Pez cabeza de león: hábitat, características y cuidados

8 julio, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez
La razón por la que el pez cabeza de león no pueda nadar rápido es el peso de su cabeza, el cual le complica moverse con facilidad. Además, la falta de su aleta dorsal también le impide desplazarse libremente.

Los peces dorados son considerados los peces ornamentales más famosos. Estos son originarios de Asia, donde fueron domesticados y exportados a otros países. Debido a esta situación, la especie se dividió en variedades, cada una con características únicas. El pez cabeza de león recibe su nombre por su llamativa corona cefálica, que lo asemeja a la melena de un león.

Debido a su físico bello —y a que son peces fáciles de tener—, los peces dorados (Carassius auratus) se encuentran distribuidos por casi todo el mundo. En específico, los colores dorados, tamaño compacto y cabeza vistosa le han valido al pez cabeza de león el puesto de ser una de las variedades más populares en la acuariofilia. Continúa leyendo para conocer más sobre él.

Hábitat del pez cabeza de león

De forma normal, estos peces son considerados habitantes de aguas templadas y frías, por lo que viven bien en rangos de temperatura de 15 a 25 grados centígrados. Sus orígenes se encuentran en Asia, sin embargo, es posible verlos en la mayoría de acuarios, ya que no es muy difícil mantenerlos.

Son animales de aguas dulces con poco movimiento, ya que les gusta mantenerse en zonas con un poco de fango. De hecho, son parientes cercanos de las carpas, por lo que tienen preferencias similares. Incluso, existen muchas posibilidades de que un pez dorado y una carpa común puedan hibridarse.

En general, estos peces prosperan muy bien en ambientes de estanque, en los que algunas plantas les sirven para su alimentación. La mejor opción sería tener un sustrato fangoso en estos ecosistemas, sin embargo, es difícil mantener su salud con estas condiciones.

El zoom a la cabeza de un pez cabeza de león.

Características físicas

La longitud de su cuerpo puede alcanzar los 20 centímetros, aunque normalmente varía entre 15 y 18 centímetros. Su cuerpo es de forma redondeada, con una ligera curvatura en la espalda y su forma de nadar es bastante lenta. Sus aletas presentan la siguiente conformación física:

  • Par de aletas pectorales: a cada lado, justo después de su “melena”.
  • Par de aletas anales: parte inferior del cuerpo.
  • Una aleta caudal: cola.
  • Una aleta anal: antes de la cola.

El pez cabeza de león se caracteriza por dos cosas: su cabeza que crece en forma de bulto y la carencia de aleta dorsal. Esto es importante, ya que puede confundírsele con la variedad Oranda, que sí presenta una aleta dorsal. Por otro lado, también se parece mucho a la variedad Ranchu, que es casi idéntica pero con una espalda más curvada que el cabeza de león.

Los colores más comunes son aquellos de tonalidades doradas, con combinaciones de blanco, rojo y amarillo. Sin embargo, es capaz de tener cualquier otra coloración, típica de los peces dorados.

Comportamiento del pez cabeza de león

Este pez es un animal muy tranquilo, debido al hábitat y a su incapacidad de nadar rápido. Si se llega a estresar, su reflejo habitual es mantenerse oculto, sin embargo, esto no significa que sea tímido. Es más, Carassius auratus suele ser una especie sociable, que en peceras se desarrolla mejor en compañía de otros peces de su mismo grupo.

Esperanza de vida

De forma general, se espera que los peces cabeza de león puedan vivir en cautiverio por 5 o 10 años. Sin embargo, esto dependerá del mantenimiento y cuidado que se le dé. Esto se debe a que la interacción con otros peces puede llegar a ocasionar problemas, siempre por parte del resto de especies. Las mordidas de las aletas son algo común entre peces incompatibles.

Por esta misma razón, se recomienda seleccionar cuidadosamente a los compañeros de la mascota.

Alimentación del pez cabeza de león

En su medio natural, estos organismos son omnívoros, por lo que consumen plantas, insectos, crustáceos, zooplancton y detritos. En los acuarios, se les da de comer comida viva o alimento congelado, ya que aceptan también la comida comercial tipo hojuela. Cabe destacar que estos animales también pueden comerse las plantas del acuario.

Reproducción del pez cabeza de león

El grupo de los peces dorados es capaz de llegar a su madurez después de un año de vida. Aun así, de forma comercial se utilizan hembras de 2 años de edad, ya que mientras más grande sean más huevos pueden poner. Además, la mayoría de las variedades no muestran todas sus características físicas hasta que alcanzan cierta edad.

