Loading...
 

¿Qué son los cérvidos?

La familia Cervidae es tan amplia que las diferencias entre especies en ocasiones son descomunales: desde un pudú del sur de 7 kilos a un alce de 600 kilogramos, todos estos animales comparten genes.

Última actualización: 27 noviembre, 2021

Alces, ciervos y renos: la cantidad de cérvidos existentes es muy extensa. Estos animales habitan en la Tierra desde hace más de 30 millones de años, ocupando con su presencia muchísimos hábitats a lo largo de todo el planeta.

A continuación te lo contamos todo sobre los cérvidos, incluidas su clasificación taxonómica, su diversidad y su función trófica. No te lo pierdas.

¿Qué son los cérvidos y dónde habitan?

Los cérvidos son una familia de mamíferos herbívoros cuyo origen se remonta al Oligoceno. Hoy en día cuentan con hasta 50 especies diferentes que se encuentran agrupadas en 20 géneros taxonómicos, aunque existen ciertas disparidades entre profesionales.

Estos animales se encuentran distribuidos por casi cualquier región del mundo. Dependiendo de si pertenecen a una subfamilia u otra y teniendo en cuenta su evolución biológica, pueden ubicarse en zonas de Europa, de América, de África (especialmente al norte) o de Asia.

En las regiones citadas los cérvidos se encuentran ahí de manera natural, pero no es así en Oceanía. En este continente estos mamíferos se localizan en zonas de Nueva Zelanda y Australia por introducción humana.

Clasificación taxonómica

Teniendo como referencia la Lista Taxonómica de Especies de Animales del Mundo, los cérvidos siguen la siguiente clasificación:

  • Reino: animales.
  • Filo: cordados.
  • Clase: mamíferos.
  • Orden: artiodáctilos.
  • Suborden: rumiantes.
  • Familia: cérvidos.

Características de los cérvidos

Entre las características que mejor permiten conocer a estos animales se encuentran las referentes a su físico, pero también a su comportamiento y a su alimentación. Veamos cada una de ellas.

Características físicas

Los cérvidos tienen un cuerpo grueso y pesado, en contraposición de sus cabezas, cuellos y patas, que son alargados y delgadas. Estas últimas, las patas, acaban en un par de dedos (característica común de todos los animales artiodáctilos) en forma de pezuñas.

Sin duda, una de las características más reseñables de la mayoría de los cérvidos son sus astas cuando llegan a la edad adulta, especialmente en los machos. Estas son estructuras compuestas por queratina endurecida, que poseen un recubrimiento aterciopelado.

Las astas surgen del cráneo, pero no son huesos. Esos es lo que les diferencia de las cornamentas de origen óseo. Adicional a esto, y como curiosidad que muchos desconocen, hay que reseñar que las astas pasan por un periodo de muda, que puede ser anual o únicamente suceder en la juventud del animal.

En ciertas ocasiones, algunas comunidades locales recogen esos cuernos caídos y consumen ciertas partes. Por ejemplo, las puntas son consideradas un manjar en diversas culturas. 

Comportamiento y alimentación

Si hay algo que destaca del comportamiento de los cérvidos es su carácter territorial, especialmente en los machos durante el periodo de apareamiento. Por ejemplo, en esta época, el ciervo rojo (Cervus elaphus) es capaz de emitir unos potentes berridos para destacar su presencia, marcar territorialidad y atraer a las hembras.

Además, es común a todos los cérvidos machos el usar las astas para enfrentarse a otros con el fin de lograr el mayor número de hembras para aparearse. Lo normal es que vivan en grupos, pero algunas especies habitan en parejas (de macho y hembra).

Dependiendo de la especie de cérvido, el periodo de gestación de una hembra puede variar entre 5 y 10 meses aproximadamente. Eso significa que algunas pueden tener crías dos veces al año.

En cuanto a su alimentación, la gran mayoría de los cérvidos viven en manadas numerosas con las que se mueven. Migran de un lugar a otro cuando cambian las estaciones en busca de pastos más verdes y temperaturas más agradables.

Su dieta es herbívora y consumen todo tipo de hojas, ramas, hierbas pastizales y brotes. La forma en la que comen es mediante el pastoreo o el ramoneo, haciendo posteriormente la digestión típica de todos los rumiantes.

Especies de cérvidos

Dependiendo de la subfamilia taxonómica a la que pertenezcan, existen diferentes tipos de cérvidos. Entre ellos puede haber muchísimas diferencias, tanto en el tamaño de su cuerpo como en sus astas.

Cervinos (Subfamilia Cervinae)

Se trata de la subfamilia más amplia de cérvidos, contando con 10 géneros diferentes y hasta 26 especies de venados. Su agrupación por géneros es la que sigue:

Género Axis:

  • Ciervo de los Calamianes o axis calamiano (Axis calamianensis).
  • Ciervo axis o chital (Axis axis).

Género Cervus:

  • Ciervo común, ciervo rojo o venado (Cervus elaphus).
  • Ciervo sica (Cervus nippon).
  • Uapití (Cervus canadensis).

Género Dama:

  • Gamo común o europeo (Dama dama).

Género Elaphodus:

  • Ciervo de copete o eláfodo (Elaphodus cephalophus).

Género Elaphurus:

  • Ciervo del padre David (Elaphurus davidianus).

Género Muntiacus:

  • Muntíaco amarillo de Borneo (Muntiacus atherodes).
  • Muntíaco de Fea (Muntiacus feae).
  • Muntíaco de Gongshan (Muntiacus gongshanensis).
  • Muntíaco de Hukawng (Muntiacus putaoensis).
  • Muntíaco de la India (Muntiacus muntjak).
  • Muntíaco de Reeves (Muntiacus reevesi).
  • Muntíaco de Truong Son (Muntiacus truongsonensis).
  • Muntíaco gigante (Muntiacus vuquangensis).
  • Muntíaco negro (Muntiacus crinifrons).

