¿Qué es el efecto rebote en perros?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 8 febrero, 2021
El sobrepeso generado por los desórdenes alimenticios puede acortar la vida de tu mascota, al igual que el efecto rebote generado por los descuidos en sus dietas.

El efecto rebote en perros es una condición que se presenta cuando el can se somete a una dieta de adelgazamiento y recupera rápidamente una parte o la totalidad del peso perdido. Este retroceso se debe, en la mayoría de los casos, a la inconsistencia de los tutores y a malos hábitos en la alimentación de la mascota.

Cuando los perros tienen un peso superior al recomendado para tener una salud óptima, sus responsables optan por recurrir a dietas y ejercicios para reducir el peso sobrante de su mascota. Sin embargo, al alcanzar el objetivo, ciertos tutores descuidan el proceso y los perros recaen de nuevo en la obesidad.

Los peligros del efecto rebote en perros

El efecto rebote se presenta cuando los canes recuperan el peso perdido, lo cual afecta su esperanza de vida. La recaída se presenta cuando se abandona el juego o el ejercicio, al retomar golosinas como premios y al incrementar la ración de comida que había sido reducida en beneficio de la dieta. La obesidad se alcanza cuando la mascota supera el 20 % de su talla ideal.

Según estudios realizados por la Asociación de Fabricantes de Alimentos para Mascotas, la obesidad canina es del 51 %. Otros estudios afirman que se encuentra entre el 22 % y el 50 %.

Un perro pug con sobrepeso.

Los factores que determinan la talla ideal son la raza del can, su edad, tamaño y sexo. Por lo general, las hembras tienen mayor probabilidad de sufrir sobrepeso al ser esterilizadas. De igual forma, si tu perro supera su peso recomendado, puedes contactar a un veterinario que suministre las instrucciones necesarias para que el can pueda adelgazar.

Muchas personas no son conscientes de los peligros del efecto rebote en perros, pues ven la obesidad como un fenómeno normal en sus mascotas. Sin embargo, esta es una enfermedad que aumenta la mortalidad y reduce la esperanza de vida de los perros. De igual forma, ocasiona alteraciones cardiovasculares, diabetes y problemas respiratorios.

¿Cómo evitar que el perro vuelva a engordar?

Debes ser consistente en la dieta y saber que el peso del can es una preocupación a largo plazo. Es importante no regresar a los hábitos alimenticios que tenía tu mascota antes de iniciar la dieta. Recuerda que los perros que son sometidos a dietas deben ser valorados por un veterinario, que recomendará un alimento bajo en grasas para ellos.

El cambio de purina en la dieta del can por una de menor precio es un potenciador del aumento de peso, así que puedes realizar un cambio paulatino entre el anterior y el nuevo alimento. Así, no perjudicarás al perro a sufrir las consecuencias de un efecto rebote.

También debes evitar alimentar al can con sobras de tu comida, pues al contener una mayor proporción de grasas, le será más fácil recuperar peso. Debes ver a tu mascota como un igual, pues si el sobrepeso es un gran problema para los humanos, es mayor complicación para los animales, al no tener la capacidad de discernir entre los alimentos que los perjudican.

Debido al confinamiento provocado por la pandemia actual, algunos tutores han dejado de ejercitar a sus mascotas, lo cual repercute en otra amenaza para su salud. Una solución a esta problemática es generar espacios de juego y ocio donde incluyas a tus perros: así quemarán las calorías de más y mejorará su estado físico y emocional.

Consejos para reducir el peso

Además del ejercicio y el control de la dieta, a continuación te ofrecemos una lista de consejos para que tu perro pueda reducir su peso sin afectar su salud:

  • Controlar periódicamente su peso: un veterinario puede ayudarte en esta tarea. Durante la revisión, el experto observará el tamaño del abdomen, cintura, costillas y la columna vertebral del can.
  • Dedicar tiempo y paciencia: al igual que en los humanos, la pérdida de peso es un proceso largo y constante. Así que no descuides el avance o retroceso de la dieta del can.
  • Prestar atención a anomalías: si consideras que tu perro tiene una dieta saludable pero aun así este engorda, debes acudir a un veterinario para descartar problemas endocrinos como el hiperadrenocorticismo (Síndrome de Cushing).
Un perro obeso.

Como puedes apreciar, la salud y el bienestar de tus mascotas debe ser una prioridad. La consistencia y los controles regulares con profesionales te ayudarán a determinar si tu perro puede presentar un efecto rebote o alguna enfermedad que conlleve a la obesidad, a la cual debes estar muy atento para ofrecerle a tu can una vida digna y larga.

  • Cómo tratar la enfermedad de Cushing en los perros. Recogido el 6 de febrero de 2021 en https://www.fda.gov/consumers/articulos-en-espanol/como-tratar-la-enfermedad-de-cushing-en-los-perros

  • Cómo evitar que tu perro o gato engorde. Recogido el 6 de febrero de 2021 en https://www.lavanguardia.com/vivo/mascotas/20201203/49531600273/evitar-perro-gato-obeso.html