silbido para mostrar inconformidad, dolor o miedo, por lo que es importante revisar qué es lo que lo causa para intentar remediarlo.

En caso contrario, la incomodidad de la mascota puede llegar a agravarse y provocar un estado de estrés crónico que afecte su salud. Por lo tanto, es mejor ser precavido y poner atención a la situación para intentar solucionar el problema.

Los gatitos recién nacidos también silban

Otro punto relevante que se necesita enfatizar es que durante los primeros meses de vida, los pequeños gatitos podrían emitir este silbido con más frecuencia que un adulto. Estos eventos son relativamente normales, pues durante su crianza la madre les enseña a comportarse y a comunicarse. En consecuencia, se les puede observar “practicar” con sus hermanos los distintos tipos de vocalizaciones felinas.

Claro está, no te preocupes si los ves “pelear” un poco antes o después de que emitan el silbido, ya que de esta manera socializan entre sí y aprenden a ponerse límites. Además, en caso de que las “peleas” sean demasiado intensas, la madre intervendrá para corregirlos y enseñarles a convivir. Esta también es una de las razones por las que no deben ser separados de su familia antes de los 3 o 4 meses de edad.

Los gatos necesitan su espacio

Una de las causas más frecuentes por las que un gato emite su silbido es debido a la incomodidad generada por sus propios tutores. Esto llega a ocurrir porque se les obliga a hacer algo que no quieren, como conocer a otra mascota, cargarlos, bañarlos, cortarles las uñas o abrazarlos.

Es más, en algunas ocasiones, emiten este siseo solo porque se sienten abrumados o padecen de estrés crónico. Por ello, se debe estar atento a todas las señales corporales de la mascota y evitar obligarlo a hacer cosas que no quiere. Dale su espacio y respeta sus momentos de soledad. Si tu felino te silba, lo mejor que puedes hacer es lo siguiente:

  1. Detener cualquier acción que planeabas realizar.
  2. Darle espacio y alejarte de la zona para que se tranquilice.
  3. Asegurarte que tiene suficientes juguetes, torres o guaridas para que se esconda.
  4. En cuanto decida acercarse de nuevo, no hagas movimientos bruscos y busca incentivarlo con el reforzamiento positivo (premios).
Trucos para gatos

Señales de alerta a tomar en cuenta

Como se mencionaba más arriba, el gato emite silbidos de manera natural como respuesta a diferentes situaciones de su vida diaria. Sin embargo, también es posible que exista algún problema de salud que lo haga sentirse amenazado y propicie la presencia de esta vocalización. Algunas señales de alerta que se deben tomar en cuenta en estos casos son las citadas a continuación:

  • Silbidos constantes sin causa aparente.
  • Pérdida del apetito.
  • Apatía.
  • Reclusión o cambios drásticos en su comportamiento social.
  • Silbidos o agresión al tocar ciertas partes de su cuerpo.
  • Falta de actividad.

Si detectas una o varias de las señales anteriores, lo mejor es acudir lo antes posible con un veterinario. Ten en cuenta que los felinos domésticos tienden a ocultar mucho sus padecimientos, lo que complica mucho el identificar problemas de salud. Por ello, en cuanto detectes una anomalía en su comportamiento, llévalo a la clínica a revisión.

El silbido es una forma peculiar de comunicación de los felinos, por lo que debe ser interpretado con mucho cuidado antes de atribuirle algún significado. Aunque en la mayoría de los casos es solo una advertencia o petición para que le des espacio, también podría llegar a ser una señal de alerta para su salud. Así que vigila muy bien a tu mascota y si tienes cualquier duda, no dudes en acudir con un especialista.

Te podría interesar...
El lenguaje de la cola de los gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
El lenguaje de la cola de los gatos

¿Sabías que mediante el lenguaje de la cola de los gatos estos expresan emociones y actitudes? Si te fijas bien sabrás qué le pasa... ¡o qué quiere...



  • Pandeya, Y. R., & Lee, J. (2018). Domestic cat sound classification using transfer learning. International Journal of Fuzzy Logic and Intelligent Systems, 18(2), 154-160.
  • Schötz, S., van de Weijer, J., & Eklund, R. (2017). Phonetic characteristics of domestic cat vocalisations. In The 1st International Workshop on Vocal Interactivity in-and-between Humans, Animals and Robots, VIHAR 2017, 25–26 August 2017, University of Skövde, Sweden (pp. 5-6).
  • Aloufi, A. (2021). Onomatopoeia and Cat Vocalisations. International Journal of English Linguistics, 11(5).
  • Tavernier, C., Ahmed, S., Houpt, K. A., & Yeon, S. C. (2020). Feline vocal communication. Journal of veterinary science, 21(1).