El peligro de teñir a las mascotas

Se puede llevar al animal, incluso, a la muerte, pues los productos están diseñados para humanos y son tóxicos para ellos; también provocan alergias, sufrimiento, cambios de comportamiento y problemas de socialización con otros de su especie

Tal vez hayas visto conejos o periquitos de colores extraños a la venta en parques o tiendas. O incluso vídeos e imágenes en internet sobre perros y gatos con peinados ‘divertidos y coloridos’. Si bien puede parece gracioso y llamativo, lo cierto es que teñir a las mascotas –y a cualquier animal– puede tener riesgos para su salud. Entérate por qué en el siguiente artículo.

La tendencia de teñir a las mascotas

Primero fue una moda que comenzó en Tokio y que se expandió a Pekín. Por supuesto no tardó en migrar hacia ciertas capitales como París, Londres y Nueva York. Los perros teñidos salían a la calle y sus dueños disfrutaban de esa forma de llamar la atención.

No importa cuáles son los motivos que llevan a una persona a teñir a su mascota o incluso a comprar un animal cuyo pelaje haya sido ‘cambiado’; lo que sí debería interesarnos son las consecuencias negativas para ellos.

Te puede gustar