¿Qué comen las lombrices?

No todas las lombrices se mantienen ocultas bajo tierra, pues algunas suben a la superficie para buscar su alimento, lo capturan y lo sumergen en las profundidades de sus galerías.
¿Qué comen las lombrices?
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 19 septiembre, 2021.

Última actualización: 19 septiembre, 2021

Las lombrices son un grupo de gusanos cuyo hábitat principal se restringe a tierras húmedas con grandes cantidades de materia en descomposición. La forma de su cuerpo les obliga a moverse por medio de ondulaciones que les permiten desplazarse y comer al mismo tiempo. Esto les facilita mucho la vida, pues debido a su tamaño las lombrices no comen nada más grande que ellas.

Aunque no lo parezca, el rol de estos animales es fundamental para la tierra, pues la forma de la que se alimentan provee de beneficios positivos al suelo. La lombricomposta es muy preciada y lo que comen las lombrices ayuda a liberar los nutrientes para las plantas. Sigue leyendo para conocer más sobre su alimentación y cómo esto beneficia a la tierra.

¿Quiénes son las lombrices?

Las lombrices forman parte del grupo de los anélidos, que son un tipo de gusanos alargados y segmentados con tallas que varían entre centímetros y metros. Visto de otra forma, su cuerpo está compuesto por una serie de anillos (metámeros) muy característicos de estos organismos.

Además, los anélidos no poseen ningún tipo de extremidad, por lo que su aspecto es tubiforme. En concreto, el cuerpo de las lombrices rara vez sobrepasa los 3 centímetros de grosor.

Estos animales no tienen pulmones, por lo que utilizan la piel para absorber el oxígeno de su medio. Necesitan estar siempre húmedos, pues su epidermis solo permite el intercambio de gases cuando se encuentra hidratada por agua o mucosa. Es por ello que dependen mucho del agua en el ambiente, a pesar de ser terrestres.

El movimiento que los anélidos utilizan para desplazarse se conoce como peristáltico y en él forman ondulaciones en sus anillos, lo cual los permite arrastrarse por la tierra. Aunado a ello, la mayoría de las especies presentan también una serie de pelos (quetas) que les ayudan a mejorar su locomoción.

De hecho, este mismo movimiento es el que le permite alimentarse, pues de manera interna la peristalsis provoca un efecto de succión. Por esta razón, las lombrices comen mientras excavan, ya que de esta forma solucionan ambas necesidades con una sola actividad.

Además, la boca de este organismo no es tan compleja, puesto que solo consiste en una cavidad en la cual se humedece un poco su comida antes de la ingestión. En otras palabras, las lombrices abren la boca mientras se desplazan para capturar el alimento que necesitan sin mayores complicaciones.

¿Son las orugas gusanos?

¿Qué comen las lombrices?

En general, las lombrices suelen consumir materia orgánica en descomposición. Esto significa que son especies detritívoras adaptadas a capturar las pequeñas partículas de desechos presentes en todo el suelo. Cabe resaltar que estos gusanos no consumen “tierra” como tal, sino que filtran su alimento mientras que lo demás lo desechan intacto.

Gracias a ello, estos organismos se convierten en auténticos “coladores del suelo”, pues solo toman lo que les sirve mientras desechan lo que no. Además, sus heces contienen nutrientes muy digeridos que son de fácil acceso para la mayoría de las plantas. Con esto, aparte de ser capaces de airear la tierra por sus excavaciones también fertilizan el suelo.

La materia orgánica que comen las lombrices es en realidad cualquier tipo de desecho que provenga de un ser vivo. Sin embargo, también aprovechan para consumir organismos como bacterias y hongos, encargados de las primeras fases de la descomposición.

¿Por qué las lombrices son tan importantes para el suelo?

Estos gusanos terminan el proceso de descomposición, pues para cuando llega a su sistema digestivo la materia ya fue digerida por otros microorganismos con anterioridad. Gracias a esto, las lombrices son tomadas como un indicador de la salud del suelo, ya que su presencia significa la existencia de nutrientes en la tierra.

Esto implica que sus heces (humus) tienen un alto potencial para ser usadas como abonos. Al disgregar aún más la materia orgánica, hacen que esté disponible para las raíces de las plantas y permiten el crecimiento de vegetales.

Lombricomposta

Si se toma en cuenta que lo único que necesitan para vivir es tierra, agua y materia orgánica, estos anélidos pueden ser cultivados de manera sencilla. De hecho, una de las razones principales para ello es la producción de humus o lombricomposta, que a su vez es muy útil en el campo de la agricultura.

Aunado a ello, al ser organismos que se reproducen de forma rápida, también se pueden criar para alimentar a aves u otros animales.

Contenedor

Lo más importante para mantener sanas a las lombrices es la humedad que tenga su medio, la cual debe estar entre un 70 y un 80 %. Esto se puede comprobar por medio de la “prueba del puño”: coge un puñado de tierra y fíjate de que no esté seca, pero que tampoco gotee.

La temperatura del la instalación deberá ser templada, nunca mayor a 40 grados centígrados ni inferior a 0 grados.

