Dieta casera para perros: los alimentos más recomendados

Antonia Tapia · 30 abril, 2015

Es importante que la dieta casera que escojas para tu perro sea completa y equilibrada, es decir que cumpla con todas las necesidades nutricionales que precisa tu mascota.  A continuación compartimos algunos consejos para asegurar que la  alimentación de tu perro tenga todos los requisitos necesarios.

¿Qué alimentos debo incluir en la dieta casera?

perro comiendo manzana

Las dietas caseras incluyen una amplia variedad de alimentos como frutas, verduras y carnes. La porción de cada uno de estos alimentos dependerá de las necesidades de tu mascota, pues no es lo mismo alimentar a un cachorro, que a un perro adulto.

Ten en cuenta que los cachorros suelen ser más susceptibles a los problemas causados ​​por deficiencias nutricionales y aquellos que son de razas grandes, suelen estar en riesgo de sufrir exceso de calcio antes de la pubertad.

Los alimentos que se emplean en la dieta de un perro pueden ser crudos o cocidos. Las sobras de la mesa se pueden incluir, siempre y cuando sean productos sanos, no sobras con  grasas.

La carne y otros productos de animales siempre deben representar al menos la mitad de la dieta. Muchos planes alimenticios que se basan en alimentos crudos son excesivamente altos en grasa, y pueden conducir a la obesidad.

Otro peligro potencial de las dietas que contienen demasiada grasa es que el perro puede sufrir deficiencias de otros nutrientes necesarios.

A menos que tu perro realice ejercicio regular e intenso es muy importante que utilices carnes magras (sin grasa más del 10 por ciento), elimines la piel de las aves de corral y separes la grasa.

El corazón del pollo es una buena opción para la dieta casera de una mascota, ya que es delgado y menos costoso que otras carnes musculares.

A tu mascota también lo puedes alimentar con pescado. Proporciona vitamina D. Otras buenas opciones son las sardinas (envasados ​​en agua, no aceite), el jurel y el salmón rosado. Recuerda retirar las espinas del pescado y nunca alimentes a tu pequeño con  salmón crudo del Pacífico, trucha, o  alguna otra especie relacionada. Puede alimentarlo con pequeñas cantidades de pescado al día.

El hígado de res o pollo es especialmente nutritivo. Lo puedes incluir en la dieta casera de tu mascota cada dos días.

Los huevos son altamente nutritivos. ¿Sabías que los peros que pesan unos 8 kilos pueden comer un huevo diario?

El yogur natural son alimentos bien tolerados por la mayoría de los perros. El queso cottage y queso ricotta también son buenas opciones.  Otros tipos no son recomendados, ya que suelen tener mucha grasa.

¿Es aconsejable incluir frutas y verduras?

perro comiendo verdura

Las frutas y verduras proporcionan a tu mascota gran aportes de fibra, lo cual mejora su salud digestiva. Además aportan nutrientes beneficiosos que contribuyen a la salud y longevidad de tu pequeño amigo. No olvides que las verduras de color oscuro suelen tener mayor cantidad de beneficios.

Las verduras que contienen almidón como pueden ser las papas, batatas y calabazas así como las legumbres (frijoles), proporcionan hidratos de carbono que pueden ser útiles para mantener el peso en  aquellos perros que son flacos y muy activos. Las cantidades deben limitarse para los que tienen sobrepeso. Recuerda que los alimentos con almidón deben ser cocinados para que los animales los puedan digerir.

Las verduras que son de  hoja verde y otros vegetales sin almidón son bajos en calorías y pueden incorporarse en la dieta de tu mascota en pequeñas cantidades. Pero atención, sin son demasiados duros pueden causar gases en los animales. El brócoli y la coliflor pueden suprimir la función de la tiroides.

En el caso de las frutas; plátanos, manzanas, fresas, melón y papaya son buenas opciones. Evita  las uvas y pasas ya que pueden causar insuficiencia renal en los perros.

Mucho cuidado con los granos ya que pueden causar inflamación, alergias, artritis o enfermedad inflamatoria intestinal (EII), como así también convulsiones y otros problemas. Algunos cereales contienen gluten que pueden ocasionar malestar digestivo en ciertos animales.

Los granos y verduras con almidón deben constituir más del 50 por ciento de la dieta de tu mascota. Opciones recomendadas incluyen avena, arroz integral, quínoa y cebada. El arroz blanco se puede utilizar para resolver un malestar estomacal, especialmente si cocidas con agua extra, pero es bajo en nutrición y no debe constituir una gran parte de la dieta. Todos los granos deben estar bien cocidos.