En la naturaleza, estos animales llevan a cabo su desove en primavera, entre febrero y mayo. Sin embargo, se les puede condicionar a hacerlo durante cualquier época del año. Es más, algunos estudios publicados en la revista científica Hormones and Behavior han probado a utilizar hormonas para propiciar este evento.

Fecundación y desove

Para la fecundación, las hembras son perseguidas por varios machos en la superficie del cuerpo de agua. Mientras “escapan”, estas liberan sus huevos al medio, con lo que los machos aprovechan a fertilizarlos. Al finalizar, los huevos fecundados caen al fondo del agua, donde se adhieren a las superficies y comienzan su desarrollo

Cuidados en acuario del pez cabeza de león

El tanque debe tener como mínimo 40 litros de agua para cada individuo que se quiera tener. Mientras tanto, la estructura interna del acuario deberá tener suelo grueso, que se puede lograr colocando grava o arena adecuados para acuario. Además, el uso de bomba oxigenadora y filtro es necesario para mantener en optimas condiciones el agua.

Debe tenerse en cuenta que son necesarios los cambios periódicos de agua, con lo que se recomienda mínimo hacerlo dos veces por semana. Con respecto a la calidad de agua, deberán cumplirse los siguientes criterios:

  • Temperatura: 18 – 24°C (óptimo).
  • Nivel de oxigenación: 5 mg/L (mínimo).
  • Nitritos y amonio: <0,05 mg/L.
  • pH: 7 (óptimo).

Esta especie suele resistir peores condiciones que las mencionadas, pero por su salud y calidad de vida es mejor mantenerlas en los valores adecuados. Recuerda que en el mundo de las mascotas sobrevivir no es lo mismo que vivir.

Cohabitación con otras especies

No existe restricción con respecto a tener carpines dorados con otro tipo de peces, sin embargo, se recomienda que no sean especies rápidas. Esto se debe a que podrían ocasionar problemas, por el nado tan lento que tiene el pez cabeza de león. El estrés es muy común cuando esta especie está con animales demasiado activos.

Estado de conservación

De manera formal esta especie aún no cuenta con algún grado de peligro, ya que se ha acoplado al mantenimiento en acuarios y a la reproducción en cautiverio. Es más, al contrario, los peces dorados tiene el potencial de volverse una especie invasiva, debido a que es capaz de soportar agua en condiciones deplorables.

Sin embargo, la variante de cabeza de león puede no ajustarse a esto ultimo, ya que se ve afectado en su movilidad, evitando que sobreviva fácilmente en el entorno silvestre. También, es importante señalar que las variantes de los peces dorados provienen de cruzas selectivas, en el que hombre decide qué características son más “hermosas”, algo similar a lo que ocurrió con los perros.

Un pez cabeza de león de color amarillo.

Recuerda que, a pesar de que es una especie “fácil” de tener, no significa que deba vivir en las peores condiciones posibles. Se debe tener presente que una mascota implica invertir en tiempo, espacio y dinero, por lo cual no es una tarea fácil. Si estás preparado para asumir el reto, sigue las recomendaciones y dale la mejor vida posible a tu mascota.

  • Hulata, G. (1995). A review of genetic improvement of the common carp (Cyprinus carpio L.) and other cyprinids by crossbreeding, hybridization and selection. Aquaculture129(1-4), 143-155.
  • Salazar, S. K., Pérez, J. E., & Alfonsi, C. (2008). Introducción y extracción de peces ornamentales y especies de invertebrados acuáticos en Venezuela. SABER. Revista Multidisciplinaria del Consejo de Investigación de la Universidad de Oriente20(2), 139-148.
  • Copa Yujra, C. A. (2011). Evaluación del crecimiento de tres variedades de peces Goldfish (Carassius auratus) en agua fria bajo condiciones controladas (Doctoral dissertation).
  • Najim, S., Al-Mudhaffar, R. A., & Jassim, F. K. (2012). Some reproductive character of the fantail goldfish (Carassius auratus auratus) female from rearing pond in Basrah, southern Iraq. Iraqi Journal of Aquaculture9(1), 83-94.
  • Watson, C. A., Hill, J. E., & Pouder, D. B. (2004). Species profile: Koi and goldfish. Southern Regional Aquaculture Center.
  • Rylková, K., Kalous, L., Šlechtová, V., & Bohlen, J. (2010). Many branches, one root: first evidence for a monophyly of the morphologically highly diverse goldfish (Carassius auratus). Aquaculture302(1-2), 36-41.
  • Smartt, J. (2008). Goldfish varieties and genetics: handbook for breeders. John Wiley & Sons.