Qué hacer si tu perro tose sangre

Aitana Bellido · 3 marzo, 2018
Si se produce esta circunstancia hay que llevar inmediatamente a la mascota al veterinario, que evaluará los síntomas para practicarle unas pruebas de diagnóstico, para así determinar el tratamiento adecuado

Independientemente de la causa que haga que tu perro tose sangre, este síntoma es una clara señal de que algo va mal. Aconsejamos encarecidamente que lleves a tu mascota al veterinario en cuanto notes que hace esto.

En este artículo expondremos algunas de las causas más típicas que pueden estar afectando a la salud de tu perro, pero su lectura de ningún modo sustituye al diagnóstico de un profesional.

Causas por las que un perro tose sangre

La tos es una respuesta física ante una irritación de las vías respiratorias. Puede deberse a una acumulación de mucus, a una infección de garganta o a la presencia de cuerpos extraños que pueden estar dificultando la respiración. Debemos tener en cuenta que puede también ser un indicador de una enfermedad subyacente de carácter más grave.

Entre las enfermedades más comunes que podrían estar haciendo toser a tu perro, podemos indicar las siguientes:

  • Laringotraqueitis infecciosa canina, también denominada la tos de las perreras.
  • Faringitis.
  • Enfermedades que afectan a la tráquea, como el colapso traqueal o la estenosis.
  • Presencia de cuerpos extraños.
  • Bronquitis.
  • Parásitos que afectan a los pulmones.
  • Neumonía.
  • Tuberculosis.
  • Enfermedad pulmonar vascular, como por ejemplo el edema pulmonar.

La tos que puede experimentar tu animal puede acabar dando lugar a una ruptura de capilares o a una lesión que provoque una expectoración de sangre o de mucus sanguinolento, también denominada hemoptisis.

Perro escupe sangre

La hemorragia puede originarse en la laringe, tráquea o los pulmones. En ocasiones, la sangre puede proceder simplemente de una hemorragia nasal o de una infección bucal, así que antes de alarmarte en exceso, consulta a tu veterinario.

Diferentes pruebas en el proceso de diagnóstico

Una vez en la consulta del veterinario, el primer paso a seguir será la realización de un examen físico completo para determinar la existencia de una infección o la presencia de un cuerpo extraño en las vías respiratorias de tu perro.

Las pruebas también se centrarán en verificar si los pulmones del animal funcionan correctamente, en determinar si existe algún tipo de herida en la cavidad bucal o en la presencia de mucus. 

En otros casos, tu veterinario pedirá que se le hagan análisis para determinar los niveles de coagulación de la sangre o el funcionamiento de ciertos órganos internos. En el caso de que cuente con un historial de parásitos reciente, se le realizarán también las pruebas pertinentes.

Qué puedes hacer si tu perro tose sangre

En primer lugar, no esperes a que la tos desaparezca o cese la expectoración de sangre o mucus. Lleva a tu animal al veterinario lo antes posible para que efectúen las pruebas pertinentes.

Miedo el veterinario

 En el caso de que el origen de esta tos esté en un órgano vital como el intestino, una actuación tardía puede ser mortal.

En el caso de que tu perro también vomite, intenta examinar el vómito para comprobar la presencia de sangre. Esto puede ayudar a tu veterinario a determinar si el problema se encuentra en el aparato digestivo.

Tratamientos veterinarios más comunes

Una vez diagnosticada la causa de la hemoptisis, los veterinarios pueden prescribir:

  • Administración de fluidos intravenosos
  • Medicación antihemética, es decir, medicación contra las náuseas y los vómitos
  • Antibióticos 
  • Medicamentos antiparasitarios 

En el caso de que tu perro haya ingerido un cuerpo extraño, se le administrará un laxante para que lo expulse de forma natural, además de antibióticos para prevenir una posible infección. En el peor de los casos, puede que tu mascota llegue a necesitar cirugía.