¿Por qué mi perro se orina cuando lo regaño?

"Mi perro se orina cuando lo regaño, ¿qué hago?". Si te encuentras ante este dilema, aquí tienes respuestas y formas de poner fin a esta conducta tan conflictiva.
¿Por qué mi perro se orina cuando lo regaño?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 11 septiembre, 2021.

Última actualización: 11 septiembre, 2021

En especial cuando se trata de cachorros, es fácil ver que alguna vez se escapa un poco de pis en determinadas situaciones, entre ellas las reprimendas. Es algo que puede resultar desagradable y que lleva a muchas personas a preguntarse: “¿por qué mi perro se orina cuando lo regaño?”.

Lo primero que debes saber es que es algo totalmente involuntario y que se puede corregir. Sin embargo, para conseguir eliminar esta conducta primero hay que entenderla en profundidad. En estas líneas tienes todo lo necesario para abarcar este problema.

¿Por qué mi perro se orina cuando lo regaño?

Para los perros orinar no es solo una necesidad fisiológica, sino también un método de comunicación. A través del olfato, un can puede identificar las sustancias químicas de la orina que informan sobre el sexo, el estado de salud y el momento reproductivo de otro ejemplar (e incluso de su estado de ánimo).

Un marcaje con orina es un mensaje intencionado: el perro quiere dejar su información en un lugar concreto para señalarlo como suyo.

En circunstancias inesperadas para el perro (como una regañina), puede que el mensaje que esté recibiendo al escuchar tus gritos sea de amenaza y peligro. Si se asusta, es muy probable que se orine involuntariamente del pánico, lo que forma parte de una respuesta de sumisión.

Que tu can se muestre sumiso haciéndose pis encima tiene un gran valor adaptativo, pues es su forma de dar a entender que estás consiguiendo intimidarlo y que quiere evitar que el conflicto escale. Es como si tu perro te dijera “tú ganas, no quiero pelea”. Además, la orina contendrá sustancias que otro perro asociaría al miedo, aunque tú no puedas olerlas.

La cistitis en perros es un evento común.

Señales de la micción por sumisión

Algunos perros hacen pis sin querer en otras circunstancias, como cuando el tutor llega a casa y se emocionan mucho. Te conviene saber distinguir cuándo está siendo sumiso y cuándo es por otra razón. Por lo general, la micción por sumisión va a acompañada de otras señales, como estas:

  • El perro mete el rabo entre las piernas.
  • Se pone panza arriba, mostrando el vientre.
  • Echa las orejas hacia atrás y agacha la cabeza.
  • Entrecierra los ojos o los abre mucho, hasta que se le ve la esclerótica.
  • Se queda inmóvil.
  • Tiembla.
  • Llora o gime.

Factores que influyen en la orina por sumisión

Una vez constates que lo que está haciendo el can es mostrar sumisión, puedes empezar a analizar la situación y buscar qué factores están ocasionando esta conducta. Entre los condicionantes más habituales están los siguientes:

  • Estás asustando a tu perro: si para regañarlo lo gritas, lo golpeas o usas movimientos bruscos que el can pueda interpretar como violentos, le estás creando una sensación de peligro que siente como desproporcionada (y seguro que lo es).
  • Le regañas tiempo después de que haya hecho algo malo: si la reprimenda ocurre mucho después de su mal comportamiento, el canino no entenderá la relación entre su conducta y tu ataque.
  • El perro tiene una personalidad sensible o reactiva: puede que tu regañina no sea muy intensa, pero que el can sufra más que otros ejemplares en esas situaciones.
  • El can no ha aprendido a hacer sus necesidades fuera de casa: en el caso de los cachorros, por ejemplo, puede que aún no tengan sus esfínteres bajo control.
  • Malas experiencias o traumas: si el animal ha tenido algún episodio traumático en su vida (violencia, abusos, etcétera) es posible que sea mucho más sumiso y reactivo ante las situaciones negativas.

Mi perro se orina cuando lo regaño, ¿qué puedo hacer?

Cuando un perro usa la sumisión demasiado a menudo para resolver conflictos (o siempre se orina cuando lo regañas pero no muestra otras señales claras) puede que estés ante un trastorno del comportamiento. Corregirlo, aparte de evitarte fregar charcos de pis, será beneficioso para la salud mental de tu compañero canino. Aquí te mostramos cómo.

Elabora un plan

Primero de todo, analiza las situaciones en las que el perro se orina cuando lo regañas. Toma en cuenta cuánto tardas en regañarlo desde que hace algo mal, la intensidad de tu voz o tus gestos. ¿El cánido se hace pis en una habitación concreta? ¿Siempre ocurre de noche? Cualquier detalle puede ser importante.

Si detectas un patrón, bastará con cambiarlo o eliminarlo y el perro debería dejar de orinarse con el tiempo. Si no es así, tendrás que seguir buscando desencadenantes o acudir a un profesional.

Descarta patologías

Puesto que esta una micción involuntaria, puede que se deba algún problema de salud, como desajustes del riñón. Las dolencias psicológicas también son importantes: por ejemplo, si el perro está sufriendo un trastorno de ansiedad será más sensible a las regañinas.

Cuida la comunicación con tu can

Los humanos dependemos en gran medida del lenguaje hablado. Debido a esto, a veces no somos conscientes de que los gestos, posturas o movimientos que hacemos pueden ser más agresivos para un perro de lo que pensamos. Por eso, trata siempre de hacer una aproximación calmada y amistosa cuando interacciones con tu can.

Elimina el castigo de su educación

Comienza una educación en positivo, premiando el buen comportamiento y disuadiendo al can de sus malas conductas por otras vías. Elimina el castigo por completo, ya que es el desencadenante principal de que el perro se orine. Además, el método positivo garantiza resultados más sólidos y duraderos en el tiempo.

Establece interacciones predecibles

Crear una rutina diaria ayuda mucho a los canes a mantener un equilibro psíquico y emocional. Debes ser consistente en tus respuestas ante su conducta, pues si un día lo regañas pero al otro lo premias, solo le crearás confusión en el can y agravarás el problema.

Limpia la orina con un producto enzimático

Los productos de limpieza cotidianos pueden dejar restos de olor a orina que tú no detectas, pero el perro sí y puede que le inciten a volver a orinar en el mismo sitio. Los limpiadores enzimáticos te dan la garantía de que no quedan restos orgánicos, previniendo marcajes o fijaciones con lugares concretos.

Un perro que se siente culpable después de hacer pis.

Mi perro se orina cuando lo regaño: un último consejo

Nadie nace entendiendo a los perros. Aunque lleves años con tu can, puede que haya aspectos de su personalidad o de su salud que se te escapen y eso no es señal de ser un mal tutor. Si tu perro se orina cuando lo reprendes y no sabes cómo solucionarlo, acude a un etólogo canino o al veterinario, pues lo importante es solucionar el problema.

Te podría interesar...
16 síntomas de enfermedad en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
16 síntomas de enfermedad en perros

Todo tutor debe conocer los síntomas de enfermedad en perros, pues solo así se podrá evitar que una patología se cronifique.