Repelentes para la orina de los perros

El uso de repelentes naturales para la orina de los perros tiene buenos resultados, pero se requiere que las áreas afectadas se limpien previamente.
Repelentes para la orina de los perros
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 08 octubre, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 08 octubre, 2021

Última actualización: 08 octubre, 2021

El uso de los repelentes para la orina de los perros ayuda a eliminar rastros de pipí y heces en los lugares en los que los apliques. Es necesario utilizarlos si tus mascotas hacen sus necesidades en zonas no habilitadas para ello, sea por error o porque están en proceso de adiestramiento, como es el caso de los cachorros.

De igual forma, estos productos resultan muy útiles cuando otros perros han orinado la entrada de tu casa o el jardín. Conseguirás alejarlos y evitarás que tus canes respondan a esta conducta de marcaje orinándose en el mismo lugar. En este artículo te contamos qué opciones tienes para evitar el marcaje típico de la especie, incluidas algunas de origen natural.

Consejos para tu repelente para perros

Antes de aplicar los repelentes para la orina de los perros, es necesario limpiar muy bien la zona en la que vamos a aplicarlos. No hablamos de una limpieza común, ya que será necesario que uses guantes y tapabocas para recoger los desechos.

Tras ello, deberás limpiar el entorno con productos enzimáticos, los cuales son amigables con el medioambiente. Estos disuelven y degradan diferentes sustancias de desecho químicas y naturales, incluyendo las presentes en zonas de difícil acceso. Lo mejor es evitar la lejía o el amoníaco, ya que su olor refuerza la conducta de marcaje de la mascota.

En el caso en el que tus perros se hayan orinado en cortinas o alfombras, evita restregar las toallas absorbentes sobre ellas. Lo adecuado es colocarlas sobre el reguero y dejar que absorban el líquido. De lo contrario, solo extenderás el pipí por zonas no afectadas. Tras secar la orina hay que lavar los textiles.

Si la zona afectada está cubierta de heces, usa papel higiénico y una bolsa biodegradable o una toalla para recogerlas. Utiliza una toalla empapada de agua con el producto enzimático que has comprado o con jabón neutro y limpia los restos que han quedado. Una vez todo esté limpio, aplica el repelente.

Un perro que se siente culpable después de hacer pis.

Los beneficios de los repelentes naturales

En el mercado hay diferentes tipos de repelentes para la orina de los perros. Algunos de los más destacables son los de origen natural, los cuales tienen ciertos beneficios si se comparan con los productos químicos. Estos repelentes suelen estar fabricados con ingredientes que tienen olores desagradables para los canes, aunque no representan ningún peligro para ellos.

En todo caso, hay que priorizar aquellos que alejen a los peludos, pero que no les provoquen alergias. Entre las opciones disponibles se encuentran los repelentes hechos con pimienta de cayena, limón, vinagre blanco o plantas aromáticas como la citronela.

Limón: el mejor repelente para perros

Los repelentes para la orina de los perros hechos a base de limón se consideran los mejores. Hay que tener en cuenta que, como lo indican estudios, el olfato de los cánidos es 10 000 veces más sensible que el de los seres humanos y el olor de esta fruta es muy desagradable para ellos.

Su uso es seguro y puede utilizarse dentro de la casa para evitar que tus peludos hagan sus necesidades en una zona que no has destinado para ello. En el mercado hay productos cuyo principio activo es el limón, pero puedes hacer uno en casa. Solo necesitarás lo siguiente:

  • Limones.
  • Agua.
  • Bicarbonato de sodio.

Exprime los limones que sean necesarios para obtener 100 mililitros de zumo, mézclalo con 50 mililitros de agua y una cucharada de bicarbonato. Coloca la mezcla en un pulverizador y aplícalo en la zona. Repite las veces que sea necesario hasta que el perro desista.

Naranjas, mandarinas y cítricos

Así como se elabora el repelente para perros a base de limón, también puede fabricarse con naranja, mandarina, lima o pomelo. Sin embargo, en el caso de los cítricos dulces puede ocurrir que las superficies en las que se aplican queden algo pegajosas debido a la glucosa (un tipo de azúcar).

Repelente para perros con vinagre blanco

El vinagre blanco es uno de esos productos que todos tienen en casa. Se usa para aderezar ensaladas y algunas preparaciones culinarias. Asimismo, se utiliza en procesos de limpieza, ya que tiene propiedades desinfectantes. Tiene un olor fuerte y por ello también se emplea en la elaboración de repelentes para perros.

