Cría de canarios: todo lo que debes saber

A través de los años, el trabajo de los criadores de canarios ha quedado plasmado en la historia por medio de las diversas razas que existen en la canicultura. En la actualidad, todas ellas están agrupadas en 3 tipos.
Cría de canarios: todo lo que debes saber
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 25 marzo, 2022

Las aves son unos de los animales domésticos más habituales en la actualidad, debido en gran parte a su hermosa capacidad para cantar y a los colores que exhiben. El canario es una especie carismática, buscada por su vibrante plumaje y tamaño compacto. Además, la cría de estas aves es una actividad que tiene bastantes años en práctica y no suele ser tan complicada, por lo que es tomado como la primera opción para mascota.

Al igual que con cualquier animal, antes de tenerlos en casa es necesario saber sobre sus cuidados y necesidades. De hecho, estas medidas deben ser tomadas con mayor firmeza cuando se pretende llevar a cabo la cría de alguna especie. Por ello, en este espacio explicaremos los requisitos y recomendaciones que te servirán para cuidar bien de esta hermosa ave. Sigue leyendo y entérate de todo lo necesario para comenzar a criar.

Origen de los canarios

¿Cómo es el comportamiento de los canarios?

El canario es un ave alegre y activa, de tamaños compactos que alcanzan los 13 centímetros de altura. Los colores habituales de estos pájaros son una combinación de amarillos con líneas grises y verdes, lo que en su hábitat le ayuda a camuflarse entre la vegetación. Asimismo, otro de sus aspectos característicos es su canto, el cual es muy distintivo y que lo delata dentro de su medio.

La especie silvestre se llama Serinus canaria, pero reciben el nombre de “canarios”, debido a las islas en donde fueron descubiertas. De hecho, se cree que los primeros ejemplares llegaron a Europa en 1402 como parte de unos regalos hechos al entonces Rey de Castilla. Durante este período, la conquista de las Islas Canarias implicó que España mantuviera el control de aves tan hermosas.

El comercio con esta ave se volvió tan popular que en el siglo de XVII aparecen las primeras leyes que aprueban su cría y compraventa. Es en este momento que los canarios pasan por un proceso de selección artificial, donde se generan los diferentes linajes domésticos y que derivan en los ejemplares de hoy día.

Época de reproducción

En la naturaleza, el ciclo reproductivo del canario se realiza por temporada, comenzando en primavera y terminando en verano. Por esta razón, los meses en los que se debe preparar la cría debe ser entre marzo y junio. Esto significa que se deberán elegir las parejas, la jaula, el nido y propiciar las condiciones idóneas para su apareamiento con algunos meses de anterioridad.

Elección de la pareja del canario

Antes que nada, se debe enfatizar que la mejor edad para que los canarios empiecen su cría es cuando cumplen un año. Aunque es cierto que estas aves alcanzan su madurez sexual a los 6 o 9 meses, aún son muy jóvenes para enfrentarse al proceso.

Una vez que sabes quienes son los ejemplares que tienen la edad suficiente, lo único que queda es observar el comportamiento, el canto y las características del color. Este proceso debe llevarse a cabo al menos un mes antes de su temporada de reproducción para que puedan convivir y no existan peleas entre ellos.

En algunos sitios se menciona que es necesario cruzar canarios que presenten los mismos rasgos, sin embargo, esto no es obligatorio. La realidad detrás de ello es que no pasa nada si cruzas a dos tipos diferentes de canarios, ya que las variaciones solo son morfotipos de la misma especie. Además, dentro de las consecuencias más “fuertes” se encuentran la pérdida de la pureza del ejemplar, que es algo más estético que biológico.

Ritual de apareamiento

Este pájaro utiliza su canto como medio para atraer a su pareja tratando de incitarla a copular. En este momento, la hembra puede mostrar un comportamiento en donde agacha su cabeza e inclina su cuerpo en señal de aprobación. De esta forma, el macho se sube encima de la hembra para tratar de inseminarla y fecundarla. Dicho evento se repite varias veces a lo largo del día para asegurar que la hembra se fertilice.

Respecto a este acto en cautiverio, existen algunas variables que podemos modificar, ya que se puede forzar la formación de las parejas. Esto lo logramos dejando que ambos interactúen en la misma jaula, pero con un separador de por medio. Como resultado de esto, la pareja se habitúa a estar juntos y es más fácil que la hembra acepte al macho para copular.

Esto último es un proceso importante para la cría de canarios, ya que de no hacerlo, podrías ocasionar peleas que deriven en daños severos a tus mascotas. Recuerda que el proceso debe realizarse con suficiente tiempo de anticipación para asegurar que ambos se conozcan al llegar el apareamiento. Con este método lo único que tendrás que hacer será retirar el separador para que tengan contacto físico.

Elección de la jaula y nido

¿Por qué mi canario ha dejado de cantar?

Cuando se elige la jaula para la cría de canarios es importante buscar mantener el confort de las aves. Para ello, las jaulas para un solo ejemplar deben cumplir con al menos las siguientes medidas y condiciones:

  • Tamaño mínimo: 25 cm de largo, 17 de ancho y 23 de alto.
  • Perchas (palos que le permitan reposar): 3 dispuestas a lo largo de la jaula, evitando que estén una sobre otra.
  • Contenedores de comida: agua y semillero, colocados en sitios contrarios. El agua debe ser cambiada cada día.
  • Forma de jaula: cuadrada, las de bordes redondeados le quitan espacio.
  • Bañeras: un recipiente largo de plástico con agua, ofrecérselo 2 o 3 veces por semana.

