Un matrimonio entre perros

Paco María García 1 marzo, 2017

En fechas recientes, un matrimonio entre perros ha revolucionado las redes. Aunque no lo creamos, el amor también florece entre los canes.

En este matrimonio entre perros, los canes se han casado en una emotiva ceremonia. Para que no faltase de nada, aparecieron vestidos para la ocasión, con anillos incluidos.

El evento fue organizado por Christine Reynolds, una peluquera del Reino Unido. Para la boda se invirtieron más de 3.500 dólares. Según sus propias manifestaciones: “la gente debe pensar que estoy loca de atar, pero conozco a mis pugs, ellos están enamorados, así que tenía que casarlos”.

Tendencias de boda

Entre las últimas tendencias con nuestras mascotas está celebrar bodas con ellos. Los perros son como nuestros hijos, y por ello nos gusta celebrar cosas.

Los preparativos para el matrimonio entre perros

Como sucede en el caso de las personas, es muy importante el vestido o traje para la ceremonia. En el caso de las perritas, hay muchas opciones, una gran variedad de vestidos. Normalmente se opta por un vestido característico de color blanco, aunque también puede elegirse uno de fiesta.

Consejos para la celebración del matrimonio entre perros

  • Nos aseguraremos de que los perros son sociables, de que no habrá problemas si están rodeados de mucha gente en torno a ellos.
  • Compraremos un traje o vestido adecuado para la ocasión.
  • Una tarta rica para perros también será un detalle gracioso y gastronómico a la vez.
  • Como el anillo sería difícil de colocar, buscaremos collares especiales para los novios.
  • El sitio de la ceremonia. Lo ideal son jardines exteriores, parques o incluso la playa, siempre que no esté prohibido que los perros estén en estos espacios públicos.
  • Lo siguiente sería hacer un listado de invitados y enviar cartas de invitación. Lógicamente se trata de que haya cuantos más perros mejor.
  • ¿Cómo es la música adecuada para la celebración? Hay diferentes canciones y tipos de música que está comprobado que relajan a nuestros amigos caninos. La clásica es una de ellas.
  • Antes de la ceremonia será obligatorio bañar bien a los novios y cepillar su manto de pelo para que estén muy bellos.
  • ¿Dónde podría celebrarse la luna de miel? Un lugar donde los perros recién casados disfrutarán es un spa. Además, les servirá para relajarse tras la tensión de la ceremonia.
  • Como no podía ser de otra forma, es necesario organizar una buena sesión de fotos.
  • Si queremos utilizar flores y añadirlas a la correa o al collar de nuestra mascota, tenemos que evitar el uso de flores tóxicas, como es el caso de narcisos, tulipanes, valles, etc.
  • Es muy posible que los perros se pongan nerviosos durante la boda. Por ello hay que pensar en medidas para calmarlos cuando llegue el caso.
  • Una buena idea es llevar las golosinas que les gusten, para que no estropeen la ceremonia.
  • Si vamos a invitar a otros perros o animales a la boda, debemos asegurarnos de que la convivencia sea buena entre ellos.

Invitados al matrimonio entre perros

Cunado hagamos la “lista de boda” para perros invitados, tenemos que asegurarnos de los que asistirán, para preparar el espacio, los lugares para cada animal, etc.

También es importante que pidamos a cada uno de los propietarios de canes que se hagan cargo de ellos en todos los momentos de la reunión. Ellos mejor que nadie conocen las peculiaridades de su mascota y sabrán “frenarla” cuando llegue un momento de nerviosismo o de tensión con otros perros.

Otra opción interesante es la contratación de cuidadores, y mucho mejor si tienen experiencia en canes. De esta forma los propietarios invitados podrán relajarse y disfrutar de la compañía de todos los demás.

Cosas que no pueden faltar

No hay que olvidar tener a mano diferentes elementos durante todo el tiempo que dure la ceremonia y el posterior “banquete”. Es el caso de agua, comida, algunos juguetes, guantes y bolsas para los excrementos, etc. También es muy importante una zona donde evacuar los desperdicios y basuras.

También debe haber una buena decoración, pensada para los traviesos peludos.

Los camareros deben armarse de mucha paciencia, pues estarán todo el tiempo con esos obstáculos perrunos en su camino. Igualmente en la cocina podrían recibir la visita de los invitados impacientes de cuatro patas que desean que llegue ya el siguiente plato.

 

Guardar

Te puede gustar