El lenguaje de la cola del gato

El lenguaje de la cola del gato es muy rico y variado, y conocerlo nos será muy útil para entender mejor a estos esquivos animales
El lenguaje de la cola del gato

Escrito por Alberto Fuentes

Última actualización: 30 octubre, 2019

El lenguaje corporal de los gatos es mucho más complejo de lo que pueda parecer: podemos sacar mucha información sobre su estado de ánimo o sus intenciones con solo mirarlos. La posición, los movimientos corporales y los de la cola del gato nos hará entender mejor a estos sigilosos animales.

Respecto a los movimientos que hacen los perros con la cola para expresar sus emociones, los de los gatos son completamente diferentes, ya que tienen un carácter totalmente opuesto: el felino va a tratar de ocultar sus emociones, y es que incluso es difícil averiguar si tiene algún tipo de dolencia.

Información que nos proporciona la cola del gato

La información que podemos obtener observando la cola del gato es muy importante para que la convivencia sea más placentera para ambos. Cada animal tiene un carácter diferente, pero hay una serie de posiciones que llevan a cabo con la cola que, si las sabemos interpretar, nos pueden evitar más de un arañazo o mordisco.

  • Cola recta hacia arriba: cuando un gato coloca la cola en posición vertical, es una clara señal de que se siente seguro en ese lugar. Siempre es un mensaje positivo y, si realiza movimientos muy lentos y progresivos con la punta en esta posición, es que, además, está contento.
Cola arriba del gato
  • En posición vertical y vibrante: cuando nuestro gato tiene la cola hacia arriba pero realiza movimientos vibrantes y rápidos, quiere decir que mezcla felicidad con emoción, algo que suelen demostrar cuando llegamos a casa o están viendo cómo les preparas la comida. Por otra parte, en el caso de los machos, también suelen hacer este tipo de movimientos cuando van a orinar para marcar territorio.
  • Curvada en forma de ‘S’: que un gato tenga la cola curvada en forma de ‘S’ es buena señal, ya que suele querer jugar o llamar tu atención. Normalmente, los gatos más dependientes y juguetones van a llevar la cola curvada buena parte del día y buscarán tus caricias, ya sea por aburrimiento o por mera confianza. En los ejemplares más ariscos es mucho más difícil verles la cola en esta postura, pero con tiempo y confianza suelen cambiar bastante.
  • Movimientos rápidos de lado a lado: cuando un gato realiza estos movimientos es que se está sintiendo incómodo, ya sea porque le estás molestando o porque, mientras le acaricias, tocas alguna zona muy sensible de su cuerpo, como puede ser el vientre o las almohadillas de las patas. Hay que estar alerta con este tipo de movimiento porque puede acabar en arañazo si no cesamos con lo que estamos haciendo.
Posición de la cola del gato
  • Cola hacia abajo y rígida: es la peor señal que puedes recibir de la cola del gato, ya que quiere decir que está muy enfadado y es muy probable que te ataque si no le das su espacio. Cuando colocan así la cola suele venir de la mano de un bufido, pero hay gatos que no avisan de manera tan obvia y atacan de forma más inesperada.
  • Cola entre las patas: es la postura que más asemeja sus sentimientos a los de un perro cuando coloca también la cola esta posición. Es una reacción que tienen los gatos ante una situación que les pone muy nerviosos o les asusta. Por ejemplo, un cambio de casa suele ser algo traumático para los gatos y suelen pasar unos días así. No suele conllevar comportamientos agresivos y lo más normal es que huya, por lo que es mejor darles su tiempo y espacio.
  • Enrollada: cuando un gato mantiene la cola en esta posición, ya sea mientras duerme o con alguna actividad relajada, es que está muy cómodo y feliz. Suele ser acompañado por un placentero ronroneo y es una señal inequívoca de que estamos haciendo las cosas bien con nuestra mascota.

Aprender esta serie de movimientos nos permitirá adelantarnos a los problemas que pueda tener nuestra mascota y seremos capaces de evaluar su estado de ánimo o si está padeciendo algún tipo de dolencia, algo esencial para que tanto tu gato como tú disfrutéis el uno del otro sin problemas.

Te podría interesar...
¿Por qué los gatos son tan ágiles y flexibles?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué los gatos son tan ágiles y flexibles?

Los gatos son tan ágiles y flexibles que prácticamente pueden acceder a cualquier lugar sin encontrar ninguna limitación física.