¿Los perros pueden comer harina de trigo?

La harina hecha a base de trigo contiene un alto porcentaje de almidón. Descubre si este ingrediente cuenta con los beneficios suficientes para hacerlo parte de la alimentación de tu perro.
¿Los perros pueden comer harina de trigo?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 20 julio, 2021.

Escrito por Maria Jose Restrepo Gallardo, 20 julio, 2021

Última actualización: 20 julio, 2021

La alimentación de los perros es un aspecto fundamental e influyente en la calidad de vida de estos animales. Con el fin de encontrar una dieta equilibrada que beneficie su organismo, es necesario revisar qué alimentos o ingredientes de las comidas de estos caninos aportan los suficientes nutrientes a su cuerpo. De ahí surge el interrogante: ¿los perros pueden comer harina de trigo?

Para saber con exactitud qué alimentos contribuyen positiva o negativamente en la vida de un canino, es recomendable visitar a un veterinario. A través de chequeos, el profesional sabrá reconocer si conviene quitar algún elemento de su alimentación, incluyendo la harina de trigo. Es importante diagnosticar a tiempo si el can presenta reacciones alérgicas o es propenso a padecer alguna enfermedad por su alimentación.

Componentes de la harina de trigo

La harina de trigo es un ingrediente frecuente en muchas preparaciones de comida de las personas, sobre todo en pasteles, en galletas y demás cosas horneadas. Sin embargo, como con todos los alimentos, que no afecte a los seres humanos no significa que actúe de la misma forma en los perros.

Hay harinas que se componen de las 3 partes del grano de trigo. Estas son el endospermo —que contiene proteína y almidón—, el germen —que es la parte rica en proteínas, grasas y vitaminas— y también el salvado o parte de fibra. La fibra es esencial en muchos seres vivos omnívoros y herbívoros, pues ayuda a mantener la microbiota intestinal.

No obstante, la harina de trigo blanca o refinada está hecha únicamente de endospermo. Esto significa que contiene menos nutrientes que otros derivados del trigo, como por ejemplo la harina de trigo integral.

Harina de trigo sobre un fondo blanco.

¿Es malo que los perros coman harina de trigo?

Pese a ser un ingrediente agradable en varias recetas, la harina de trigo blanca se somete a procesados muy evidentes y carece de componentes que beneficien a los perros, como vitaminas, proteínas y minerales. Además, esta harina cuenta con aproximadamente un 80 % de almidón, un componente facilita el aumento de peso y podría generar problemas de digestión en los caninos.

Aunque de vez en cuando puedas dar a tu perro alguna comida que contenga harina de trigo, hacer que el canino ingiera este producto en exceso puede ser perjudicial. Sobre todo, hay que evitarlo si va acompañado de azúcar en preparaciones como galletas, dulces o pasteles. Incluir grandes cantidades de harina de trigo en la dieta del perro puede convertirlo en un animal obeso y con problemas de salud.

Entonces, ¿los perros pueden comer harina de trigo? La respuesta más sencilla es un “sí”, siempre y cuando no tengan alergia al trigo o alguna otra mala reacción. Sin embargo, no es la mejor opción en la alimentación del canino. Esta harina carece de nutrientes que le aporten beneficios muy evidentes su organismo, así que es mejor evitarla.

Otras harinas

Por otra parte, aunque la harina de trigo compuesta solo de endospermo no es la opción más nutritiva para alimentar a los perros, hay otras variantes que contienen vitaminas y proteínas para influir positivamente en la salud de los caninos. Las siguientes alternativas pueden marcar una diferencia en el aporte de nutrientes que tu perro obtiene mediante la alimentación:

  •  Harina de trigo integral: contiene fibra, proteínas, vitaminas y minerales, pues a diferencia de la harina de trigo blanca o refinada, la harina integral sí que se fabrica a partir de las 3 partes del grano de trigo. Es decir, se compone de endospermo, germen y salvado.
  • Harina de almendras: se obtiene moliendo las nueces de las almendras hasta convertirlas en polvo. Esta harina es muy rica en proteínas, pero también tiene fibra, cobre, fósforo y otros minerales importantes para el organismo de los perros.
  • Harina de coco: este tipo de harina es el resultado de moler la pulpa de coco hasta convertirla en un polvo que resulta rico en proteínas vegetales y fibras. Además, es una buena alternativa porque carece de gluten, un componente que puede generar problemas en algunos perros.
  • Harina de avena: se hace moliendo avena hasta obtener un polvo fino. Es una buena opción a la hora de hornear galletas o hacer otro tipo de golosinas para perros, puesto que es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales. Asimismo, esta variante no contiene gluten y es baja en azúcar.
Un perro intentando comer harina.

Consideraciones finales

En conclusión, aunque la harina de trigo no es un producto nocivo para los perros, hay alternativas mejores y más saludables a la hora de brindar una dieta rica y equilibrada. Además, según la Asociación Americana Hospitalaria de Animales (AAHA), también es importante tener en cuenta aspectos específicos como la edad, el estado fisiológico y la actividad de la mascota para evaluar que su alimentación esté siendo la adecuada.

Recuerda que la dieta que proporciones a un perro influenciará positiva o negativamente en su estado de salud. Por lo tanto, evita alimentarlo con comidas que no aporten los nutrientes necesarios a su organismo. Del mismo modo, no olvides que con la ayuda de un veterinario podrás evaluar el desarrollo de tu perro a nivel nutricional y así determinar si este está siendo el adecuado.

It might interest you...
Dieta vegana en perros ¿es perjudicial para su salud?
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Dieta vegana en perros ¿es perjudicial para su salud?

La dieta vegana para perros será beneficiosa siempre que se ponga atención en la confección de ésta, asegurándonos de incluir los nutrientes necesa...