En cuanto a la tierra, no hace falta ser exigentes: puede ser de jardín y añadírsele un poco de estiércol para mejorarlo. Además, esta tierra debe tener aireación, así que si la tienes en un contenedor cilíndrico añade hoyos a los lados para poder proveer un flujo de aire.

¿Qué comida puedo darles a las lombrices?

Casi todos los desechos vegetales orgánicos caseros son aptos para poder alimentar a las lombrices. Sin embargo, hay que tener en cuenta el tamaño del contenedor para saber si se deben evitar algunas cosas o solo reducir su cantidad.

Recuerda que la piel de estos animales es muy sensible, por lo que cualquier cambio en el pH de su suelo les ocasionará grandes problemas y hasta la muerte. Algunos de los alimentos prohibidos para estos anélidos son los siguientes:

  • Carnes o restos de origen animal
  • Residuos con exceso de sal
  • Plásticos y telas
  • Aceite o cualquier tipo de grasa
  • Cortezas y restos de madera

Por su parte, algunos ejemplos de los tipos de desechos que se les puede dar son los siguientes:

  • Cascaras de huevo (en poca cantidad)
  • Melón
  • Sandía
  • Papaya
  • Manzana
  • Plátano
  • Hojas de elote
  • Lechuga
  • Restos de café o té
  • Tallos y hojas de cilantro, perejil,
  • Jitomate
  • Chile (pocas cantidades)
  • Cítricos (pocas cantidades o evitar por completo)
  • Cartón y papel (muy poca cantidad de cada uno)
  • Estiércol (solo de animales de granja)

Aunado a esto, es importante recalcar que las lombrices comen bastante bien, por lo que deben recibir alimento nuevo una vez a la semana. Además, en la medida de lo posible este debe estar muy bien triturado para facilitarles su consumo.

Recuerda que las lombrices hacen todo por su cuenta, así que no deberás de preocuparte por enterrarles su comida. Solo espárcela sobre la tierra sin más y deja que la naturaleza haga su trabajo.

¿Le puedo dar otros alimentos aparte?

Debido a que la lista de alimentos aptos es bastante amplia, es imposible anotar todas y cada una de las posibles opciones. Por esta razón, la mejor recomendación es que el tutor se centre en elegir desechos de origen vegetal. Sin embargo, si aún te quedan dudas, puedes intentar hacer una prueba para verificar si la materia es apta o no para las lombrices.

Para ello, selecciona otro contenedor pequeño de aproximadamente 16 centímetros de largo y 12 de ancho, con 4 o 5 centímetros de altura. Separa entonces una cantidad suficiente de su tierra y procede a añadir en la caja apartada la comida que deseas probar. Deja reposar por al menos 48 horas.

Posterior a ello, se depositarán en este contenedor de prueba de a 5 o 10 ejemplares de lombrices y se observará su comportamiento. Cuando estos animales se encuentran en circunstancias adversas, tratarán por todos los medios de escapar y no se enterrarán. 

Con este método, en los primeros minutos se logra observar si las lombrices aceptan el alimento o no. 

Una lombriz.

Unos invertebrados vitales para los ecosistemas

Aunque no tienen el mejor de los aspectos, las lombrices tienen un rol importante en el ecosistema. Estos animales son los que cierran el ciclo de los nutrientes, pues reintegran la materia orgánica al suelo para reiniciar la cadena trófica.

En otras palabras, el equilibrio trófico del ambiente se encuentra mediado por organismos detritívoros como las lombrices, los hongos, los isópodos, los colémbolos y otros invertebrados muy poco llamativos a nivel estético. En la naturaleza no importa el aspecto, sino la utilidad.

Te podría interesar...
¿Cómo se reproducen los gusanos?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo se reproducen los gusanos?

Seguro que alguna vez te has preguntado cómo se reproducen los gusanos, porque no es algo que se vea fácilmente. Aquí te lo contamos.



  • SCHULDT, M., CHRISTIANSEN, R., & SCATTURICE, L. A. (2005). Pruebas de aceptacion de alimentos y contraste de dietas en lombricultura. REDVET. Revista Electrónica de Veterinaria, 6(7).
  • Fragoso, C., & Rojas, P. (2014). Biodiversidad de lombrices de tierra (Annelida: Oligochaeta: Crassiclitellata) en México. Revista mexicana de biodiversidad, 85, S197-S207.
  • Feijoo, A., Quintero, H., Fragoso, C., & Moreno, A. G. (2004). Patrón de distribución y listado de especies de las lombrices de tierra (Annelida, Oligochaeta) en Colombia. Acta Zoológica Mexicana, 20(2), 197-220.
  • Schuldt, M., Christiansen, R., Scatturice, L. A., & Mayo, J. P. (2007). Lombricultura. Desarrollo y adaptación a diferentes condiciones de temperie (Vermiculture. Development and adaptation to diverse climatic conditions). Volumen VIII Número, 8 (8), 1695–7504.
  • Olivares-Campos, M. A., Hernández-Rodríguez, A., Vences-Contreras, C., Jáquez-Balderrama, J. L., & Ojeda-Barrios, D. (2012). Lombricomposta y composta de estiércol de ganado vacuno lechero como fertilizantes y mejoradores de suelo. Universidad y ciencia, 28(1), 27-37.