¿Por qué los conejos lo lamen todo?

Algunos conejos lo lamen todo: los cojines, la ropa, el suelo, incluso el cubo de la basura. ¿Es esto algo preocupante? Aquí te damos la respuesta.

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 27 enero, 2022

Cualquiera que conviva con uno de estos lagomorfos se ha hecho la pregunta que constituye el título de este espacio: ¿por qué algunos conejos lo lamen todo? Las sillas, las papeleras, el suelo, las paredes, las cajas e incluso a su propio tutor. ¿Qué esconde este comportamiento?

Pues bien, lo primero que debes saber es que se trata de una conducta normal y que no tienes de qué preocuparte, salvo raras excepciones. Si quieres desentrañar una de las acciones que más intrigan a los humanos que viven con conejos, no te pierdas nada de lo que viene a continuación.

Los conejos lo lamen todo, ¿qué explicación tiene esto?

En realidad, son varias las explicaciones que se pueden dar a esta pregunta. Aunque para el ojo inexperto no lo parezca, los conejos tienen conductas y personalidades complejas, por lo que será fácil ver el acto de lamido en situaciones y momentos muy diferentes entre sí dependiendo del ejemplar. A continuación tienes los motivos más comunes por los que un conejo lame todo lo que tiene a su alcance.

Como forma de exploración del entorno

Los conejos no tienen manos. Esta es una frase tan obvia que parece absurda, pero ponerla sobre la mesa lleva a dirigir la atención a la siguiente pregunta: ¿cómo, entonces, exploran sus alrededores? Además, no tienen buena vista en las distancias cortas, por lo que la exploración de su entorno cercano la realizan a través del olfato, el tacto y el gusto.

Por tanto, lamer los objetos que tiene cerca es una forma más de identificarlos. Si al acercarse a un cojín, por ejemplo, detecta un olor o una textura que le resulta interesante, el conejo lo lamerá como una manera de satisfacer su curiosidad.

Marcaje de territorio

Cuando un conejo lame una superficie no solo está identificando su sabor, sino que también está dejando su propio aroma. Por lo general, los lagomorfos señalizan su territorio frotando el mentón sobre diferentes objetos, pues ahí tienen glándulas odoríferas para tal efecto. Sin embargo, también es posible verles lamer con este propósito.

Este marcaje con saliva se observa cuando el animal llega a un lugar nuevo o entra un objeto desconocido en su área de acción. Los conejos son animales muy curiosos, así que los verás recorriendo cada rincón, marcándolo y es posible que lamiéndolo hasta que tengan toda la estancia controlada.

Acicalamiento y comportamiento social

Si convives con un conejo, seguramente lo ves acicalarse muy a menudo. Son animales muy aseados, por lo que no debes preocuparte porque se limpie a lengüetazos varias veces al día.

Además, si el lagomorfo vive acompañado por otros animales con los que tenga una buena relación, también los acicalará como parte de su comportamiento social. Es una manera de demostrar su afecto y crear un ambiente relajado entre ambos individuos.

Si tu conejo te lame mientras estáis interactuando o para llamar tu atención, quiere decir que te considera parte de su grupo y se siente tranquilo a tu lado. En otras ocasiones es posible que huelas o sepas a algo que le interesa, como a la comida que acabas de manipular.

¿Por qué mis conejos lamen todo lo que me pertenece?

Si tienes una buena relación con tu conejo, es probable que también le guste tu olor. Por eso, algunos lagomorfos muestran preferencia por los objetos que llevan el aroma de su humano: ropa, almohadas, teclados y, en general, todo lo que haya estado en contacto directo con él.

Fíjate, sobre todo en verano, si se acerca a lamer ropa u objetos que hayan estado en contacto con tu sudor. Tu conejo también podría mostrar preferencia por tus manos cuando te sudan, ya que el sabor salado de esta secreción le llamará la atención (por desagradable que suene).

¿Debo preocuparme por este comportamiento?

Algunos conejos lo lamen todo y otros no, pero esto no quiere decir que se trate de una conducta patológica, sino de una preferencia personal de cada ejemplar. No obstante, un lamido excesivo u obsesivo vendrá acompañado de otras señales de enfermedad física o mental. Estas son algunas de las más recalcables:

  • Alopecias en el propio conejo o en sus compañeros: si se está lamiendo más de lo que debe, acabará por originar estas calvas, lo que denota un problema de comportamiento. Es probable que el lagomorfo sienta estrés o ansiedad.
  • Se lame un punto de su cuerpo de forma continua: aquí también es probable que aparezca una alopecia con el tiempo. Si el conejo muestra este comportamiento, es posible que se deba a un dolor físico, como una herida, o un problema dermatológico en un punto concreto de su cuerpo.
  • El conejo se lame demasiado y ha dejado de defecar: en especial cuando se trata de la época de muda, es posible que un lamido excesivo provoque la formación de bolas de pelo en el intestino o tricobezoares. Esta situación requiere una visita urgente al veterinario, pues una parada digestiva puede terminar con la vida de estos animales.
  • Aburrimiento: la naturaleza activa e inquisitiva de los conejos hace que necesiten un ambiente enriquecedor y socializar todos los días. Por eso, si notas que tu animal lame todo lo que tiene a su alcance de manera obsesiva, es posible que esté muy aburrido. Para evitarlo, procúrale entretenimiento diario y pasa tiempo de calidad con él.

Mis conejos lo lamen todo, ¿debo hacer algo?

Por desgracia, el estudio del comportamiento de los lagomorfos en el hogar no abarca mucha literatura hasta la fecha. Aun así, el veterinario siempre te podrá ayudar a adaptar el ambiente de tu hogar y a mejorar los cuidados que brindas a tu conejo, tanto a nivel físico como psicológico.

En caso de que no se trate de ningún problema, sino simplemente de la forma de ser del animal, solo tendrás que preocuparte de que no lame nada que le pueda hacer enfermar. Por ejemplo, si quiere salir a chupar el suelo justo después de que friegues, no debes permitírselo, pues podría ingerir sustancias tóxicas.

Cuidar de estos pequeños es complejo, pues no son animales que hayan pasado por un proceso de domesticación tan largo como un perro o un gato. Sin embargo, puede ser un camino enriquecedor a nivel personal y, desde luego, ganarse la confianza de un conejo y disfrutar de la interacción con él es algo que también mejorará tu propia calidad de vida.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Callos plantares en conejos: tratamiento y prevención

Los callos plantares de los conejos pueden comenzar como una pequeña lesión y convertirse rápidamente en una delicada enfermedad.