Cómo criar gatitos recién nacidos

Los gatitos recién nacidos son totalmente dependientes de su madre para protección, calor y nutrición. Si tienes una camada bajo tu responsabilidad, tienes que seguir estas indicaciones.
Cómo criar gatitos recién nacidos
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 24 agosto, 2022

Los gatos son animales tiernos y encantadores, pero como con cualquier mascota ameritan responsabilidad y atenciones. En especial, cuando son pequeñitos, que presentan inmadurez física, fisiológica e inmunológica. Cuando vienen al mundo, dependen de los cuidados de su madre. Si esta no se encuentra cerca, por cualquier motivo o circunstancia y tienes una camada a tu cargo, necesitarás saber cómo criar gatitos recién nacidos.

Los gatitos nacen con los ojos cerrados, indefensos y débiles, pero con algunos reflejos que le permiten sobrevivir las primeras semanas de vida. Aprenden todo de su madre, quien se encarga de protegerlos y enseñarlos a ser independientes. Por ello, este artículo te detalla los requerimientos y necesidades que deben cubrirse en mininos neonatos, en caso de que tengas algunos bajo tu responsabilidad. No te quedes sin leer nada.

¿Cómo nacen los gatitos?

Destete en gatitos

Los gatos son vivíparos, con un período de gestación que oscila entre 64 y 67 días y un número por camada que va desde 1 hasta 5 mininos. Los bebes nacen indefensos, con los ojos y los oídos cerrados, por lo que no pueden ni ver ni escuchar durante los primeros días de vida. Por su parte, el gusto, el olfato y el tacto son funcionales.

Presentan reflejos simples muy importantes para su supervivencia, entre ellos el de succión, del hociqueo (para encontrar el pezón), termo tropismo positivo, para dirigirse hacia el calor (indispensable en los 4 primeros días de vida). Además del ano genital, proporcionado por la madre mientras los lamen, estimulando de esta manera la micción y la defecación.

Durante su período neonatal, los mininos poseen movimientos limitados y tampoco pueden regular la temperatura corporal por sí mismos. Pierden su cordón umbilical entre el cuarto y quinto día de vida y logran abrir los ojos, a partir de los 9 o 15. El destete ocurre después de 7 u 8 semanas de nacidos y ya a partir de los 12 se vuelven totalmente independientes.

¿Cómo criar gatitos recién nacidos?

Los gatitos recién nacidos son delicados y necesitan muchas atenciones si su madre no está presente. Por ello, cuidarlos no es una tarea que puedes tomar a la ligera. Primero que nada, tienes que estar consciente de la responsabilidad que estás asumiendo, pues son seres indefensos que dependen por completo de ti. Sin embargo, no te agobies, a continuación te desglosamos todos los detalles que tienes que atender.

Alimentación

De seguro, la primera pregunta que pasa por tu mente es ¿qué darle de comer a un gato recién nacido sin madre?, y aunque la respuesta es simple, leche, no todo es tan sencillo. Primero debes saber que la mejor leche para alimentarlos es la de su misma especie, por lo que lo ideal sería que consiguieras otra gata nodriza para ayudarte con la tarea.

No obstante, existen marcas comerciales sustitutas, con todos los requerimientos necesarios para el desarrollo de los gatitos. La cantidad viene señalada en las etiquetas de los productos. Así, hay que seguir con mucho detalle las indicaciones. La frecuencia varía de acuerdo a la edad. Los gatitos de menos de una semana suelen comer más seguido, cada 2 o 4 horas. Luego la frecuencia va aumentando poco a poco a medida que crecen. Otra opción es emplear leche casera.

Nunca debes ofrecerles a los gatitos leche de vaca, ni fórmulas para bebés humanos, ya que su contenido nutricional es diferente y no proporcionan los requerimientos para el desarrollo adecuado de los felinos.

Lo recomendable es emplear un biberón o una jeringa para suministrar la leche al gatito recién nacido. La posición adecuada es colocar al felino boca abajo con la cabeza un poco elevada. Estas tiernas mascotas ganan alrededor de 10 a 15 gramos de peso por día y ya a las 3 semanas se puede comenzar a incorporar comida sólida, bien sea seca o húmeda.

También es necesario suministrar la leche tibia, para ello se debe verificar la temperatura antes de ofrecerla.

