Entiende a tu gato: tips para entender su lenguaje corporal

19 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Elsa M. de Arribas
El gato es un animal que comunica mucho, pero aún así no siempre lo entendemos. Para solucionar esto, a continuación te damos algunos tips para comprender mejor su lenguaje corporal.

El lenguaje corporal de un gato puede decir mucho. Por ello, conviene conocerlo para poder lograr una convivencia positiva en el hogar. Para ayudarte, a continuación te brindaremos algunos tips de utilidad.

En ocasiones, puede parecernos complicado interpretar lo que nuestro felino quiere y esto puede frustrarnos. ¿Quiere comida? ¿Mimos? ¿O quizás algo de espacio y soledad?

Características del lenguaje corporal de un gato

A la hora de interpretar el lenguaje corporal de un gato es conveniente fijarse en cómo están partes concretas del cuerpo del animal, como su cola, cara u orejas. Según estén cada una de ellas, el gato estará indicando una cosa u otra.

Por supuesto, la combinación de todas ellas permite comprender mejor lo que indica el gato.

Lo que dice la cara del gato

Tanto los bigotes como la expresión de los ojos son indicativos del estado anímico del gato. Por ejemplo, para saber si un gato está contento, hay que fijarse en la combinación orejas-ojos-bigotes.

Los bigotes están relajados y mirando hacia abajo, así como las orejas están redondeadas y los ojos también están cerrados y calmados.

Cuando un gato está alerta, las orejas están en punta, las pupilas pequeñas y los bigotes apuntan hacia arriba. Esto indica que el gato ha encontrado algo que le he llamado la atención.

Gatos en el Antiguo Egipto

Por otro lado, cuando el gato nota algo en el ambiente y se agacha, es mejor evitar tocarlo. Es un claro ejemplo de un gato preocupado, con orejas giradas hacia el lado del ruido, pupilas amplias y bigotes apuntando hacia arriba.

En cuanto a los gestos mostrados por un gato estresado, tienden a mostrar un comportamiento muy concreto. Entre ellos, colocan las orejas planas y los bigotes apuntan hacia arriba al mismo tiempo que las pupilas en los ojos son grandes y amplias.

Por otra parte, un gato triste o deprimido muestra unas orejas o bigotes caídos y sus ojos tienden a mirar hacia abajo. Cuando un gato está deprimido no presta atención a las cosas o juegos que le resultaban interesantes, por ello debe le debe motivar a jugar.

Ante un gato deprimido o estresado pueden seguirse una serie de consejos para intentar que vuelva a su estado alegre y juguetón de siempre. Para ello, es importante llevarlo al veterinario para que le realice un chequeo, así podremos comprobar que todo está bien. Luego, dependiendo de la situación, se puede considerar la ayuda de un especialista en comportamiento felino.

El lenguaje corporal del gato deprimido.

Lo que dice el cuerpo del gato

Aparte de la expresión facial, un indicativo del estado anímico del gato son las posturas corporales que realiza. A continuación se mencionan algunas de las posturas corporales más comunes que permiten comprender el comportamiento de los gatos.

A los gatos les gusta saludar a sus dueños o darles la bienvenida tumbándose en el suelo, con la barriga hacia arriba. No obstante, esto no quiere decir que se le pueda atosigar o que realmente quieran que les acaricies el estómago.

Otra pose muy común para dar la bienvenida al hogar es la de saltar sobre sus patas traseras. Así, está más cerca para recibir los cariños que le prodiguen sus dueños.

Si el gato está preocupado o nervioso, la pose que adopta es la de agacharse. Al estar agazapado, puede salir corriendo en el instante que lo necesite.

Lo que dice la cola del gato

Las diferentes posiciones que adopta la cola de un gato también permiten conocer el estado anímico del animal. Así, resulta más sencillo interpretar el lenguaje corporal de un gato así como su comportamiento y actuar en consecuencia.

Cuando la cola se mueve de lado a lado, a una altura media del cuerpo y además, el gato va paseando, es un indicativo de indecisión. Con este gesto, el gato puede indicarnos que no sabe que decisión tomar o hacia dónde ir.

Por otra parte, hay un movimiento característico que puede indicar o bien bienvenida –el animal está feliz– o bien marcaje del territorio. En este movimiento, conocido como «temblor de la cola», la cola está erguida y tiembla.

Otro movimiento llamativo realizado por la cola de los gatos ocurre cuando se les acaricia y se emocionan. Suben la cola y se eriza el pelo de la base de la misma. Hay que tener cuidado, porque puede que el gato se sobreexcite y puede morder.

Significado de la posición de la cola de los gatos

Nota final

Entender el lenguaje corporal de tu gato será muy útil para lograr una buena convivencia con él y manejar adecuadamente las situaciones que puedan presentarse. Así pues, presta atención a cómo están sus ojos, oreja, cola y demás, para conocer un poco mejor sus necesidades y si está contento, frustrado, enfadado, nervioso, aliviado o feliz.

  • PURINA. El comportamiento de los gatos. Purina. [Online]: https://www.purina.es/gato/purina-one/articulos/adulto/cuidados-comportamiento/el-comportamiento-de-los-gatos
  • Erica Leong. Cat body language. National Cat Centre. [Online]: https://www.cats.org.uk/help-and-advice/cat-behaviour/cat-body-language