Sin embargo, es necesario remarcar que para los canarios en reproducción se deben ampliar las características, ya que necesitan de espacios mucho más largos. En este sentido se necesita como mínimo lo siguiente:

  • Tamaño mínimo: 56 cm de largo, 30 de ancho y 41 de alto.
  • Perchas (palos que le permitan reposar): 4 dispuestas a lo largo de la jaula, evitando que estén una sobre otra.
  • Contenedores de comida: agua y semillero, colocados en sitios contrarios. El agua debe ser cambiada cada día.
  • Forma de jaula: cuadrada.
  • Separador: que divida la jaula a la mitad, pero permita que la pareja se vea e interactúe poco.
  • Bañeras: un recipiente largo de plástico con agua, ofrecérselo 2 o 3 veces por semana.

En lo que respecta a su nido, una de las mejores opciones es optar por los que se venden de manera comercial. Esto te permite evitar tener que darles algún tipo de sustrato para que lo construyan desde cero. A pesar de ello, es recomendable que se les proporcione heno, hilos de yute o pelo de cabra para que terminen de retocarlo a su antojo. Eso sí, evita a toda costa usar algodón, ya que es un elemento peligroso.

¿Dónde mantengo la jaula?

Los canarios son organismos que una vez aclimatados pueden soportar bien el frío poco intenso. No obstante, son muy susceptibles a los cambios abruptos en su temperatura, por lo que se debe evitar poner la jaula cerca de salidas o ventanas. Además, la cocina es uno de los peores lugares para mantenerla, ya que el calor y el aíre húmedo puede llegar a ser fatal para estas aves.

Puesta y cuidado de los huevos

La puesta tomará lugar unos días después de que haya comenzada la cópula. Para ello, la recomendación general es extraer cada huevo del nido recién se ponga reemplazándolos por uno falso. Esto se hace para lograr que todas las crías nazcan en el mismo día, evitando que los menores sean relegados y mueran de inanición.

Cada huevo extraído debe ser mantenido en una caja que contenga al menos un poco de arena o sustrato caliente para retener la temperatura. Los canarios realizarán la puesta diariamente, llegando a tener un total de 4 o 5 crías. Al encontrar al cuarto huevo se deberán regresar todos los anteriores para que la hembra termine la incubación.

Cuidado de las crías de canarios

Si todo sale bien, después de 15 días los polluelos comienzan a salir del cascarón. En este punto, la alimentación es un factor importante, ya que de ella ahora también dependerán las crías. Por esta razón, se les suele dar algunas papillas para cría y vegetales, los cuales están pensados para mantener fuertes a los pequeños. Es más, no es necesario que se les alimente directamente, los padres se encargarán de hacerlo.

A partir de los 18 o 24 días, los polluelos ya lucirán algunas de sus plumas, sin embargo, hay que tener cuidado de que la hembra no se las quite. Este comportamiento de la madre no es extraño, ya que intenta construir con esas plumas un nuevo nido, para remediarlo, solo se tiene que agregar otro nido artificial con un poco de sustrato. Recuerda que la manipulación de los polluelos solo se realiza si la situación lo amerita.

Abandono del nido

En un período aproximado de 30 días desde su nacimiento, los polluelos se vuelven capaces de abandonar su nido. Por esta razón, una buena opción es separarlos de sus padres y mantenerlos en una jaula de tipo “voladora” para que puedan hacer ejercicio y desarrollarse. De hecho, esto es importante ya que los padres pueden volverse a aparear, por lo que necesitarán de su espacio privado.

Recuerda que si quieres mantener la salud de tus aves, la mejor opción es tener jaulas de tamaños grandes que les permitan volar a su antojo. Las jaulas con una altura considerable suelen ser la opción fundamental para los amantes de las aves. Además, ante cualquier problema acércate con un profesional y asesórate muy bien, aunque parece sencillo, la cría de canarios necesita mucho ímpetu e información.

Te podría interesar...
Las 5 enfermedades más comunes en canarios
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las 5 enfermedades más comunes en canarios

Las enfermedades más comunes en canarios suelen ser de origen fúngico y bacteriano. El tratamiento difiere según el patógeno causal.



  • Wetmore, A. (1916). Canaries: their care and management (No. 770). US Government Printing Office.
  • Coutteel, P. (2003, January). Veterinary aspects of breeding management in captive passerines. In Seminars in Avian and Exotic Pet Medicine (Vol. 12, No. 1, pp. 3-10). WB Saunders.
  • Ravazzi, G. (2017). El gran libro de los canarios. Parkstone International.
  • Martínez, R. C. (2010). Los canarios lipocrómicos y melánicos. Editorial Hispano Europea.
  • Guarro, E. (1977). Cria del canario y demás pájaros cantores y de adorno: moderno tratado practico, conteniendo todas las reglas necesarias para obtener el mejor resultado en la cria y reproduccion (No. Sirsi) a375620).