¿Es posible que tu perro asista a una boda?

Francisco María García · 30 agosto, 2017

La respuesta es sí. Sí es posible que tu perro asista a una boda. De hecho, actualmente, fuera de las películas y la televisión, se ha logrado posicionar la tendencia de llevar a los perros a las bodas. Bien sea como invitados o como parte del comité nupcial, los perros están presentes. Muchos se conmueven al ver los perros llevando las alianzas de sus dueños.

A continuación te contamos los detalles al respecto. Descubrirás que la compañía canina en las bodas sí es posible e incluso fácil si se conocen los cuidados a tener en cuenta.

Un momento único en la vida

Las bodas son momentos únicos en la vida de los novios, de la familia y de todos los invitados que marcaron importancia en la historia del amor celebrado. Por muchos años, una parte triste de esta celebración era no poder compartirla con las mascotas. No olvidemos que los animales también son parte fundamental de un matrimonio y del inicio de una nueva familia.

 

Por suerte, las mentes se han ido abriendo y las reglas sociales cambiando. Actualmente, muchos lugares ya permiten que tu perro asista a una boda e incluso fomentan la participación de las macotas en la ceremonia. ¿Qué detalles rodean a esta importante novedad?

¿Cómo hacer para que tu perro asista a una boda?

Ya es posible casarse o asistir a una boda con un perro, pero eso requiere de precauciones y algunos cuidados.

1-Sociabilizacion previa

Antes de más nada, es preciso sociabilizar a nuestro perro. Se trata de que pueda participar de una boda sin ocasionar problemas o representar una amenaza para las otras personas.

El proceso de socialización enseña al perro a convivir pacíficamente y compartir el territorio con otros animales y otras personas. Eso disminuye notablemente el riesgo de una conducta agresiva y prepara el animal para una vida en familia y en sociedad.

Lo ideal es sociabilizarlo mientras todavía es un cachorro, empezando el proceso entre las 4 y 20 semanas de vida. Es en este periodo que el perro desarrolla sus nociones de convivencia.

También es posible sociabilizar perros adultos por medio de la exposición controlada a la presencia de otros perros. Se recomienda empezar presentando un solo perro en un ambiente cómodo y seguro. Gradualmente se puede agregar la convivencia con otros animales y personas.

La sociabilización también debe ser encarada como una inversión a futuro para el bien estar de la familia. Una boda generalmente significa empezar una nueva convivencia en pareja y planificar futuros herederos. El perro debe ser preparado para la llegada de nuevos integrantes del grupo familiar. Eso mantendrá la paz en el hogar.

2-Adaptación gradual

No olvidemos que una boda significa mucha gente, muchos estímulos nuevos y mucho ruido. Por ello es fundamental que el perro esté preparado para enfrentar este cambio de ambiente y disfrutar de la celebración.

Es fundamental respetar los tiempos de adaptación del perro. Por eso, no se recomienda exponerlo a una boda sin antes prepararlo para los nuevos estímulos. Los perros pueden reaccionar sorprendentemente, no solo por miedo sino también por excitación excesiva.

Un buen consejo es llevarlo al lugar de la boda anteriormente para que se adapte al ambiente.

3- Organizar las mesas y ubicaciones de invitados alérgicos

Es muy posible que algunos invitados sean alérgicos a pelos de perros o sencillamente no se sientan a voluntad al convivir con determinados animales. Eso puede ocurrir con frecuencia si tu perro es de porte grande o de una raza víctima de mala publicidad.

Hay que evitar situaciones incómodas para humanos y perros. Para ello es recomendable organizar previamente la ubicación de cada mesa, respetando los derechos y preferencias de todos los invitados.

4- Considerar servicio profesional

Ya existen diversas empresas especializadas en planificar bodas con animales. El objetivo es básicamente cuidar de todo para que los novios puedan disfrutar junto a sus invitados humanos y caninos. Es una iniciativa que gana crecientes adeptos en toda Europa.

En España ya hay empresas que ofrecen estos servicios. Son profesionales con formación en adiestramiento básico, adaptación y enriquecimiento del ambiente de la boda, cuidados, paseos recreativos, planificación de menú para las mascotas invitadas, servicios de transporte adaptados, espacio para hospedaje, primeros auxilios para los animales y humanos, entre otros.

Puede ser la opción ideal para los novios y familias que poseen poca disponibilidad de tiempo. Los especialistas se encargarán del proceso de sociabilización y adaptación del animal.

Casarnos en la compañía de nuestra mascota o que el perro asista a una boda ya son sueños posibles.