Consecuencias legales del maltrato animal

Las leyes sobre maltrato animal han ido evolucionando y adaptándose a los nuevos tiempos y conceptos. ¿Cómo son en la realidad?

El concepto del maltrato animal comprende toda forma de abuso físico o emocional, así como el abandono y el desentendimiento de las necesidades básicas de un animal doméstico o silvestre. Es decir, toda acción o contexto que produzca dolor o sufrimiento al animal en cuestión.

No siempre el maltrato se expresa a través de la violencia física directa, como los golpes o el encierro. Si un dueño no ofrece agua, comida e higiene a su mascota, lo que condena al animal a condiciones insalubres de vida, ello también es una forma de violencia. Así mismo, explorar la fuerza física de un animal obligándolo a trabajar también se considera como tal.

Para resumir, se puede decir que las siguientes condiciones caracterizan al maltrato a los animales:

  • No proveer una alimentación en la cantidad y calidad adecuada, así como agua limpia y apta al consumo.
  • Mantener el animal en condiciones insalubres, sin proveer la adecuada higiene en su entorno.
  • Obligar al animal a trabajar por varias horas seguidas sin descansos o cuando no está en condiciones de hacerlo.
  • Ejercer violencia física utilizando o no instrumentos que causan dolor, como cinturones, látigos, etc.
  • Explorar la fuerza física del animal obligándolo a tirar carros, cargar excesos de peso o participar en peleas.
  • Obligar o estimular de forma no voluntaria al animal con drogas y sustancias químicas.
  • Abandono.

Consecuencias legales

Cada país puede tener su propia legislación con respecto a las penas aplicables en caso de maltrato animal. Teóricamente, el agresor podría ser sancionado con prisión de 15 días a un año, dependiendo del país. En España, puntualmente, el artículo 337 del Código Penal prevé pena de tres meses a un año en la cárcel para los maltratadores de animales.

Pero, en la práctica, difícilmente una persona cumple tiempo de prisión por una denuncia de maltrato animal. La mayoría de los agresores terminan pagando multas o realizando servicios comunitarios sustitutivos, principalmente si nunca han registrado una denuncia en su contra o si no fueron acusados de un delito.

Además de laxa, la legislación española –y de muchos otros países– aún no reconoce los derechos de los animales. Su alcance llega a la protección del bienestar y de la integridad del animal, pero no les concede derechos específicos.

Cómo denunciar el maltrato animal

¿Cómo denunciar el maltrato animal?

El próximo paso tras identificar un caso de maltrato animal es formalizar la denuncia. Si bien las consecuencias legales de este delito no son proporcionales al daño ocasionado a las víctimas, la denuncia posibilita liberar al animal de un enorme sufrimiento y ofrecerle una mejor calidad de vida.

En el momento de hacer la denuncia, es esencial mantener la calma para poder expresar de forma clara y objetiva las situaciones de abuso que se han presenciado.

También es importante no desistir en la denuncia si la persona que reciba la declaración parece poco interesada en el caso. Desafortunadamente, aún existe mucha falta de sensibilidad y empatía cuando se habla de maltrato animal.

Lo ideal es hacer la denuncia de forma presencial y, si es posible, acompañar tu declaración con fotos, videos y testimonios que comprueben las agresiones hacia el animal. Ello ofrecerá mayor seriedad y confiabilidad a tu denuncia, lo que incentivará que las autoridades actúen rápidamente para cesar los maltratos.

Si es posible, también se aconseja reunir algunos datos básicos del agresor, como nombre y dirección; ello facilitará la acción de las autoridades. En España se puede realizar la denuncia de forma presencial acudiendo a la Policía Nacional, ayuntamientos, a la Guardia Civil o directamente a un juzgado.

Denunciar telefónicamente el maltrato animal

Tras concluir la declaración, se aconseja siempre solicitar la denuncia por escrito. Esta constancia de que el maltrato fue denunciado es fundamental, pues las autoridades solo son obligadas a actuar después de la tercera denuncia, según la normativa.

¿Se puede denunciar telefónicamente el maltrato animal?

El maltrato animal también se puede denunciar por vía telefónica, si la persona no puede acudir a un organismo público para concretar la denuncia.

Cada país suele destinar un número específico para denuncias relacionadas con animales, ya sean domésticos o silvestres. Con una búsqueda en internet, no debería ser difícil encontrar el código correcto según su lugar de residencia.

Denunciar el maltrato animal vía telefónica en España

  • Emergencias (animales domésticos): 112
  • SEPRONA (animales silvestres): 062

Recuerda ser lo más específico y objetivo posible al denunciar vía telefónica el maltrato animal, para no dar lugar a errores de interpretación. En estos casos se recomienda informar al menos la dirección donde ocurren los maltratos y alguna referencia para facilitar el reconocimiento del agresor.

  • BOE. Código de Protección y Bienestar Animal. Extraído de: https://www.boe.es/legislacion/codigos/codigo.php?id=204_Codigo_de_Proteccion_y_Bienestar_Animal&modo=1
  • Jacobo Mesías Rodríguez . Universidad de Vigo. 2018. Los delitos de maltrato y abandono de animales en el Código Penal español. Extraído de: https://ddd.uab.cat/pub/da/da_a2018v9n2/da_a2018v9n2p66.pdf