Mantener su temperatura corporal

Los gatitos recién nacidos no regulan su temperatura corporal por sí mismos, por lo que hay que ayudarlos al principio. Esto se puede lograr con cobijas o si es necesario colocar guantes o botellas con agua tibia cerca. También necesitan una cama acogedora con mantas limpias y suaves. Colócala en un lugar seguro, sin corrientes de aire para que no tengan frío, pero no aislado de ruidos.

Ofrecerles estímulos para que puedan hacer sus necesidades fisiológicas

Como hemos mencionado, los mininos neonatos reciben de su madre un estímulo para que realicen sus micciones y defecaciones. Por ello, en ausencia de la progenitora, puedes emplear un trozo de algodón, un paño o gasa levemente humedecido con agua tibia y pasarlo por todo su cuerpo. Recuerda hacer énfasis en la región ano genital.

Los mininos comienzan a orinar por sí mismos alrededor de las 3 semanas de vida. Sin embargo, se debe mantener el estímulo hasta las 4 o 6.

Otros aspectos importantes al criar gatitos recién nacidos

Además de los cuidados mencionados para criar gatitos recién nacidos, se deben tener en cuenta otras atenciones igual de relevantes. Estas son las siguientes:

  • Cuidado con el cordón umbilical: aunque el cordón umbilical se cae en corto tiempo (entre 4 y 5 días), siempre hay que estar pendiente de que no se infecte esta zona.
  • Limpieza: los gatitos recién nacidos presentan un movimiento limitado, por lo que pueden ensuciar su espacio de heces y orina. En condiciones naturales, su madre se encarga de todo. De esta manera, tendrás que mantener la higiene, limpiando de forma regular para evitar que contraigan enfermedades.
  • Cuidados de los ojos: esta zona es una de las más delicadas y en la que pueden aparecer algunos problemas en los mininos recién nacidos. Por ello, después que los gatitos abren los ojos debes mantenerlos limpios.
  • Caricias y mimos: los gatitos ameritan contacto con otros seres, recordemos que la madre pasa bastante tiempo con ellos, limpiándolos, por lo que necesitan que nosotros hagamos lo mismo. De esta manera, se puede aprovechar la hora de la alimentación para pasar los dedos por su cuerpo, imitando los lamidos que realizan las gatas. Además, si tenemos un solo gatito, también se puede colocar un reloj cerca para que con su tic tac se sienta en compañía.
  • Signos de alarma: hay que prestar mucha atención al comportamiento que tienen nuestros gatitos, cómo es su desarrollo y su alimentación, así sabremos si todo marcha bien. Los principales signos de alarma incluyen la falta de apetito, poco peso y la presencia de diarreas o vómitos. Ante cualquier signo inusual, lo mejor es consultar con un experto.
Gatito bebiendo del biberón

Conclusiones

En definitiva, criar gatitos recién nacidos es una tarea enorme, que requiere trabajo y responsabilidad, pero muy enriquecedora. Ver a tus mininos crecer sanos y fuertes con tu ayuda será una experiencia única. Ante cualquier inquietud no dudes en consultar con un veterinario, nadie mejor que él para orientarte. Recuerda que tienes a cargo unas mascotas tiernas y adorables por las que vale la pena cualquier esfuerzo.

Te podría interesar...
7 variaciones de patrón bicolor en gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
7 variaciones de patrón bicolor en gatos

Los gatos que tienen un patrón bicolor pueden tener diferentes variaciones peculiares y únicas. Conócelas en este espacio.



  • Duque-Quintero, M., Benítez-Ceballos, M., Mejía-Gutiérrez, P., & Goez-Tuberquia, V. (2022). Revisión sistemática. Composición química y nutricional de la leche de gata doméstica. Revista Sinergia, 1(11), 7 - 23.
  • Lawler, D. (2008). Neonatal and pediatric care of the puppy and kitten. Theriogenology, 70(3), 384-392.
  • Protección felina. Guía para el cuidado del gatito desde los 0 días de vida. Recuperado el 20 de agosto de 2022, disponible en: https://proteccionfelina.org/userfiles/gu%C3%ADa%20final.pdf
  • Sánchez, A, & Silva, M. (2002). Biología de la gestación en la gata doméstica (Felis catus). Archivos de Medicina Veterinaria, 34(2), 147-156.