Conservación de lagomorfos en peligro de extinción

05 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González
La conservación de las especies es importantísima, tanto en flora como en fauna. Pero aún existe mucho desconocimiento en cuanto al estado de conservación de muchos animales, quizás por su importancia relativa en la cadena trófica. Y este es el caso de los lagomorfos.

Existe una creencia errónea de que todos los lagomorfos son muy fecundos – de ahí la frase “se reproducen como conejos”. De hecho se cree que, por eso, no son susceptibles de aparecer en las listas de animales amenazados. Pero, pese a las creencias, existen lagomorfos en peligro de extinción.

Curiosidades sobre los lagomorfos en peligro de extinción

Es cierto que la mayoría de especies este tipo entran dentro de la creencia mencionada anteriormente, como es el caso del conejo común europeo. Pero la afirmación se vuelve falsa para una sorpresiva cantidad de especies, concretamente un cuarto del total. Por eso es tan importante poner atención a estas especies y fomentar su conservación.

Garras de mi conejo

Evolución histórica

Década de los 70

La Lista Roja de la UICN, durante la década de los 70, solo incluía 4 especies de lagomorfos amenazados: Caprolagus hispidus, Nesolagus netscheri, Pentalagus furnessi y Romerolagus diazi. Estas 4 especies fueron las primeras en recibir la atención de los conservacionistas. Destacó la actuación de biólogos procedentes de EEUU y Reino Unido, pioneros en la conservación de estas y otras especies.

El Caprolagus y el Romerolagus recibieron también protección a través del acuerdo CITES,pese a que las razones de su posible extinción no estaban relacionadas con el comercio internacional. Simplemente reflejaba la preocupación creciente sobre las amenazas que los asediaban, y por su conservación.

En el momento de la primera Conferencia Mundial sobre Lagomorfos celebrada en 1979 la conservación de estos animales aún era poco conocida. Pero ya se hablaba de proteger a 2 especies más que en los años anteriores.

Década de los 80 y los 90

A finales de los 80, seis especies de lagomorfos se habían incluido en la Lista de Especies Amenazadas. Además de las 4 existentes en 1978, se añadía Lepus flavigularis en Méjico y B. monticularis en Sudáfrica.

Y en los 90, esta lista se expandía enormemente para incluir dos picasOchotona koslowi y Ochotona muliensisy 9 lepóridosB. monticularis, C. hispidus, L. flavigularis, N. netscheri, P. furnessi, Romerolagus diazi, Sylvilagus graysoni, Sylvilagus insonus, Sylvilagus palustris hefneri –.

lagomorfos en peligro de extinción

Al mismo tiempo se creaba el Plan de Acción por los Lagomorfos, proporcionando el primer estatus de conservación comprensible de estos animales en todo el mundo. Incluía un capítulo detallado para cada especie, sobre su biología y conservación hasta la fecha.

Los lagomorfos en peligro de extinción en la Lista Roja de la UICN

En 1994 se renovó la Lista Roja de Animales Amenazados de la UICN. Esto se debió a dos factores:

  • Primero a la intención de evaluar el estatus de todas las especies animales.
  • Y segundo, a que iba a ser la última vez que se aplicasen los criterios cualitativos a la hora de evaluar las amenazas en esta Lista.
Conejos de granja

A partir de este momento, comenzó a tenerse en cuenta únicamente el criterio cuantitativo. En el caso de los lagomorfos, este criterio se utilizó por primera vez en 1996, y supuso cambios con respecto al listado de 1994.

Algunas especies se añadieron, mientras que otras se tuvieron que modificar porque los datos no eran correctos.

Desde entonces la Lista se ha modificado varias veces, pero la revisión del estatus de los lagomorfos no ha sido exhaustiva. Si que es cierto que en la revisión de 2004 se modificaron algunos datos, como por ejemplo el estatus de B. monticularis, que pasó de “en peligro” a “en peligro crítico”.

¿Cuál es la situación actual de conservación de los lagomorfos en peligro de extinción?

La UICN, con su Comisión para la Supervivencia de las Especies, junto con el Grupo de Especialistas en Lagomorfos – LSG –, son los organismos internacionales a los que se les confía la conservación de estos animales.

Concretamente, el trabajo del LSG es coordinar y apoyar el trabajo de sus biólogos. Todo ello con el objetivo de mejorar la conservación y manejo de los lagomorfos a nivel mundial.

Muchos de los esfuerzos son realizados de forma altruista por voluntarios u ONGs, sobre todo a nivel de la educación poblacional.

  • Alves P, Ferrand N, Hackländer K. Lagomorph biology. Berlin: Springer; 2008.