Pájaro canario: ¿cómo puedo enseñarle a cantar?

¿Sabías que los canarios son capaces de imitar los sonidos de su ambiente? Esta habilidad se puede utilizar para enseñarles las melodías más hermosas.
Pájaro canario: ¿cómo puedo enseñarle a cantar?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 03 agosto, 2023

El canario de canto se conoce por su melodioso trino, que cautiva hasta aquellos que no sienten interés especial por las aves. Es por ello que muchas personas se preguntan si pueden motivarles a cantar o enseñarles melodías específicas.

Lo cierto es que estas aves tienen una gran capacidad de aprendizaje vocal a través de la imitación de sus congéneres. Entonces, ¿es posible lograr que trinen melodías concretas o que canten más a menudo? Vamos a profundizar en ello.

La importancia del factor genético en el canario de canto

Lo primero que debes saber es que la tendencia al canto y la capacidad de aprendizaje está condicionado, en cierta medida, por la genética. Por tanto, el repertorio vocal del canario no dependerá solo de su entorno social y la estimulación ambiental, sino también de una disposición innata a ello.

Además, las hembras estilan cantar menos que los machos, pues el trino suele ser una llamada de cortejo.

Esto es algo que conocen los criadores y que han tratado de manejar a través de los cruces. Uno de los genes involucrados en el canto de los canarios es el gen FOXP2. Así lo sugiere un estudio publicado en la revista Philosophical Transactions B.

El gen mencionado también se relaciona con el habla en nuestra especie. Las variaciones en el gen FOXP2 influyen de forma directa en la tendencia al canto de estas aves.



No olvides nunca el peso del ambiente

Canario de canto en su estado salvaje.
La interacción del canario con miembros de su especie influye en el canto de esta ave. Crédito: Freepik.

Como ya sabrás, un individuo nunca es víctima de su genética o de su ambiente por entero, sino que se configura gracias a la interacción de las influencias de ambos. El canario de canto no es una excepción: los juveniles aprenden de sus padres y de otros individuos de su grupo social.

Al tratarse de aves gregarias, sus patrones de canto se determinan, en gran medida, por la influencia de los congéneres y los sonidos del ambiente.

Y, en efecto, se podría emplear esta capacidad de aprendizaje por imitación para ayudarles a cantar de distintas maneras y lograr que lo hagan más a menudo. Te invitamos a conocer algunas técnicas para lograrlo.

Técnicas para enseñar a trinar a un canario de canto

Puesto que está fuera de tu alcance modificar los genes de un canario, tu mejor baza será recurrir a su capacidad de aprendizaje del entorno. Existen dos maneras principales de lograrlo: a través de la estimulación y del refuerzo positivo.

1. Estimulación ambiental

Canario posado sobre la mano de su tutor.
El enriquecimiento ambiental y los sonidos de la naturaleza incentivan el canto de los canarios. Crédito: Pedro Truffi/Freepik.

Exponer a un canario a un buen repertorio de sonidos ambientales es una de las mejores opciones para estimular su canto. De esta manera, se apela a su capacidad de imitación, a la vez que se le proporciona enriquecimiento ambiental, por lo que también se beneficia su salud mental.

Pasar tiempo con él y silbar melodías que quieres que imite es una buena opción.

Recuerda que esta estimulación no debe ser estresante para el canario. No aportan nada los sonidos del tráfico, por ejemplo, y lo único que conseguirás es que se ponga nervioso. Los mejores sonidos son los naturales, como el sonido de otras aves.

2. Aprendizaje de adultos

Un estudio publicado en Current Biology demostró que las aves cantoras jóvenes tienen una mayor capacidad de aprendizaje auditivo. Esto se debe a que interiorizan de sus padres y del resto de su bandada todo lo relacionado con la supervivencia, antes de la edad adulta. De aquí se deriva la primera recomendación al respecto: nunca adoptes un canario que no se haya independizado de sus padres.

Por otro lado, también es muy útil reproducir grabaciones de canto de otros canarios más experimentados. De esta manera, los patrones serán cada vez más familiares para el canario de canto y, con el tiempo, acabará por imitarlos.



3. Condicionamiento basado en refuerzo positivo

Por último, existe otra técnica con la que se puede incidir de forma directa en el aprendizaje del ave cantora: reforzar su comportamiento. Es la mejor manera de enseñar y, además, fortalecerá la relación que tienes con tu ave.

Esta estrategia consiste en premiar al ave con golosinas y elogios cada vez que vocalice o imite sonidos que quieras que aprenda. Es importante que no sea al azar y que el animal sepa qué comportamiento pretendes reforzar. Para ello, solo debes relacionar un sonido o una palabra a la entrega del premio.

Esta sencilla asociación entre comportamiento, señal y recompensa estimulará a tu canario a cantar más a menudo. Además, acabará por identificar qué sonidos concretos producen recompensa, así que es posible aplicar este condicionamiento a cantos específicos.

Un último consejo para entrenar a tu canario cantor

La recomendación final, aunque es la más general, también es la más fundamental: paciencia. Entrenar a un ave para que cante cuando no es su tendencia innata, y más si quieres melodías específicas, no se consigue en un día. No pierdas la esperanza, pues con cariño y buenas interacciones lograrás melodías muy especiales.

Y, por supuesto, jamás recurras al castigo o a cualquier otro método que pueda dañar al animal, física o emocionalmente. Lejos de que trine o no, el objetivo de convivir con un ave —o cualquier otra especie— es darle unos cuidados adecuados y que su vida sea digna, feliz y llena de salud.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.