Salamandra tigre: cuidados en cautiverio y consideraciones legales

La salamandra tigre es una mascota exótica excelente pero, por desgracia, hay ciertas consideraciones legales que se deben tener en cuenta antes de hacerse con un ejemplar.
Salamandra tigre: cuidados en cautiverio y consideraciones legales
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 05 noviembre, 2020

Hoy te presentamos a una mascota exótica bastante poco conocida por la población general: la salamandra tigre. A pesar de su poca fama y la falta de información sobre este animal en portales especializados, te aseguramos que este anfibio se trata de una mascota resistente, amigable y excelente para tutores inexpertos en el ámbito de la terrariofilia.

A pesar de la resistencia de este animal, hay ciertos requerimientos a tener en cuenta antes de su adquisición, sobre todo en materia legal. Si estás pensando en hacerte con una salamandra tigre, no te pierdas esta guía.

Consideraciones iniciales

En primer lugar, debemos reconocer que no estamos hablando de una sola especie cuando nos referimos a la salamandra tigre. Todos estos urodelos domésticos pertenecen al género Ambystoma —igual que el ajolote—, pero este contiene la friolera de 32 especies diferentes.

La especie que hoy nos atañe se conoce, de forma general, bajo el nombre científico Ambystoma tigrinum. Aún así, diversos estudios han considerado que la subespecie de salamandra tigre A. mavortium es realmente otra especie distinta, por lo que el nombre científico del animal en venta puede variar.

A su vez, Ambystoma mavortium también cuenta con diversas subespecies, las cuales son prácticamente indistinguibles al ojo humano inexperto. En resumen, sea como fuere, el conglomerado filogenético no afectará a la hora de cuidar a estos animales en cautiverio.

Lo que sí es importante tener en cuenta es que esta especie está protegida en distintos estados de EE.UU. En algunas regiones su tenencia está controlada, por lo que es necesario que el tutor se informe de la situación legal de su potencial mascota antes de adquirirla.

Por suerte para los terrariófilos que residan en Europa, hasta donde sabemos no hay normas globales que prohíban la tenencia de este animal.

Una salamandra tigre en el agua.

Cuidados en cautiverio de la salamandra tigre

Tanto Ambystoma tigrinum como Ambystoma mavortium residen en regiones occidentales en Canadá y Estados unidos, por lo que sus requerimientos se basan en parámetros climáticos templados, a diferencia de las necesidades ambientales tropicales de otras muchas especies exóticas.

Terrario

La salamandra tigre es una de las especies de anfibios más fáciles de mantener, pues su terrario puede ser enteramente terrestre. Aún así, las medidas del mismo deben ser considerables: unos 40 litros de volumen, aproximadamente 60 centímetros de largo por 40 de ancho —como mínimo— para un par de ejemplares.

Debemos tener en cuenta que esta especie alcanza los 20 centímetros de longitud sin problema. Por ello, otorgar espacio a los individuos adultos es esencial para su bienestar, a pesar de que no se trate de una especie con un ritmo de actividad muy marcado.

El sustrato del terrario debe simular un ecosistema natural, pues el enriquecimiento ambiental es esencial para las mascotas exóticas. La fibra de coco y el musgo Sphagnum son ideales para la especie, ya que se encuentran a la venta en cualquier tienda de animales exóticos y retienen muy bien la humedad.

A esta salamandra le gusta enterrarse, por lo que hay que colocar unos 10 centímetros de sustrato en el tanque. Además, será necesario otorgar a los animales ciertos recovecos en forma de ramas, piedras y agujeros. Por desgracia, tener plantas en el terrario es un poco incompatible con esta salamandra, pues puede desenterrarlas del sustrato fácilmente.

Por último, también es necesario destacar que la salamandra tigre requiere una fuente de agua constante para bañarse si lo desea. Para ello, se puede colocar un plato con agua, de poca profundidad y que sea de fácil acceso y salida.

Requerimientos ambientales

A continuación, te presentamos los parámetros ambientales necesarios para que la salamandra tigre sobreviva en cautiverio:

  • Una temperatura de 10 grados 24 grados es ideal. Este anfibio no requiere ningún tipo de fuente de calor externa para su bienestar.
  • Una humedad relativa en torno al 70 %. Esto se consigue rociando el terrario con agua al menos una vez al día. El sustrato siempre debe estar húmedo, pero no empapado.
  • Una buena ventilación. Los terrarios de cristal preparados para anfibios cuentan con rejillas metálicas, las cuales evitan que el aire se quede estancado en la instalación. Esto evita la aparición de hongos y moho.

Alimentación

Por suerte, estamos ante una especie que devora prácticamente todo lo que le pasa por delante. La salamandra tigre se alimenta de insectos, gusanos, lombrices, peces pequeños e incluso gambas y otros crustáceos. Se debe dar de comer a cada ejemplar de una a tres veces por semana, pero hay que ser cuidadosos: estos animales tienden a la obesidad.

Una salamandra en la naturaleza.

Una buena mascota con reservas

Por desgracia, la cría en cautividad de este anfibio es compleja. La salamandra tigre se encuentra protegida en diversos estados de EE.UU ya que, debido a esto, algunos vendedores optan por coger directamente a los animales de su medio natural y venderlos.

Por esta razón, es esencial asegurarse de que cualquier animal exótico que se vaya adquirir provenga de un criadero. Siempre se puede exigir un documento oficial que lo acredite y, así, el tutor se encontrará amparado ante la ley y no estará promoviendo la esquilmación de especies salvajes.

Te podría interesar...
Rana toro americana: ¿Por qué es una mala mascota?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Rana toro americana: ¿Por qué es una mala mascota?

La rana toro americana ha invadido zonas de Europa y Asia gracias a su gran plasticidad ambiental. Es una especie voraz y resistente.