Género Przewalskium:

  • Ciervo de hocico blanco o de Thorold (Przewalskium albirostris).

Género Rucervus:

  • Ciervo de Eld o Tamin (Rucervus eldii).
  • Ciervo de los pantanos (Rucervus duvaucelii).

Género Rusa:

  • Ciervo moteado de las Filipinas (Rusa alfredi).
  • Sambar (Rusa unicolor).
  • Ciervo de Timor (Rusa timorensis).

Venados acuáticos (Subfamilia Hydropotinae)

Se trata de una subfamilia representada únicamente por el género Hydropotes. El ciervo acuático chino (Hydropotes inermis) es la única especie perteneciente a dicha subfamilia.

Se caracteriza por tener un tamaño inferior al de los cervinos y capreolinos. Los venados acuáticos chinos solo llegan a pesar 14 kilos como máximo, algo muy insignificante si se compara con un alce adulto (de 600 kilogramos aproximadamente) o un ciervo (200 kilos).

Además de esto, otra diferencia considerable es que estos cérvidos no poseen astas, ni hembras ni machos. Este rasgo podría estar relacionado con la evolución de las diferentes especies de la familia Cervidae, pues los venados acuáticos son la más antigua.

En la mayoría del resto de cérvidos la aparición de las astas se suele interpretar como una estrategia evolutiva posterior. Estas no les suponían un problema de desplazamiento por sus hábitats, algo que sí le pasaba al ciervo acuático chino. Además, las astas, en los nuevos cérvidos, favorecían su defensa del territorio.

Sin embargo, ellos también poseen una buena defensa física. A cambio de no tener astas, los venados acuáticos tienen unos colmillos de 5 a 8 centímetros de largo, que sobresalen de su boca y que les sirven para atacar en caso de ser necesario.

Por último, cabe destacar del venado acuático que su distribución geográfica es bastante reducida, habitando solo en 4 países del mundo. Originariamente (y a día de hoy) vive entre las montañas y ríos de Corea y China. Sin embargo, la mano humana ha hecho que también haya ejemplares introducidos en Francia e Inglaterra.

Capreolinos (Subfamilia Capreolinae)

Como subfamilia, los capreolinos incluyen a todos los “ciervos del Nuevo Mundo”. En la lista oficial de clasificación taxonómica se encuentran los siguientes.

Género Alces:

  • Alce euroasiático (Alces alces).

Género Capreolus:

  • Corzo asiático o siberiano (Capreolus pygargus).
  • Corzo común (Capreolus capreolus).

Género Hippocamelus:

  • Ciervo andino o huemul del sur (Hippocamelus bisulcus).
  • Venado andino, taruca o huemul del norte (Hippocamelus antisensis).

Género Mazama:

  • Candelillo o locha (Mazama bricenii).
  • Corzuela colorada o guazú-pitá (Mazama americana).
  • Corzuela rojiza pequeña (Mazama bororo).
  • Corzuela pigmea (Mazama nana).
  • Corzuela parda, guazuncho, viracho o guazú virá (Mazama gouazoubira).
  • Yuk (Mazama pandora).
  • Temazate de América Central (Mazama temama).
  • Venado del páramo (Mazama rufina).

Género Odocoileus:

  • Ciervo mulo o venado bura (Odocoileus hemionus).
  • Venado de cola blanca (Odocoileus virginianus).

Género Ozotoceros:

  • Venado de las Pampas (Ozotoceros bezoarticus).
  • Pudú del sur (Pudu puda).

Género Rangifer:

  • Reno o caribú (Rangifer tarandus).

Enfermedades de los cérvidos

La caza y la destrucción de los hábitats están haciendo desaparecer a algunos cérvidos. Por ejemplo, el ciervo almizclero o el padre David están en peligro. Además, como indican los expertos, no están libres de padecer ciertas enfermedades que pueden mermar su salud o causarles la muerte.

Entre dichas patologías que pueden afectar a los cérvidos se encuentran el ántrax, la babesiosis bovina, el botulismo, la clamidiosis, la criptococosis, la dermatofitosis, el ectima contagioso o la encefalomielitis ovina. Es necesario proteger a estos animales desde un punto de vista tanto ecosistémico como sanitario para poder seguir gozando de su presencia durante muchos años más.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Sambar: el más grande de los ciervos orientales

El sambar es uno de los ciervos más grandes. Cuenta con 7 subespecies y un patron de coloración fuerte y oscuro que lo destaca de otros.



  • Cervidae (cérvidos). Recogido el 18 de agosto en https://mammalia.bioscripts.net/familia/cervidae-cervidos/
  • Cervidae. Recogido el 18 de agosto en https://es.wikipedia.org/wiki/Cervidae
  • Taxonomía para cervidade. Recogido el 18 de agosto Taxonomía para Cervidae
  • Alcaraz, M., & Zurita, A. (2004). Nuevos registros de cérvidos poco conocidos: Epieuryceros cf. proximus Castellanos y Antifer sp.(Mammalia, Artiodactyla, Cervidae). Revista del Museo Argentino de Ciencias Naturales nueva serie, 6(1), 41-48.
  • Braza, F., Soriguer, R. C., San José, C., Delibes, J. R., Aragón, S., Fandos, P., & León, L. (1994). Métodos para el estudio y manejo de cérvidos. Junta de Andalucía.
  • Barasona, J. A., Carpio, A. J., Vargas, I., Benítez-Medina, J. M., & González, D. (2020). Los cérvidos.