Pros y contras de llevar a tu perro al parque

Alba Muñiz · 29 septiembre, 2016

Salvo que tengan algún problema específico, a los peludos les encanta salir a pasear. Y si el recorrido incluye algún espacio verde donde puedan explorar a sus anchas, mucho mejor, sobre todo si viven en un apartamento. Hoy te contamos los pros y los contras de llevar a tu perro al parque.

Algunas buenas razones para que tu peludo vaya al parque

Como nada es perfecto en esta vida, a los grandes beneficios de que tu amigo de cuatro patas pasee por un parque, debes oponerle los inconvenientes. No se trata de que después de leer esta nota restrinjas, o directamente elimines, las salidas a estos lugares. Pero siempre es bueno saber a qué te enfrentas para evitar sorpresas desagradables. O para saber de antemano cómo actuar ante determinadas situaciones que se pueden presentar.

paseo perro

Mejor empecemos por enumerar las buenas razones para llevar a tu perro al parque:

  • La socialización. El contacto con otros animales y personas, como la exposición a distintos contextos, es fundamental para tu peludo, sobre todo cuando es un cachorro.
  • El ejercicio. Un perro necesita ejercitarse a diario para mantener un buen equilibrio psicofísico. El parque puede ser un buen lugar para que lo haga.
  • La posibilidad de explorar. A los perros les encanta inspeccionar sitios nuevos, sobre todo con su nariz. Deja que olfatee largo y tendido, aunque a veces acerque su hocico a cosas desagradables para ti.
  • El juego. Un buen espacio verde es ideal para interactuar con tu peludo. Juega todo lo que puedas con él y permite que juegue también con otros canes.

Como hombre o mujer prevenida valen por dos, te contamos los pros y los contras que debes tener en cuenta a la hora de llevar a tu perro al parque. De esta manera, seguro tu peludo podrá disfrutar tranquilo de un buen rato para jugar, explorar y ejercitarse.

Inconvenientes que pueden surgir cuando llevas a tu perro al parque

Entre las cosas que debes anotar en la columna de los contras a la hora de ir al parque con tu peludo, están:

  • Que contraiga parásitos, tanto internos como externos, u otras enfermedades.
  • Que agreda o sea agredido por otro can y resulte lastimado.
  • Tal vez se escape.
  • Que se accidente.
  • Que te lo roben.

Como habrás notado, todos estos contras pueden ser prevenidos tomando una serie de medidas.

Entonces, si vas a llevar a tu perro al parque, estate atento a estos detalles:

  • Que tenga las vacunas al día.
  • Que esté desparasitado.
  • Si le vas a quitar la correa, aseguráte de que sea en lugares delimitados para perros. O, mejor aún, cercados.
  • No te distraigas. Vigila en todo momento los movimientos de tu peludo.
  • Que le hayas enseñado reglas básicas de obediencia.

Cuando los dueños de los perros son el problema

Los dueños de los canes suelen ser el obstáculo mayor con el que te puedes enfrentar cuando llevas a tu perro al parque.

Es que no todo el mundo tiene una buena predisposición para juntar las heces de sus mascotas. Además, algunos propietarios son irresponsables o directamente no saben cómo manejarse con sus peludos.

Es así que se pueden generar situaciones de tensión, no solo entre animales, sino también entre personas. Por eso es importante estar atento y tratar de evitar ocasiones violentas y que no conducen a nada.

Consejos a la hora de ir al parque con tu mascota

perro-de-paseo

La idea es que una salida al parque con tu peludo resulte un momento gratificante, tanto para ti como para tu mascota. Entonces:

  • Elige los horarios más tranquilos, donde haya una menor circulación de canes y personas.
  • Respeta las indicaciones que establece cada espacio público respecto a los animales de compañía.
  • Si tu perro hace caca, no te olvides de recogerla.
  • Si observas que hay algún can agresivo, seguro que su dueño también lo será. Mejor lleva a tu amigo de cuatro patas a una zona menos conflictiva.
  • No te olvides de llevar una pelota para jugar, alguna golosina para recompensar su buen comportamiento y suficiente agua para que no se deshidrate.