Sarro en perros: remedios naturales

Francisco María García 22 febrero, 2018
Antes de llegar al punto de que no quede otra opción que llevar al can al veterinario por problemas derivados de la desidia en los cuidados de la mascota, hay que prevenir observando las señales que presenta la boca del animal; se pueden caer dientes y sufrir problemas hepáticos, cardíacos, en intestinos y riñones

Al igual que a los humanos, a nuestras mascotas se les forma el temido sarro en perros, y además por las mismas razones. Es una placa sólida que se fija en la base de la dentadura, producto de acumulación de restos de alimentos que se juntan con bacterias y sales minerales; un conjunto de elementos que al endurecerse representa un verdadero problema.

Al principio el sarro es un poco blando y delgado, y puede ser fácil de eliminar. Pero a largo plazo se solidifica de manera tal que serían necesarias medidas más drásticas para erradicarlo, solo posibles en la consulta veterinaria.

A continuación, conoceremos un poco más sobre esta afección, también llamada placa o cálculo, y algunas medidas y remedios naturales para evitar o remediar el sarro en perros.

Señales del sarro en perros

Hay que examinar cuidadosamente la boca y dentadura del can en busca de la evidencia visible de que se ha formado la placa. Debe observarse si han aparecido manchas oscuras y una capa dura y amarillenta en la base de los dientes, muy cerca de las encías.

También se recomienda revisar la unión entre los propios dientes, porque es en esos espacios donde también suele aparecer el sarro; hay que recordar aquí la importancia de la higiene dental.

Esa es la primera confirmación a realizar. Antes de que aparezca propiamente el sarro es posible que el perro muestre otros signos como mal aliento y alguna incomodidad para masticar el pienso. Puede detectarse inflamación de encías (gingivitis), heridas en la cavidad bucal, excesiva salivación y señales de infección en la boca.

Prevenir sarro en perros: tratamiento

Consecuencias del sarro en perros a largo plazo

La presencia prolongada en el tiempo del sarro traerá consecuencias muy graves. Por ejemplo, la caída de piezas dentales y posibles abscesos que pueden propagarse hacia otras áreas de la cabeza. Por último, las peores complicaciones son afectaciones cardíacas, hepáticas, en riñones e intestinos.

No se justifica llegar a estos extremos siendo posible prevenirlo e incluso tratarlo de manera temprana. Cuando el sarro se está formando hay medidas para detener su avance y eliminarlo; posteriormente, la revisión y el cuidado periódico impedirán su reaparición.

Cuando ha pasado algún tiempo y la placa se ha endurecido, acudir al veterinario para revisiones de forma periódica es la mejor opción, quien retirará mecánicamente los restos de sarro.

Cómo prevenir y remediar la formación del sarro en perros

Es importante saber que ciertas razas de perros son más propensas que otras a padecer esta molesta afección. Un ejemplo son las razas muy pequeñas y las de hocico chato (las llamadas braquicéfalas); también son más proclives los que han superado la adultez o los ancianos.

Veamos algunas de las medidas y remedios naturales dirigidos a los amos para evitar el sarro en perros:

Higiene bucodental

El veterinario es quien mejor sabe hacerlo, pero también puede darle pautas al amo para que la realice él mismo con la adecuada periodicidad. La frecuencia no es igual que la de los humanos y tampoco se emplean los mismos utensilios. Se requiere un cepillo y crema dental especiales (la de humanos es tóxica para ellos).

Pasta de dientes casera para perros

Si el perro no está acostumbrado, hay que vencer su miedo primero. El hábito es lo que hará que luego lo acepte con tranquilidad. Hay que enjuagar muy bien y es bueno finalizar con la aplicación de clorhexidina en spray o gel.

Alimentación adecuada

La alimentación del can no puede ser la misma que la de los humanos, ni debería comer sobras o ingredientes contraindicados. En un ambiente natural, los perros tendrían a disposición una variedad de texturas naturales. Algunas de ellas tienen acción autolimpiadora sobre la dentadura.

Golosinas y juguetes especiales

Existen ciertas golosinas comerciales y juguetes de mascotas en el mercado diseñadas especialmente para reducir la posibilidad de sarro. Nuestra mascota se divertirá y se limpiará su boca, a la vez.

Limpieza con bicarbonato y vinagre de manzana

El bicarbonato se usa para cepillar los dientes: se diluye una cucharadita en un vaso de agua. El vinagre se usa igualmente para un correcto cepillado, en concentración pura y seguido de un buen enjuagado.

Zanahorias y cortezas de frutas y vegetales

Al comer vegetales y cortezas crujientes, los miembros caninos del hogar raspan automáticamente su superficie dental, lo que equivale a una especie de limpieza natural.

Como vemos, existen muchas medidas dirigidas a los amos para evitar la aparición del sarro en perros e impedir oportunamente posibles complicaciones en su salud.

Te puede gustar