El lenguaje corporal de los caballos

4 marzo, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Sara González Juárez
Es imprescindible conocer el lenguaje corporal de los caballos, ya que son animales extremadamente empáticos y sensibles.

Estos maravillosos équidos llevan acompañando a los humanos desde hace milenios. Por tanto, el lenguaje corporal de los caballos tiene una cierta conexión con nuestra intuición: conocerlo a fondo es garantía de una relación clara y armoniosa con ellos.

En las siguientes líneas, podrás conocer las señales más típicas de su lenguaje, que no es para nada sencillo. Si alguna vez has visto una manada de caballos correr, podrás imaginar que su armonía casi milimétrica es producto de una capacidad de comunicación fluida y detallada.

Apuntes generales sobre la etología del caballo

Para saber interpretar adecuadamente las señales que emite un caballo, hay que empezar por las bases biológicas de su comportamiento. Aquí tienes las más comunes:

  • Son animales presa: los caballos tienen depredadores en la naturaleza, por lo que es de esperar que sean tímidos, desconfiados y asustadizos. Por eso, la aproximación a un caballo debe ser calmada y gradual, siempre dejando que el animal marque el ritmo.
  • Son gregarios: los caballos viven en grupos de muchos individuos, por lo que la comunicación entre ellos debe ser efectiva para crear una jerarquía estable y responder ante las amenazas.
  • El contacto físico es una parte muy importante de su comunicación: los roces y ligeros toques con la cabeza transmiten mucha información en los caballos, por lo que las señales de cuello y cabeza son muy importantes a la hora de leer su comportamiento.
  • Son extremadamente empáticos: su carácter sociable y su intrincada comunicación hacen de los équidos unos animales que reconocen con facilidad los estados de ánimo en otros seres. Por ello, la calma no debe ser solo externa cuando se trata con ellos: debe ir también por dentro.
Las razas de caballos son variadas, pero todas bellas a su modo.

El lenguaje corporal de los caballos

Este apartado está dividido de esta forma para facilitar el entendimiento de cada una de las partes del caballo y lo que pueden llegar a transmitir, pero ten en cuenta que las actitudes se muestran con todo el cuerpo, por lo que es necesario integrarlas en un cuadro general. Te presentamos el lenguaje corporal en caballos por secciones corporales.

Las orejas

Las orejas de los caballos son especialmente expresivas, quizá la parte de su cuerpo que más información te puede dar. Son el mejor indicativo de hacia dónde está dirigiendo la atención el animal, ya que siempre las orientarán hacia su punto de interés.

No obstante, a través de ellas se pueden leer otras muchas expresiones, como miedo, agresividad, dolor e incluso atracción. Aquí tienes los ejemplos más comunes de su expresividad con las orejas:

  • Tensión en las orejas y orientación hacia un punto: la tensión muscular casi siempre es señal de alerta y/o expectativa, por lo que seguir la dirección de las orejas te dirá qué es eso que está alarmando a tu compañero equino.
  • Orejas pegadas a la cabeza y orientadas hacia atrás: es señal de agresividad defensiva o enfado.
  • Orejas relajadas y sueltas, sin apuntar en una dirección concreta: indica relajación o que el caballo no percibe ninguna amenaza en su entorno.

Los ojos

Los ojos, aunque no sean tan expresivos como los de un humano, sí que mandan señales sobre su estado de ánimo. En general, la apertura de los párpados es lo más fácil de interpretar: si tiene los ojos entrecerrados el caballo estará tranquilo y, a medida que los va abriendo más, indica el nivel de alarma que siente.

Cuando la esclerótica es claramente visible, el équido está experimentando pavor.

La boca en el lenguaje corporal de los caballos

Los labios son una parte flexible y en continuo movimiento en los caballos, por lo que a veces es difícil de interpretar. Estos son algunos de los gestos más típicos:

  • Labios retraídos con dientes y encías al descubierto: amenaza, ganas de morder.
  • Mascar sin comida en la boca: liberación de tensión por incomodidad.
  • Labios relajados y caídos: tranquilidad o somnolencia.
  • Reflejo de Flehmen: cuando el caballo levanta el labio superior dejando al descubierto los dientes, está mostrando excitación sexual.

Movimientos de la cola

La cola, aunque a veces no se le presta mucha atención por su costumbre de espantar insectos con ella, es una parte muy expresiva del lenguaje corporal de los caballos.

Cuando veas a un caballo dar azotes con la cola, esto quiere decir que está nervioso, irritado o enfadado. Si, por el contrario, tiene la cola levantada, es que está excitado o emocionado. Al igual que los perros, los caballos también ocultan la cola entre las piernas cuando están asustados. De esta forma, muestran temor y sumisión.

Posición del cuello y la cabeza

El cuello y la cabeza suelen ir armonizados con los gestos de orejas, ojos y boca, por lo que, si analizas en conjunto todas las señales de estas partes, tendrás una idea clara de cuáles son las intenciones y el estado de ánimo del caballo. En esta lista te presentamos algunas de las posturas de cuello y cabeza más comunes en équidos:

  • Empujones bruscos con la cabeza: esta es una señal de advertencia. Si se ignora, puede acabar en ataque.
  • Empujones suaves con la cabeza: demanda de atención.
  • Cuello y cabeza colgando ligeramente hacia el suelo, sin tensión: relajación.
  • Cuello totalmente caído y flácido: somnolencia.
  • Cuello y cabeza levantados y orientados hacia algún estímulo: el caballo está activo, emocionado y alerta.
  • Movimiento de la cabeza hacia los lados de forma repetitiva: incomodidad, intento de evitación de la situación o el estímulo.
  • Levanta la cabeza y la aleja ante un estímulo de forma brusca: no está cómodo con ello, no insistas.
Un caballo mirando a cámara.

Algunos detalles finales sobre el lenguaje corporal de los caballos

Como ves, hay muchísimos detalles que se deben tener en cuenta cuando se trata de leer las expresiones de un equino. De hecho, incluso existe un proyecto que pretende registrar cada pequeño gesto facial de los caballos para interpretarlo posteriormente mediante un programa informático.

En cualquier caso, si estás tratando por primera vez con estos nobles animales, fíate de tu instinto y observa con atención: las señales de tensión, miedo y alegría son muy parecidas entre nuestras especies.

Wathan, J. (2015, 5 agosto). EquiFACS: The Equine Facial Action Coding System. Plos One. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0131738 Pet Care Information. (2021). ShareThis. https://resources.bestfriends.org/pet-health/horses-health The Open Sanctuary Project, Inc. (2021a). Horses | Compassionate Care. The Open Sanctuary Project. https://opensanctuary.org/article-categories/horses/