La cola en la comunicación de los perros

Esta extremidad es un elemento fundamental en el lenguaje canino; gracias a ella, según el movimiento o el contexto, se puede averiguar lo que siente o su actitud hacia el entorno o las personas

Los perros no pueden hablar, pero nunca dejan de comunicarse con nosotros: a través de su cuerpo y de sus sonidos. Es importantísimo el papel de la cola en la comunicación de los perros: aprende qué significa cada movimiento de cola que hace tu can.

Aspectos básicos de la comunicación de los perros

La comunicación canina se basa en la posición corporal y en su movimiento, pero su interpretación también depende del contexto. Es decir: un mismo movimiento significará una cosa diferente si está relajado en casa que si está en el parque.

Sin embargo, es necesario conocer estos movimientos básicos para entender qué significa la cola en la comunicación de los perros; para entonces poder dilucidar en cada momento qué está transmitiendo un perro.

Como la comunicación canina es universal, estos significados serán los mismos en todos los perros: no importa de dónde provengan o de qué raza sean. También tendremos en cuenta en estos consejos a los perros que, por su anatomía, no tienen cola o no pueden moverla.

Cola entre las piernas

Es una de las señales más conocidas y reconocibles: la cola entre las patas significa que el perro tiene miedo. Cuánto más miedo, más hacia la barriga llevará el perro su rabo: pero siempre debemos tener en cuenta las limitaciones por raza.

Perro mete la cola entre las patas

Los galgos tienen una cola con mucha más libertad de movimientos que los pastores alemanes y, desde luego, que los huskies. Por eso, es importante cuánto tiene la cola entre las patas dependiendo de las posibilidades de su raza, más que en comparación con otras.

En cualquier caso, la cola entre las patas indica que el perro no lo está pasando bien. Debemos conocer qué está aterrorizando a nuestra mascota para poder evitarlo y así aliviar el miedo.

Cola que se agita

Habitualmente se cree que cuando un perro mueve la cola es feliz: es falso. Hay muchas otras razones por las que un perro puede menear la cola: puede ser un signo de agresión o una señal de calma.

Una cola que se mueve libre, a un ritmo pausado, puede indicar tranquilidad o ser una señal de calma. Si además el perro baja la cabeza o parpadea, desde luego es una señal de calma. Si el perro está paseando por su casa, sin ninguna molestia en el ambiente, es obvio que es signo de tranquilidad y de que está contento.

Sin embargo, si la cola se mueve de una manera rápida y tensa, el significado cambia por completo. Podemos resumir que una cola que se agita con energía implica nerviosismo: muchas veces confundimos la excitación con alegría.

Además, si la cola se alza sobre la línea de la espalda mientras se agita con rapidez, y la posición del resto del cuerpo del perro indica alerta, podría estar preparado para saltar y agredir. En una posición muy parecida podría estar a punto de empezar un juego: en este caso el contexto y la reacción del otro perro son determinantes.

Cola que se levanta

La cola en la comunicación de los perros también implica significado aunque no tenga movimiento. Un rabo levantado sobre la línea de la espalda, quieto y sin apenas movimiento indica atención o alerta: el perro está investigando algo que le preocupa o le llama la atención.

Perro beagle

De nuevo, el contexto y la reacción posterior del perro nos darán las claves para entender qué está queriendo comunicar: si está descubriendo algo que le da miedo o solo si quiere reconocer los alrededores. Incluso, puede que esté intentando establecer comunicación con otro perro que tiene cerca.

¿Y si no hay cola?

A pesar de lo importante que es la cola en la comunicación de los perros, hay muchos que no pueden emplearla: los perros sin rabo o con la cola rizada sobre la espalda no tienen las mismas capacidades comunicativas que el resto de canes.

Perro con cola enroscada

Los perros que tienen alteraciones en su cuerpo que no les permiten comunicarse con normalidad son conscientes de su dificultad y suelen ser capaces de desarrollar otras partes de su lenguaje para compensarlo. Sin embargo, cuando se relacionan con otros perros desconocidos puede haber malentendidos.

El lenguaje de los perros es universal. Lo emplean para comunicarse entre ellos, pero también para hacerlo con los humanos, por lo que conocer qué significa la cola en la comunicación de los perros es imprescindible para entender a nuestros compañeros de cuatro patas.

Te puede gustar