Loading...
 

¿Qué comen las cebras?

Si quieres conocer a fondo qué comen las cebras, has venido a parar al lugar indicado, pues la respuesta es más compleja que "hierba". Aprende aquí más sobre ellas.

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 13 noviembre, 2021

Estos équidos de la pradera africana son conocidos en el mundo entero por su patrón de coloración negro con rayas blancas. En realidad, todas las facetas que definen a este mamífero son fascinantes, entre ellas la que nos ocupa: lo que comen las cebras.

En este artículo tienes un repaso general de las características de la especie con la alimentación en último lugar, desarrollada más ampliamente. Si te interesan estos increíbles animales, no te pierdas estas líneas.

Características de las cebras

Se conocen como cebras al conjunto de 3 especies del género Equus oriundas de África: Equus quagga (cebra común), Equus zebra (cebra de montaña) y Equus grevyi (cebra de Grevy)​. Su característica más distintiva es su coloración a base de rayas blancas sobre un fondo negro.

Características físicas

Las cebras son animales robustos que pueden medir hasta 2,5 metros de largo y 1,5 metros de alto. Además, alcanzan un peso de 400 kilos en su vida adulta. A diferencia de otros équidos, sus patas son cortas en relación con el cuerpo y la cabeza, que es grande, se sostiene por un cuello muy musculoso.

La esperanza de vida de una cebra es de 25 años.

Su sentido de la vista está bien desarrollado, así como también el del oído. Sus ojos, situados a ambos lados de la cabeza, le otorgan a este équido un amplio campo de visión para detectar a sus depredadores a distancia. Es un animal presa, así que siempre está alerta, oteando el horizonte y preparado para correr ante cualquier peligro.

El patrón rayado de la cebra le otorga cierto camuflaje entre las hierbas altas. Por otro lado, también es útil para confundir a los depredadores: el efecto visual que acontece cuando varias cebras corren a la vez crea confusión e impide elegir a una de ellas como presa.

Hábitat

Esta especie habita en las grandes praderas y pastizales del sureste africano. Es posible encontrar poblaciones en países como Botswana, Zimbabue, Tanzania, Zambia, Etiopía, Kenia, Somalia, Namibia y Angola. Son équidos que ocupan territorios con depósitos de agua, ya que requieren una gran cantidad de líquido para mantenerse en el bioma de sabana.

Comportamiento

Se trata de una especie gregaria que convive en grupos de varias hembras y un macho, generalmente de unos 10 individuos. Los potros hembra se quedan en la manada, mientras que los machos se van cuando alcanzan la madurez sexual. En ocasiones se ven agrupaciones de machos jóvenes conviviendo.

 La jerarquía del grupo se refleja en el orden en que caminan sus miembros: en primer lugar va la hembra más mayor con sus potros, después el resto de hembras y el macho cierra la marcha.

Las cebras tienen un lenguaje corporal muy rico en detalles que complementan con vocalizaciones variadas, como gemidos o bramidos. Por ejemplo, las cebras de Grevy emiten sonidos parecidos a los de las mulas.

Reproducción de la cebra 

Las cebras hembra alcanzan su madurez sexual a los 3 años de edad, mientras que los machos lo hacen a los 5-6 años. La gestación es bastante larga (de 12 meses) y las embarazadas dan a luz a una sola cría, en contadas ocasiones a 2. Los potros nacen con el patrón de rayas en marrón y negro y pesan de 25 a 40 kilogramos.

Las madres y los potros son capaces de reconocerse el uno al otro a través del patrón de rayas de su pelaje, único en cada individuo. También se distinguen por el olor de cada ejemplar, aunque esto no es tan útil en momentos de emergencia (como el ataque de un depredador).

¿Qué comen las cebras?

Ahora que ya conoces un poco mejor a esta especie, te damos la respuesta a la pregunta de qué comen las cebras. Como habrás podido imaginar, estos animales son herbívoros estrictos: dicho de otro modo, únicamente se alimentan de materia vegetal.

Su dieta se compone de pastos, pequeñas ramas, brotes y, en ocasiones, cortezas tiernas.

Las cebras pueden caminar hasta 20 kilómetros en un día buscando fuentes de alimentación. Su pico de actividad es al inicio del día y al ocaso. Al habitar en zonas con un clima árido y seco, es habitual que las horas de mayor temperatura las pasen descansando o dándose baños de lodo.

Una curiosidad de esta especie es la rutina que sigue cada día para comer: los ejemplares comienzan buscando alimento a partir de su lugar de descanso y por la noche vuelven al mismo sitio. Al día siguiente tomarán una ruta similar, aunque esto irá variando poco a poco a medida que vayan agotando los pastos por los que pasan.

La ruta de las cebras siempre incluirá zonas con abundante agua, pues necesitan beber mucho para digerir correctamente toda la fibra de su dieta. Su sistema digestivo está preparado para optimizar la energía obtenida del pasto, pero aun así estos animales se ven obligados a alimentarse durante la mayor parte del día.

El aparato digestivo de la cebra está formado por un tubo digestivo (boca, esófago, estómago e intestinos) en el que vierten su contenido diversas glándulas que permiten digerir el alimento.

Unos mamíferos increíbles en peligro

Las 3 especies de cebras que existen en la actualidad se encuentran amenazadas. La situación es grave, ya que de todas ellas solo se está incrementando la población de la cebra de montaña. Su largo periodo de infancia hasta la madurez sexual, así como su gestación de un año para dar a luz a una sola cría, son los factores que juegan en su contra.

Las principales amenazas para estos équidos son la urbanización constante de sus áreas, la destrucción de su hábitat para generar grandes extensiones de cultivo y granjas de explotación y los efectos del cambio climático. Conocer qué comen las cebras (y el resto de sus características) no solo es útil a la hora de satisfacer la curiosidad, sino para aprender qué necesitan para sobrevivir a la acción del hombre.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
¿Qué comen los salmones?

Descubre qué comen los salmones, unos enérgicos peces que recorren grandes kilómetros, por lo que su dieta varía en cada etapa.