Crónica del maltrato animal en España

Los datos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) evidencian que en el país se producen alrededor de 15 000 denuncias de perros maltratados, a los que habría que sumar los de otras especies

La existencia aún de maltrato animal en España es una realidad, y tal vez el problema parece más acusado día tras día por los progresos que se han hecho en los derechos y libertades de los animales, pero lo cierto es que siguen existiendo múltiples casos de maltrato animal en España.

Crónica del maltrato animal en España

La historia se repite con diferentes nombres y razas, pero con muchos factores en común: perros rescatados, que actualmente tienen una feliz familia, pero que en su momento sufrieron un calvario. Algunos de ellos aún palidecen y se orinan ante la visión de bastones o cinturones, lo que deja claro que los animales no olvidan.

Los datos que cada año alumbra el SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza) habla por sí solos: alrededor de 15 000 denuncias al año por perros maltratados, datos a los que se suman otras especies. Este mismo cuerpo de la Guardia Civil realiza más de 11 000 intervenciones contra el maltrato animal anualmente.

Este maltrato se escenifica en escenas dignas de una película de terror: ahorcamientos, heridas de bala, desnutrición, envenenamientos, o casos de maltrato físico, robos o abandono son algunas de las formas de maltrato animal en España.

La caza y el maltrato animal en España

A los datos de la Guardia Civil hay que sumar aquellos donde este cuerpo de seguridad del Estado no interviene: según varias ONG, más de 120 000 perros son abandonados en España, y por desgracia un gran porcentaje de ellos son animales de caza.

Abandono de perros en 2015

Aunque por suerte la inmensa mayoría de cazadores cuidan de sus animales y los tienen en buenas condiciones, lo cierto es que los porcentajes de abandono son bastante más altos en el sector cinegético: los animales abandonados por cazadores suponen el 40% del total.

Las asociaciones animalistas calculan que los galgos y podencos son los más abandonados, unos animales tradicionalmente usados para la caza. La cifra podría rebasar los 50 000 galgos y podencos abandonados anualmente, y a pesar de que la Federación Española de Galgos aseguroa un riguroso registro de nacimiento, parece que la cría ilegal y los robos están detrás de estas cifras.

Se calcula que en 2 016, alrededor del 13% de los abandonos fueron tras la temporada de caza; y tristemente aunque muchos cazadores tienen bien a sus compañeros, lo cierto es que los perros de caza siguen sufriendo el maltrato en mayor medida que los de compañía.

El maltrato a animales exóticos y silvestres

Probablemente los animales silvestres son unos de los que más sufren maltrato animal en España. La tenencia de animales exóticos está permitida y es bastante libre, por lo que algunas personas pueden tener tigres, serpientes peligrosas o incluso caimanes.

Estos animales, que difícilmente pueden ver todas sus necesidades cumplidas en cautividad, ven toda su vida empobrecida a mínimos al vivir en una casa. Incluso otras especies como el zorro fénec o el suricato se ven afectadas por la tenencia de animales silvestres en cautividad.

Razas de zorros

Aunque cada día más prohibidos, circos con animales son otra de las cuentas pendientes con la fauna que tenemos, y uno de los mayores ejemplos de maltrato animal en España. El entrenamiento por maltrato y hambre es lo habitual en estos centros que mutilan a los grandes felinos para que no representen un peligro.

Un cambio de paradigma contra el maltrato animal en España

Lo cierto es que parece que el pensamiento colectivo a favor de los derechos de los animales parece avanzar cada día en mayor medida; un ejemplo de ello es las reacciones ante el maltrato en granjas o a escenas de mataderos o granjas de peletería.

En cuanto a la tauromaquia, aunque cada día en mayor caída libre, sigue siendo una de las cuentas pendientes contra el maltrato animal en España. Cada vez las plazas de toros están más vacías, y las manifestaciones en su contra están más llenas.

Parece necesaria cada vez más una reforma del código penal que comience a actuar realmente contra el maltrato animal en España. La tenencia de especies salvajes en hogares, el abandono de pequeños animales y espectáculos como los circos y la tauromaquia son cada vez más rechazados por la población, y deben reformarse.

Te puede gustar