¿Es buena idea tener un zorro fénec como mascota?

Por el momento su tenencia está permitida, pero su comercio y su captura suele ser ilegal, y ello puede tener implicaciones con la justicia; los veterinarios tampoco saben demasiado de este animal, así que es una decisión arriesgada...

El zorro fénec es un animal muy llamativo, que enamora a primera vista. Seguramente os habéis encontrado algún vídeo en redes sociales, que hace que parezcan animales adorables, pero no se debe olvidar que es un ejemplar salvaje. En este artículo entramos a valorar si es recomendable o no tener zorro fénec como mascota.

¿Es legal tener un zorro fénec como mascota?

A día de hoy sí es legal, y recalcamos esto porque se ha propuesto en más de una ocasión incluirlo como especie invasora, lo cual haría que quedase prohibida su compra o su tenencia. Aunque actualmente esté permitido, el cambio legislativo es más que probable y debe hacernos pensar en si es una buena idea tener un zorro fénec como mascota.

Aunque algunas especies salvajes como las iguanas o los loros pueden estar en nuestra casa, lo cierto es que hay animales salvajes que no están hechos para vivir cautivos.

A pesar de que su tenencia es legal, lo cierto es que su venta no está muy regularizada, y por tanto podemos acabar comprando un animal capturado ilegalmente en su país de origen, lo cual es a todas luces inmoral.

Por mucho que nos garanticen su crianza, es muy común que provengan ilegalmente de la naturaleza y no lo sepamos, pues es relativamente barato capturar y transportar esta especie. Por tanto, podemos incluso estar incurriendo en un delito al comprarlo, especialmente a través de internet.

Zorro del desierto o fénec: características

Las noches desérticas del fénec

Una de las principales razones para no tener un zorro fénec como mascota es el clima: sus orejas, pelaje y fisiología están adaptadas al clima del desierto, sus temperaturas extremas y su escasez de agua. Es por ello que sufre de problemas renales y de termorregulación, al ser mascota en zonas como Europa y Estados Unidos.

Su comportamiento es otra de las razones por las que el zorro fénec es una mala mascota: es un animal nocturno, y en principio no debería tener actividad a las mismas horas a las que nosotros estamos despiertos.

Es por ello que la luz artificial y el cambio en sus ritmos circadianos hacen que el zorro fénec también pueda ser propenso a enfermedades de condición hormonal, de forma similar a la enfermedad adrenal del hurón. Cabe señalar hay escasa experiencia veterinaria en este animal, así que podemos tener pocas soluciones tras trastocar los ritmos de luz de la especie.

¿Es buena idea tener un zorro fénec como mascota?

En general, los carnívoros dedican en estado silvestre la mayoría del tiempo a recorrer su territorio en búsqueda de presas. Cuando les quitamos la oportunidad de buscar y cazar su propio alimento, se aburren la mayoría del día y suelen tener comportamientos estereotipados, algo que afectará al animal si tenemos un zorro fénec como mascota.

Razas de zorros

Aunque el enriquecimiento ambiental es una herramienta para mitigar estos problemas, lo cierto es que en primer lugar debe basarse en una gran instalación con arena y rocas, en la que el animal pueda tener su madriguera y que tenga acceso al exterior.

Además, debe estar cimentada en el fondo para impedir que se escape excavando, lo cual hace inviable que un zorro fénec como mascota pueda ser mantenido bien por un particular.

Conviene además señalar que, aunque no se le diera la posibilidad de cazar, sí parece indispensable para su bienestar el uso de presa muerta en forma de pollitos de un día o ratas; se desconocen las implicaciones en materia de bienestar y salud que supone el darles únicamente pienso.

En las casas o pisos, el fénec suele acabar frustrado, y vuelca dicha frustración contra el mobiliario e incluso puede tornarse agresivo. El zorro fénec como mascota puede tener una experiencia muy negativa al convivir con el ser humano, similar a la de otras especies como el suricato.

Por muy adorable que nos pueda parecer, y por mucho que nos comprometamos a cuidarlo, lo cierto es que es muy difícil que un zorro fénec como mascota viva feliz. En definitiva, solo debieran tenerlo profesionales o centros especializados, y donde mejor está es en el desierto que ha visto nacer a esta especie.

Te puede gustar