Como sucede con el limón, el olor del vinagre es demasiado fuerte, por lo que los canes se alejan cuando lo perciben. Si deseas hacer un repelente casero con este líquido, estos son los ingredientes que debes usar:

  • Agua caliente.
  • Vinagre blanco.

Lo único que debes hacer es mezclar el agua caliente con el vinagre en un pulverizador. Luego, rocía la zona afectada y deja al mejunje actuar por 30 minutos. Puedes usarlo cada vez que lo consideres necesario.

Repelente para perros con alcohol

Usar alcohol antiséptico como repelente para perros es otra de las opciones que tenemos para ti. El alcohol tiene destacadas propiedades antibacterianas, por lo se usa de forma típica para desinfectar heridas y superficies.

Su olor es bastante fuerte y ahuyentará a los peludos. Para usarlo de esta forma solo es necesario mezclarlo con agua y aplicarlo por medio de un pulverizador. Se recomienda hacerle seguimiento a la mascota para corroborar que no lama la mezcla, ya que el alcohol puede ocasionar diarreas y problemas digestivos.

Repelentes para perros en sofás

Cuando un can hace sus necesidades sobre el sofá es más complicado eliminar el olor y evitar que la conducta se repita. El éxito está en un adecuado proceso de limpieza, en el que será indispensable usar productos enzimáticos que destruyan el olor en las fibras más internas del mueble. Tras ello, hay que usar un repelente fuerte.

Pimienta de cayena

La pimienta de cayena es un buen “principio activo” para elaborar repelentes caseros para perros. No solo evita que los canes vuelvan a hacer sus necesidades sobre los sofás, sino que previene que muerdan los muebles. Es un ingrediente que debe usarse con moderación, ya que genera irritación en las mucosas del perro. Hay dos formas de utilizarlo: en polvo y en líquido.

La primera forma de aplicación es sencilla, pues consiste en espolvorear un poco de pimienta molida en la zona afectada. La segunda requiere mezclar el polvo con un poco de agua en un pulverizador, siendo esta la opción menos invasiva.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno resulta ser muy útil a la hora de limpiar superficies de tela, ya que limpia de forma efectiva y elimina los olores, como el de la orina y las heces de perro.

También conocido como agua oxigenada, este compuesto no tiene un olor fuerte para los humanos, pero sí para los perros. Así pues, además de limpiar muy bien ahuyenta a los canes, evitando que vuelvan a hacer sus necesidades donde no deben.

Para usar este compuesto, deberás mezclarlo con agua en un pulverizador y tener un segundo con solo agua. Primero rocía la mezcla con peróxido de hidrógeno, déjalo actuar por 30 minutos y luego aclara con el pulverizador de solo agua.

Repelentes no recomendables para perros

Aunque el mercado ofrezca un sinnúmero de repelentes para la orina de los perros, hay que tener cuidado con aquellos que tienen componentes químicos perjudiciales para ellos. Te los mencionamos a continuación:

  • Naftalina: es un componente tóxico que puede llevar a los perros a la muerte.
  • Amoniaco y cloro: ambos son irritantes para los perros y los humanos y tienen un olor similar al de la orina, así que no ahuyentará a los peludos.
  • Ají o chile: irrita las mucosas de los canes debido a su alta concentración de capsaicinoides, compuestos que hacen que este fruto sea picante.
Los repelentes para perros ayudan a que no se hagan pis.

¿Cómo evitar que tu perro orine o defeque en tu casa?

Si tus perros orinan o defecan de forma constante dentro de la casa, será necesario ir más allá del uso de los repelentes. Hay que encontrar la razón por la cual los canes no esperan a salir o no están usando el espacio destinado para ello en casa. En algunos casos, esta conducta se relaciona con estrés, enfermedades urinarias y problemas de dominancia.

Dependiendo de la gravedad del problema será necesario acudir en busca de ayuda veterinaria o consulta con un etólogo (experto en comportamiento). Este último profesional no solo podrá ayudarte cuando se trate de problemas de conducta, sino que te dará pautas de adiestramiento útiles para erradicar la conducta.

Te podría interesar...
Remedios naturales para tratar la colitis en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Remedios naturales para tratar la colitis en perros

La colitis en perros produce diarreas. Detectar su causa es vital para el tratamiento, el cual puede complementarse con una dieta especial.



  • Castellví Guimerá JL. La eficacia en la detección canina en el ámbito de las fuerzas armadas: Propuesta de un estándar de evaluación. Sanid. mil. 2019; 75 (1): 98-101, ISSN: 1887-8571