¿Qué es una hormiga león?

Las hormigas león también tienen la capacidad de fingir que están muertas, con esto pueden lograr evadir el peligro y asegurar su supervivencia.
¿Qué es una hormiga león?
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 12 febrero, 2022

La hormiga león es uno de los insectos más curiosos que existen. Se destaca por ser un eficiente e increíble cazador, tanto que solo tiene que esperar en un mismo sitio para obtener su alimento del día. Además, tiene un nombre engañoso, ya que no pertenece a los formícidos ni al grupo de las hormigas.

El nombre de “hormiga león” describe a distintas especies dentro de la familia Myrmeleontidae. Entre sus parientes más cercanos se encuentran las moscas serpientes y los patudos. Sigue leyendo este espacio y conoce más acerca de este curioso grupo de insectos.

¿Dónde viven estos insectos?

Es probable que te parezca raro, pero las hormigas león se pueden encontrar casi en cualquier parte del mundo. Claro está, la mayoría suele permanecer oculta enterrada en el suelo, inmersa en el agua o debajo de la hojarasca de los bosques. Por esta razón no es tan común ver a su fase larval. Además, los adultos tienen una gran similitud con otros insectos y es normal confundirlos entre sí.

Características del grupo

Estos insectos son considerados holometábolos, lo que significa que pasan por 4 estadios de vida diferentes: huevo, larva, pupa y adulto. Su cuerpo se divide en tres secciones bien diferenciadas llamadas cabeza, tórax y abdomen. Poseen 3 pares de patas y en su última etapa de vida exhiben una morfología alada similar a las libélulas.

La forma larval es la que predomina durante gran parte de su existencia y es la más conocida por su actividad depredadora. Exhibe un gran abdomen ovalado y mandíbulas alargadas con espinas que le sirven para atrapar a sus presas. Tienen el hábito de excavar túneles para esconderse y también para cazar. Cuando alcanzan el tamaño adecuado, comienzan a construir su pupa con la que se lleva a cabo la metamorfosis.

Los adultos tienen un aspecto diferente al de su fase larval, ya que son alargados muy parecidos a las libélulas. Exhiben hermosas alas transparentes que tienen una gran cantidad de “venas”. A pesar de tener una apariencia peculiar, el adulto solo vive entre 25 y 45 días. Por ello, ocupará todo el tiempo restante que le queda para buscar una pareja, aparearse y dejar descendencia.

Utilizan las vibraciones del suelo para comunicarse

Tanto las larvas como los adultos tienen una gran capacidad para detectar las vibraciones. Poseen finos “vellos” a lo largo de su cuerpo que sirven como receptores de los movimientos. Esto les da una ventaja competitiva cuando se encuentran inmersos en el sustrato, ya que así perciben a sus competidores.

Gracias a las vibraciones son capaces de detectar el tamaño de sus presas. Según un artículo publicado en la revista Animal Cognition, con ello las seleccionan para poder ahorrar recursos y atrapar en su mayoría a grandes artrópodos. De esta forma, adaptan su estrategia depredadora para ser más eficientes y sobrevivir.

¿Por qué se les llama hormiga león?

Las hormigas león no pertenecen al grupo taxonómico de los formícidos, de modo que no pueden ser consideradas como “verdaderas hormigas”. Sin embargo, las mandíbulas de la larva tienen ciertas similitudes con este grupo, además de que son las únicas estructuras que se observan mientras acecha a su presa. Por esta razón, reciben el nombre de “hormigas”, aunque el resto de su morfología sea por completo diferente.

La hormiga león construyen trampas

Una característica peculiar de este grupo es que gran parte de las especies que la integran construyen trampas para cazar. Estas consisten en cavar pequeños hoyos en sustratos arenosos y esconderse justo en medio de ellos. Gracias a esta técnica, lo único que tienen que hacer es esperar a que un artrópodo despistado caiga para atraparlo con sus mandíbulas.

Las trampas tienen en promedio una profundidad de 5 centímetros y 7.5 de diámetro. Cada construcción se observa como si fuera un tipo de embudo en la arena, de modo que los extremos son muy resbaladizos. Esto facilita la captura de las presas y la larva solo tiene que quedarse enterrada en el centro para alimentarse.

Las hormigas león inyectan enzimas y toxinas a sus presas en el momento que las capturan, de este modo logran paralizarlas para poder procesarlas como alimento. Además, estas mismas sustancias disuelven todo el contenido de sus víctimas y luego lo sorben como si fuera un licuado.

La cacería no siempre sale bien

Aunque las hormigas león son unas excelentes y eficientes cazadoras, su estrategia no siempre funciona bien. Un ejemplo de ello es cuando son parasitados por las avispas de la familia Chalcidoidea, la cual incita que la larva salga de su trampa para inyectarle huevos en su cuerpo. De esta forma, el pequeño ejemplar se convierte en una incubadora y será el futuro alimento de las crías de avispa.

Las hormigas león son un grupo enorme y diverso que tiene características peculiares. A pesar de ser insectos que miden entre 2 y 15 centímetros, poseen comportamientos impresionantes que les ayudan a hacerle frente a su ambiente.

Te podría interesar...
Hormigas del desierto: hábitat y características
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Hormigas del desierto: hábitat y características

Las hormigas del desierto son uno de los artrópodos mejor adaptados a los ambientes áridos. Conoce más sobre ellos en este artículo.



  • Monserrat, V. J., & Acevedo, F. (2011). Nuevos datos sobre las hormigas león de la Península Ibérica (Insecta: Neuroptera: Myrmeleontidae). Heteropterus Revista de Entomología, 11(1), 123-136.
  • Monserrat, V. J., & Acevedo, F. (2013). Los mirmeleónidos (hormigas-león) de la península ibérica e Islas Baleares (Insecta, Neuropterida, Neuroptera, Myrmeleontidae). Graellsia, 69(2), 283-321.
  • Ribera, I., Melic, A. (2015). Orden Neuroptera s.s.. Revista IDE@-SEA, 58, 1-12. Recuperado el 30 de enero de 2022, disponible en: http://sea-entomologia.org/IDE@/revista_58.pdf
  • Lambert, E. P., Motta, P. J., & Lowry, D. (2011). Modulation in the feeding prey capture of the ant‐lion, Myrmeleon crudelis. Journal of Experimental Zoology Part A: Ecological Genetics and Physiology, 315(10), 602-609.
  • Kuszewska K, Miler K, Filipiak M, Woyciechowski M. (2016). Sedentary antlion larvae (Neuroptera: Myrmeleontidae) use vibrational cues to modify their foraging strategies. Anim Cogn. 19(5):1037-41. doi: 10.1007/s10071-016-1000-7. Epub 2016 May 24. PMID: 27222150; PMCID: PMC4967082.
  • Fertin, A., & Casas, J. (2006). Efficiency of antlion trap construction. Journal of Experimental Biology, 209(18), 3510-3515.
  • Narendran, T. C. (1985). An analysis of the superparasitic behaviour and host discrimination of chaicid wasps (Hymenoptera: Chalcidoidea). Proceedings: Animal Sciences, 94(3), 325-331.